Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog
grandes fiascos.jpg
Los cinéfilos somos fans del cine pero, como en otros casos, la fascinación se manifiesta en la identificación con algunas personas, particularmente los directores.  Grandes nombres aparecen en los créditos de inicio de las películas y para un buen cinéfilo la emoción empieza desde que aparece el nombre de su ídolo en la pantalla como sello de calidad. 
 
Algunos nombres son una apuesta casi segura, pero hasta los grandes se equivocan en las decisiones que toman cuando eligen dirigir una película (y eso que cuando actúan como productores terminan vinculados a títulos realmente vergonzosos). Mi primer post del año está dedicado a aquellos fiascos de algunos de los grandes genios de la historia del cine contemporaneo. C
onsciente de que entre gustos no hay disgustos, comentaré algunos casos de películas a mi juicio fallidas que han sido realizadas por grandes directores. 

Después de ser un ícono del cine western y de la historia del cine, Clint Eastwood decidió ser director y nos ha regalado algunos de los mayores clásicos del cine de las últimas décadas. Sin embargo, también hizo Medianoche en el jardín del bien y el mal, una película tan aburridora que no parece hecha por este gran narrador.  Tampoco funciona bien su más reciente, J Edgar, pero aquí la culpa es también del personaje en el que se inspira, uno de los más detestables del siglo XX.

Increíble fue también para los admiradores de Tim Burton, autor de maravillosas películas como Edward manos de tijera y Big Fish, que éste decidiera hacer uno de los peores remakes de la historia: El Planeta de los simios, una película de la que poco se rescata, aunque en honor a la verdad Burton no ha hecho nada bueno después de sus coqueteos con el 3D en su versión de Alicia en el país de las maravillas. Otro que se arriesgó con un remake que salió muy mal fue Gus Van Sant, quien se metió con el cine de Hitchcock para hacer en el 2000 una mala copia de la película Psicosis. 

Steven Spielberg es un director de culto que a mí, personalmente, poco me gusta.  El llamado “Rey Midas del cine” plantea buenas historias pero tiene serios problemas para terminarlas bien y muchas de sus películas tienen un flojo remate. Hasta sus más fervientes seguidores reconocen que títulos como La guerra de los mundos, Hook e Inteligencia artificial son intentos más que fallidos.

Jack, la historia de un niño que crece cuatro años en uno y que debe ir a la escuela con una espesa barba y apariencia de padre de familia puede ser una divertida opción de entretenimiento familiar, pero no esperaríamos que fuera el proyecto de un maestro como Francis Ford Coppola autor de clásicos del cine como Apocalypsis Now y El Padrino.  Coppola, como muchos, también ha sido director de alquiler.  De igual forma, Brian de Palma, director de Caracortada y Los Intocables, es también responsable de títulos como Misión a Marte y la última saga de Misión Imposible, que es casi una burla a la serie de tv de los 70. 

Algunos casos son casi increibles, como el de Robert Altman, autor de Juegos de Hollywood y Gosford Park, que en 1980 hizo una versión de Popeye o Ang Lee, autor de El tigre  y el dragón y Secreto de la montaña, que también realizó Hulk en su peor versión cinematográfica y Night Shyamalam, director de Sexto Sentido y autor de El último guerrero del aire, ganadora de varios premios Razzie (galardón otorgado a las peores películas de cada año) y La dama del agua 

Hay directores que tuvieron un mal inicio como Peter Jackson y  que excluyo en este comentario, pero también hay otros con un pasado brillante y que ahora dan pasos en falso.Es el caso de Oliver Stone, uno de los autores que mejor ha representado en el cine a la cultura norteamericana y que hizo una versión risible de Alejandro Magno en Alexander y se mofó de su interesante película Wall Street con una segunda parte que daba lástima.
Roland Joffé también tuvo películas inolvidables como La Misión,  pero el año pasado sorprendió con una de las grandes decepciones: Encontrarás dragones una películas pesimamente narrada.  En esta categoría podríamos ubicar también a Ridley Scott, autor de culto por Blade Runner, pero también responsable del panfleto multipremiado La caída del halcón negro y, sobre todo, de Cruzada, una película que pocos recuerdan con cariño.
 
Muchos más son los casos de buenos directores con alguna película que preferirían borrar de sus archivos. Podríamos mencionar (y la lista puede crecer con sus aportes) a Alan Parker con Evita, a los hermanos Wachowski con Meteoro, a Pedro Almodóvar con Kika, a Bryan Synger con Superman Regresa…

Como siempre se ha dicho, la excepción confirma la regla y es por eso que muchos grandes directores se han recuperado de grandes fiascos que han afectado momentáneamente su imagen o, lo que puede preocuparles más, sus bolsillos (tema del que no hablo aquí), pero han salido adelante con grandes obras, por eso es que como cinéfilos y fans se los perdonamos con la condición de que por cada fiasco nos regalen muchos clásicos más.
 
Finalmente, quiero terminar este post con mis mejores deseos para todos los lectores del blog para este 2013. Que sea un año provechoso para todo y que también podamos ver muy buen cine este año. Los invito a ver mi video con las películas favoritas de 2012, que ha sido publicado en la página de opinión de El Tiempo: http://www.youtube.com/watch?v=wbTLFHiZnf0

(Visited 213 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Jerónimo Rivera Betancur: Doctor en comunicación. Profesor universitario, autor de seis libros sobre cine, investigador en temas de imagen y cultura y fundador de la Red Iberoamericana de Investigadores Audiovisuales pero, antes que nada, cinéfilo. Web: www.jeronimorivera.com Canal de Youtube: Amigos del Cine.

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Si quieres conocer más de mi vida y a lo que me dedico, sígueme en:

https://www.youtube.com/@Immiland

https://www.instagram.com/eddy.ramirez21/

-->Tequilera, bar tender, lavaplatos, cocinera, mesera, estos son muchos de los trabajos de primera línea a los que se puede enfrentar un inmigrante, iniciando su nueva vida en Canadá. Así lo hice yo.

¿Devolverme a Venezuela o quedarme en Canadá? Esa era la pregunta que retumbaba en mi cabeza mientras ese ángel que encontré en Migración hacia mi aplicación, la cual me permitió como estudiante de idiomas y con mi nuevo status llamado Destitute Student (‘Estudiante Indigente’) conseguir una visa de trabajo Después de pensarlo por tres días, decidí quedarme a trabajar en Canadá para poder pagar mis estudios y como decimos los venezolanos’’echarle bolas’’, porque definitivamente en esta vida no se escoge dónde se nace, pero sí dónde vivir.  Bienvenidos a la segunda parte de mi historia, donde les presento un momento fundamental de mi pasado y mi presente en este país. Debo confesarles que nunca pensé que fuese a ser tan difícil, pero ahí estaba yo, aventurándome a un mundo desconocido, con el único objetivo de reunir, en poco tiempo (4 meses), el dinero para pagar el cincuenta por ciento (15.000 CAD) de mi maestría, pero no solo eso, debía pagar también la renta y mis gastos personales y lo sé, suena descabellado, pero lo asumí con mucha planificación y meticulosidad.
’’Uno nunca sabe lo fuerte que es, hasta que en realidad tiene que ser fuerte’’
Conseguí el primer trabajo de mi vida. Este quedaba en el Viejo Puerto, una zona muy turística de Montreal. Allí aprendí lo que es ser multitask: servir diferentes tipos de cervezas, hacer pizzas, fajitas, poutine, alitas de pollo, hamburguesas, de todo. No era mi único trabajo, tenía que reunir el dinero suficiente, así que de domingo a domingo y durante esos meses mi rutina se resumía en: tomar órdenes, cargar montañas de platos y limpiar baños como a muchos inmigrantes nos toca al inicio. 
’Y es que en las adversidades es donde nacen nuevos guerreros’’
Creo que jamás en mi existencia he trabajado tanto. No tenía más vida: todas las tardes salía del Viejo Puerto, a iniciar mi siguiente turno en un restaurante italiano en el que más que salario trabajaba por comida. El dueño amablemente me brindaba lo que no se vendía y así yo podía ahorrar gastos. Ese señor se convirtió como en mi abuelo, mi abuelo italiano.
 
Ver esta publicación en Instagram
 

Una publicación compartida por Eddy Ramirez (@eddy.ramirez21)

Además del trabajo, yo seguía estudiando francés todas las mañanas hasta el mediodía. Al terminar el verano comencé el máster. Un año más tarde, me gradué de abogada en Derecho Internacional de Negocios, LL.M de la Universidad de Montreal, con un GPA de 3.8, demostrándome que en mi vida no habría obstáculos más grandes que mis ganas de crecer y de superarme. Inspirada en esto, apliqué a la Residencia Permanente.  Al cabo del tiempo, empecé nuevos estudios, pero esta vez, en Inmigration consulting y logré culminarlos también. La vida comenzó a sonreír un poquito más, después de tantos sacrificios, todo estaba dando los mejores frutos. En medio de esta travesía, comprendí que no estaba sola en esta situación, ni era la única con un sueño por cumplir. Somos miles de migrantes a diario dejando todo atrás y buscando una mejor vida, así que algo detonó en mi cabeza, era el momento de que Eddy Ramírez pusiera en práctica sus estudios, experiencia y todo lo que aprendí de mi mamá.  Finalmente, llegó el día de materializar y darle vida a esta Tierra de Inmigrantes.    Continuará… Con amor, Eddy.   

Si quieres conocer más de mi vida y a lo que me dedico, sígueme en:

https://www.youtube.com/@Immiland

https://www.instagram.com/eddy.ramirez21/

2

Una vez más las candidaturas que otorga la Asociación de Artes(...)

3

A medida que avanza este periodo, se ha mostrado una predilección(...)

4 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar