Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog
cine y periodismo II.jpg

Gran acogida tuvo mi post de la semana pasada en el que hablé acerca de la relación entre cine y periodismo (véala aquí). Esta semana termino con algunas películas que abordan temáticas distintas relacionadas con esta bonita pero difícil profesión.


PERIODISMO INVESTIGATIVO
Muchas películas resaltan el rol del periodista que pregunta, investiga y se convierte en un obstáculo para quienes, en medio de un problema legal, intentan ocultar información importante o manipular a la opinión pública.  Así, encontramos películas centradas en la investigación sobre personajes criminales como la ecuatoriana Crónicas de Sebastián Cordero, en la que un reportero investiga un hombre acusado de asesinar niños (inspirada en el caso Garavito); Zodiac de David Fincher alrededor del caso del asesino en serie Zodiaco, que nunca fue descubierto o La vida de David Gale de Alan Parker y Ejecución inminente de Clint Eastwood en las que un reportero asume una investigación dirigida a defender la vida de un inocente condenado a muerte.
Otra trama importante en esta categoría es la del periodista que se convierte en abanderado de una causa justa en contra de un gran sistema.  En El intercambio de Clint Eastwood, un pastor y locutor de radio asume una investigación para desenmascarar a la policía local que ha sustituído el hijo de una mujer por otro para tapar su incompetencia; en El Dilema de Mann y El informe pelícano de Pakula se trata de periodistas que asumen como propia la causa de un grupo de personas afectados por la corrupción del Estado o las grandes corporaciones.  Igualmente, encontramos películas en donde se abordan las relaciones entre el poder y el periodismo, pero haciendo un énfasis mayor en la investigación que desenmascara a los culpables. Ejemplo de lo anterior son dos maravillosas cintas: Los Ángeles al desnudo de Hanson y Todos los hombres del presidente de Pakula. En la primera, se ponen al descubierto oscuros secretos detrás del glamour de Hollywood (trama también de Hollywodland) y en la segunda, por medio de dos periodistas bien tipificados (interpretados por Robert Redford y Dustin Hoffman) se describe con lujo de detalles el proceso de investigación periodística que llevó a la renuncia de Richard Nixon por el caso del Watergate: Una clase magistral de periodismo investigativo.  
PERIODISMO Y PODER
No es gratuito que, aun hoy, al periodismo se le denomine el cuarto poder: Informar a la opinión pública, suministrar datos y opinar directa o indirectamente es en sí mismo un gran poder que atrae la ambición de gente influyente que, por medio de muchas artimañas, intentan seducirlo y corromperlo.  A esto se suma, además, al tráfico de influencias como relación perversa entre periodistas, miembros del Estado y grandes corporaciones: Una completa aberración  para cualquier manual de ética periodística. 
Son muchas las películas que critican esta relación y en donde los periodistas no salen muy bien librados.  La reina, por supuesto, es Ciudadano Kane considerada por muchos como la mejor película de la historia y al parecer basada en la vida de William Randolf Hearst magnate del periodismo en Estados Unidos. La película sufrió varios intentos de censura que no tuvieron éxito y que fueron representados en RKO 281, película de HBO, en 1999.  
Otras películas nos han mostrado la relación entre periodistas y personajes cuestionables de las clases altas como La hoguera de las vanidades de De Palma o al periodista en medio del juego de poder en escenarios delicados como una guerra como la serbia En tierra de nadie de Danis Tanovic, quien fue periodista de guerra y cubrió la guerra de los Balcanes.
Es de destacar, también, que algunas películas han usado hechos históricos para contarlos desde la óptica periodística. Además de la ya citada Todos los hombres del presidente sobre el Watergate, se destaca Cortina de humo de Barry Levinson que hace un guiño que todos entendimos al sex affaire del presidente Clinton contando la historia de una guerra fabricada para desviar la atención del público. Más fiel a la realidad es la recreación de la famosa “entrevista del siglo” entre un cuestionado presidente Nixon y el agudo periodista David Frost en Frost/Nixon de Ron Howard. 
ROLES DEL PERIODISMO
Aunque ya se ha dicho que los reporteros son tal vez la representación más clara del periodista en el cine (incluyendo el cliché del sombrerito y la libreta), el séptimo arte también ha retratado a otros oficios relacionados con el periodismo. 
Además de los paparazzi de La Dolce Vita, vemos también fotógrafos de la crónica roja en La mira indiscreta, reporteros gráficos como el protagonista de La ventana indiscreta de Hitchcock que espía a sus vecinos con un teleobjetivo y hasta un fotógrafo aficionado que logra salir adelante en la favela más peligrosa de Rio de Janeiro por su habilidad para tomar fotografías y vocación periodística en Ciudad de Dios.  
El reportero aparece como personaje en Todopoderoso y en The Paper en donde ambiciona el protagonismo del presentador y fastidiado y cansado de su trabajo en El día de la marmota, en donde está condenado a repetir una insoportable rutina todos los días, atrapado en el tiempo. Para terminar, recordemos la ridiculización al reportero raso que hace una de las mejores películas colombianas, La estrategia del caracol, cuando después de escuchar la historia completa de la película, un joven periodista (interpretado por Carlos Vives) sólo hace una pregunta desafortunada: “¿Y todo eso para qué?” a lo que su desconcertado entrevistado responde: ¿Para qué? ¿Para qué le sirve a usted la dignidad? ¿Esa palabra no existe o no la usan ya en televisión?…fuerte crítica al periodismo nacional. 

No pretendo con estos dos textos agotar la extensa filmografía sobre el tema. Sé que omití títulos importantes, pero sólo quiero hablar de películas que he visto y puedo recomendar.  Si quieres ver la lista completa puedes hacerlo aquí.  Espero que estas recomendaciones sean de utilidad a mis colegas periodistas, mis exalumnos que se dedican a este bonito oficio y, sobre todo, a quienes día a día nos presentan la realidad del mundo bajo su propia mirada esperando que, viendo ejemplos y contraejemplos, no dejen que su lente se ensucie o se rompa por intereses que van más allá de la búsqueda desinteresada de la verdad. 


Espere en mi próxima entrega: La tentación del spoiler 

Para ver otros textos sobre cine y cultura visite Jerónimo Rivera Presenta

Sígueme en twitter: @jeronimorivera

Anteriores entradas:

(Visited 233 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Jerónimo Rivera Betancur: Doctor en comunicación. Profesor universitario, autor de seis libros sobre cine, investigador en temas de imagen y cultura y fundador de la Red Iberoamericana de Investigadores Audiovisuales pero, antes que nada, cinéfilo. Web: www.jeronimorivera.com Canal de Youtube: Amigos del Cine.

Más posts de este Blog

  • Entretenimiento

    Engañar al algoritmo

    Crédito: iStock

    Twitter: @jeroriveracine

    Seguramente te ha pasado que pasas largos intervalos de tiempo frente a tu plataforma de streaming y sientes que no hay nada nuevo para ver o que nada te satisface. Es lógico también que después de tantos meses de pandemia las opciones se reduzcan y el tedio aparezca. Sin embargo, ¿no es extraño que "no encontremos nada" si tenemos plataformas con miles de contenidos a nuestra disposición?

    En otros tiempos, las opciones eran limitadas (en Colombia solo teníamos dos canales de tv en los 80s) pero hoy, ante la gran cantidad de información disponible, es común pasar más tiempo buscando que encontrando material. Para esa búsqueda, y como base misma de su funcionamiento, las plataformas inventaron un algoritmo que, usando fórmulas matemáticas, permite diseñar una oferta de contenidos personalizada para cada usuario. El algoritmo es lo mejor que ha podido pasar en los contenidos audiovisuales en las últimas décadas, y al mismo tiempo lo peor.

    Lo maravilloso del algoritmo es que nos permite ver otros contenidos similares a los que acabamos de ver y, de esta forma, encontrar productos que suelen gustarnos. Lo malo es, justamente, que estos productos se agotan y el algoritmo sigue recomendando otros que tienen alguna relación con lo que nos gusta pero que pueden tener una calidad muy inferior. Al pretender facilitar nuestra búsqueda, el algoritmo limita nuestra libertad de elegir, llevándonos a la sensación de que ya "no hay nada para ver".

    Un paso lógico sería, entonces, ir a las redes sociales para ver las recomendaciones realizadas por nuestros amigos y contactos. Seguramente te sorprenderías de ver la cantidad de coincidencias entre todos ellos pues, lógicamente, las redes sociales también manejan algoritmos que solo nos dejan ver aquella información que coincide con nuestras ideas y expectativas. Es triste perder el tiempo viendo muchas series o películas "populares" que son realmente de muy mala calidad. Recuerda que lo popular no siempre es lo mejor. ¿Estamos entonces condenados a un bucle de recomendaciones que nos atrapa en ciclos de contenidos similares? Ciertamente no.

    Es importante entender, primero que todo, que aunque hay personas detrás de estas compañías, muchos procesos de clasificación y asociación son hechos por inteligencia artificial (bots), que en ocasiones usan categorías poco certeras y hasta absurdas para clasificar los contenidos y que suelen asociarlos sin considerar criterios de calidad. En días recientes, me sorprendí con el género inventado por Netflix de "suspenso insostenible" que es, justamente, lo que el suspenso no debería ser. Así las cosas, quiero recomendarte algunas pistas para "hackear" o engañar el algoritmo de plataformas como Netflix para acceder a series y películas de buena calidad y no quedarnos en las recomendaciones más obvias:

    1- Las categorías que aparecen en la plataforma son muy pocas y limitadas y es realmente difícil hacer una búsqueda si no sabes exactamente lo que estás buscando. En el caso de Netflix, una buena recomendación es acudir a páginas como Netflix Code, que poseen los códigos de muchas categorías que no encontrarás tan fácilmente. Aquí puedes acceder.

    2- Sigue las recomendaciones y lee críticas y reseñas de expertos o personas en cuyo criterio confíes para armar tus propias listas a partir de tus gustos e intereses.

    3- Busca directamente tus directores, actores o guionistas favoritos en la plataforma.

    4- Busca películas que te hayan gustado en el pasado y márcalas positivamente para que el algoritmo refine tus búsquedas.

    5- Hazle caso a la recomendación de la misma plataforma: en lo posible, no prestes tu contraseña. Esto haré que "ensucien" las recomendaciones.

    6- Borra del historial los contenidos que te arrepientes de haber visto. Al hacerlo, no te recomendarán productos similares. Puedes hacerlo en las opciones personales de tu cuenta.

    7- Califica los títulos que te gustaron positivamente pero, sobre todo, marca negativamente aquellos que no te gustan; esto también permitirá que no te recomienden nada similar.

    En resumen, se trata de tomar el control de tu propia experiencia de visualización y encontrar los "tesoros escondidos" que cada plataforma tiene y que, lamentablemente, se esconden detrás de los títulos populares e insulsos. Espero que estas recomendaciones te sirvan para que encuentres más y mejores productos audiovisuales para disfrutar en la comodidad de tu casa.

    La semana pasada iniciamos transmisión de los contenidos de mi canal "Amigos del cine" a través del Canal Nacional Universitario de TV Zoom.
    Aquí te puedes suscribir y activar las notificaciones. Tenemos más de 60 vídeos educativos sobre cine. Te invito a verlos y compartirlos. Esta semana te comparto uno de nuestros videos más recientes sobre la adaptación de libros al cine. Aquí puedes verlo.

    Para ver más textos sobre cine y cultura, visita Jerónimo Rivera Presenta.

    Sígueme en Twitter y en mi página de Facebook

    -->

    Crédito: iStock

    Twitter: @jeroriveracine

    Seguramente te ha pasado que pasas largos intervalos de tiempo frente a tu plataforma de streaming y sientes que no hay nada nuevo para ver o que nada te satisface. Es lógico también que después de tantos meses de pandemia las opciones se reduzcan y el tedio aparezca. Sin embargo, ¿no es extraño que "no encontremos nada" si tenemos plataformas con miles de contenidos a nuestra disposición?

    En otros tiempos, las opciones eran limitadas (en Colombia solo teníamos dos canales de tv en los 80s) pero hoy, ante la gran cantidad de información disponible, es común pasar más tiempo buscando que encontrando material. Para esa búsqueda, y como base misma de su funcionamiento, las plataformas inventaron un algoritmo que, usando fórmulas matemáticas, permite diseñar una oferta de contenidos personalizada para cada usuario. El algoritmo es lo mejor que ha podido pasar en los contenidos audiovisuales en las últimas décadas, y al mismo tiempo lo peor.

    Lo maravilloso del algoritmo es que nos permite ver otros contenidos similares a los que acabamos de ver y, de esta forma, encontrar productos que suelen gustarnos. Lo malo es, justamente, que estos productos se agotan y el algoritmo sigue recomendando otros que tienen alguna relación con lo que nos gusta pero que pueden tener una calidad muy inferior. Al pretender facilitar nuestra búsqueda, el algoritmo limita nuestra libertad de elegir, llevándonos a la sensación de que ya "no hay nada para ver".

    Un paso lógico sería, entonces, ir a las redes sociales para ver las recomendaciones realizadas por nuestros amigos y contactos. Seguramente te sorprenderías de ver la cantidad de coincidencias entre todos ellos pues, lógicamente, las redes sociales también manejan algoritmos que solo nos dejan ver aquella información que coincide con nuestras ideas y expectativas. Es triste perder el tiempo viendo muchas series o películas "populares" que son realmente de muy mala calidad. Recuerda que lo popular no siempre es lo mejor. ¿Estamos entonces condenados a un bucle de recomendaciones que nos atrapa en ciclos de contenidos similares? Ciertamente no.

    Es importante entender, primero que todo, que aunque hay personas detrás de estas compañías, muchos procesos de clasificación y asociación son hechos por inteligencia artificial (bots), que en ocasiones usan categorías poco certeras y hasta absurdas para clasificar los contenidos y que suelen asociarlos sin considerar criterios de calidad. En días recientes, me sorprendí con el género inventado por Netflix de "suspenso insostenible" que es, justamente, lo que el suspenso no debería ser. Así las cosas, quiero recomendarte algunas pistas para "hackear" o engañar el algoritmo de plataformas como Netflix para acceder a series y películas de buena calidad y no quedarnos en las recomendaciones más obvias:

    1- Las categorías que aparecen en la plataforma son muy pocas y limitadas y es realmente difícil hacer una búsqueda si no sabes exactamente lo que estás buscando. En el caso de Netflix, una buena recomendación es acudir a páginas como Netflix Code, que poseen los códigos de muchas categorías que no encontrarás tan fácilmente. Aquí puedes acceder.

    2- Sigue las recomendaciones y lee críticas y reseñas de expertos o personas en cuyo criterio confíes para armar tus propias listas a partir de tus gustos e intereses.

    3- Busca directamente tus directores, actores o guionistas favoritos en la plataforma.

    4- Busca películas que te hayan gustado en el pasado y márcalas positivamente para que el algoritmo refine tus búsquedas.

    5- Hazle caso a la recomendación de la misma plataforma: en lo posible, no prestes tu contraseña. Esto haré que "ensucien" las recomendaciones.

    6- Borra del historial los contenidos que te arrepientes de haber visto. Al hacerlo, no te recomendarán productos similares. Puedes hacerlo en las opciones personales de tu cuenta.

    7- Califica los títulos que te gustaron positivamente pero, sobre todo, marca negativamente aquellos que no te gustan; esto también permitirá que no te recomienden nada similar.

    En resumen, se trata de tomar el control de tu propia experiencia de visualización y encontrar los "tesoros escondidos" que cada plataforma tiene y que, lamentablemente, se esconden detrás de los títulos populares e insulsos. Espero que estas recomendaciones te sirvan para que encuentres más y mejores productos audiovisuales para disfrutar en la comodidad de tu casa.

    La semana pasada iniciamos transmisión de los contenidos de mi canal "Amigos del cine" a través del Canal Nacional Universitario de TV Zoom.
    Aquí te puedes suscribir y activar las notificaciones. Tenemos más de 60 vídeos educativos sobre cine. Te invito a verlos y compartirlos. Esta semana te comparto uno de nuestros videos más recientes sobre la adaptación de libros al cine. Aquí puedes verlo.

    Para ver más textos sobre cine y cultura, visita Jerónimo Rivera Presenta.

    Sígueme en Twitter y en mi página de Facebook

  • Entretenimiento

    Diez grandes directores de cine con más de ochenta años

    Twitter: @jeroriveracine Agosto es el mes del adulto mayor y en los difíciles tiempos actuales mucho se ha discutido sobre las(...)

  • Colombia

    Repensar el cine colombiano

    Twitter: @jeroriveracine La década de los años 90 fue una época oscura para el cine latinoamericano. Los países líderes(...)

  • Entretenimiento

    La sinfonía final de Ennio Morricone

      [caption id="attachment_3200" align="aligncenter" width="432"] Ennio Morricone - EFE[/caption] Twitter: @jeroriveracine Nos ha dejado un maestro de la música,(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Dios nos habla por medio de nuestros sueños. Esta es una(...)

2

Soñar con amigos y familiares que fallecieron causa mucha inquietud a(...)

3

La muerte del futbolista argentino Diego Armando Maradona volvió a sembrar(...)

5 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar