Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog
stan-lee-marvel-cameos-feature
Estás en la sala cómodamente sentado viendo una película.  La historia se ve interesante y te concentras en lo que les ocurre a los protagonistas, cuando de pronto aparece un mesero cuya cara se te hace conocida (algo raro porque usualmente no recordamos los meseros de las películas). 
Después de pensarlo un rato, caes en la cuenta de que ese mesero es un actor famoso que ha decidido aparecer para hacer un chiste visual…es allí cuando preguntas a tu acompañante: “¿Oye, ese es Brad Pitt?”.

Desde hace muchísimos años, los directores y actores de Hollywood crearon un apunte visual gracioso que consiste en que alguien famoso y reconocido aparece en alguna escena haciendo un papel intrascendente con el objetivo de ser descubierto por un sector del público, aunque aparezca inadvertido para muchos. A este efecto se le ha denominado “Cameo” y ha llegado a convertirse en la marca personal de escritores, actores y directores tan reconocidos como Stan Lee y Alfred Hitchcock.
Aunque suele hacerse con un tono cómico, también hay cameos serios y no debe confundirse esto con los pequeños papeles que suelen hacer algunos directores como Quentin Tarantino, Martin Scorsese o Roman Polanski en sus propias películas. También es importante diferenciar los cameos de las primeras apariciones de los actores cuando aun no eran famosos, pues la gracia del cameo es precisamente el contraste entre la fama del actor y la insignificancia para la historia del personaje.
Para muchos, el primer cameo de la historia fue el del famoso entrenador de actores Antonin Artaud, maestro del “teatro de la crueldad” quien apareció en la emblemática película Napoleón de 1927 en un pequeño papel, junto a Abel Gance, el director de la cinta.  Posteriormente, Alfred Hitchcock hizo del cameo una marca personal al aparecer en 37 de sus películas (aquí pueden ver sus cameos). El truco era tan relevante para el público que el mismo Hitchcock decidió incorporarlo solo en los primeros diez minutos, pues muchos espectadores se desconcentraban de la historia de la película para buscar la pequeña aparición del director. Algunos de sus cameos más divertidos lo mostraban llevando unos perritos en Los pájaros, perdiendo el bus en Intriga internacional y en el aviso de un método para adelgazar de un periódico en Náufragos.

hitch

Después de convertirse en toda una celebridad excéntrica y genial, Stan Lee se ha convertido en el nuevo rey de los cameos y sus seguidores lo buscan ya en todas las películas de Marvel. El creador de grandes comics como Spiderman, X-Men y Los cuatro fantásticos ha aparecido haciendo cameos en 18 películas, algunos tan divertidos como el que hace con Lou Ferrigno (el Hulk original) como guarda de seguridad en la nueva versión de Hulk y la de Los cuatro fantásticos vs Silver Surfer en donde se identifica como Stan Lee a la entrada a la boda de los protagonistas y se le niega la entrada.
Directores como Steven Spielberg y Oliver Stone han hecho también cameos en varias de sus películas, algunos de ellos son muy sutiles y sólo son captados por los espectadores más observadores (puede ver una galería completa aquí).
Estos son algunos cameos de directores en sus propias películas:
– David Cronenberg es un médico que atiende al protagonista en La mosca
– James Cameron es un pasajero barbado de tercera clase en Titanic
– Michael Bay es un científico espacial de la Nasa en Armageddon
– Jim Abrahams es uno de los hare krishnas del aeropuerto en Donde está el piloto?
– Los hermanos Larry y Andy Wachowsky son unos limpiadores de vidrios en Matrix
– El escritor de suspenso Stephen King es un sacerdote que oficia un funeral en Cementerio de mascotas
– Stanley Kubrick lee un periódico en una tienda de discos en La naranja mecánica
– Steven Spielberg aparece como un judío (sin barba ni lentes) en la escena final de La lista de Schindler
– Peter Jackson, como buen nerd, es guerrero en varias de sus películas, como El señor de los anillos
– Francis Ford Coppola es un periodista en Apocalypsis Now
– Oliver Stone es un profesor en The Doors y un locutor en Un domingo cualquiera
– Tim Burton es un cadaver al que están velando en Hoffa
Además de los directores, algunos artistas acceden a aparecer en pequeñísimos papeles para películas de sus amigos.  Algunos de ellos son: Martin Sheen (Locademia de pilotos 2),Dany Glover (Maverick), Sean Connery (Robin Hood), Michael Jackson (Men in Black 2), George Harrison (La vida de Brian), Lenny Kravitz (Zoolander),
Keith Richards (Piratas del Caribe), Matt Damon (Eurotrip), Steve Buscemi (Pulp fiction) y un elenco conformado por Tom Cruise, Gwyneth Palthrow, Danny De Vito y Kevin Spacey en la película sobre Austin Powers que ve el protagonista al final de la segunda parte de la saga.
Algunas películas como The Player y 24 hours party people son también famosas por incluir las mayores cantidades de cameos en películas.  Las mayores estrellas del momento aparecieron como extras en muchas escenas.
Otro efecto que se busca últimamente como una manera, también, de validar los remakes, es usar cameos de actores de la versión original haciendo pequeños papeles.  Estos son algunos: Lou Ferrigno en Hulk, Johny Depp irreconocible en la nueva versión de Comando especial, Robert Mitchum y Gregory Peck  en Cabo de Miedo de Scorsese, Franco Nero tomando en un bar con Jamie Foxx en Django sin cadenas y Dirk Benedict en una fugaz aparición en Los magníficos.
Finalmente están los cameos que hacen personajes reales y sobresalientes.  Allí sobresalen el teórico de la comunicación Marshall McLuhan en Annie Hall de Woody Allen, el escritor Mario Benedetti en El lado oscuro del corazón, la activista Erin Brokovich haciendo de camarera en la película sobre su vida, el empresario Chris Gardner que se cruza con Will Smith y su hijo en una escena de En busca de la felicidad y el creador de la revista pornográfica Hustler en la película sobre su vida haciendo el papel de un juez.
Así que la próxima vez que vaya a cine fíjese bien porque es posible que ese hombre que vende los periódicos, la secretaria o el conductor del bus le parezcan muy conocidos.

 

Espere en mi próxima entrega: ¡Ha muerto el celuloide!
Para ver otros textos sobre cine y cultura visite Jerónimo Rivera Presenta
Sígueme en twitter:
@jeronimorivera y desde agosto, todos los jueves 8 pm en Tiempo de Cine por www.unisabanaradio.tv

Anteriores entradas:

(Visited 524 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Jerónimo Rivera Betancur: Doctor en comunicación. Profesor universitario, autor de seis libros sobre cine, investigador en temas de imagen y cultura y fundador de la Red Iberoamericana de Investigadores Audiovisuales pero, antes que nada, cinéfilo. Web: www.jeronimorivera.com Canal de Youtube: Amigos del Cine.

Más posts de este Blog

  • Entretenimiento

    Engañar al algoritmo

    Crédito: iStock

    Twitter: @jeroriveracine

    Seguramente te ha pasado que pasas largos intervalos de tiempo frente a tu plataforma de streaming y sientes que no hay nada nuevo para ver o que nada te satisface. Es lógico también que después de tantos meses de pandemia las opciones se reduzcan y el tedio aparezca. Sin embargo, ¿no es extraño que "no encontremos nada" si tenemos plataformas con miles de contenidos a nuestra disposición?

    En otros tiempos, las opciones eran limitadas (en Colombia solo teníamos dos canales de tv en los 80s) pero hoy, ante la gran cantidad de información disponible, es común pasar más tiempo buscando que encontrando material. Para esa búsqueda, y como base misma de su funcionamiento, las plataformas inventaron un algoritmo que, usando fórmulas matemáticas, permite diseñar una oferta de contenidos personalizada para cada usuario. El algoritmo es lo mejor que ha podido pasar en los contenidos audiovisuales en las últimas décadas, y al mismo tiempo lo peor.

    Lo maravilloso del algoritmo es que nos permite ver otros contenidos similares a los que acabamos de ver y, de esta forma, encontrar productos que suelen gustarnos. Lo malo es, justamente, que estos productos se agotan y el algoritmo sigue recomendando otros que tienen alguna relación con lo que nos gusta pero que pueden tener una calidad muy inferior. Al pretender facilitar nuestra búsqueda, el algoritmo limita nuestra libertad de elegir, llevándonos a la sensación de que ya "no hay nada para ver".

    Un paso lógico sería, entonces, ir a las redes sociales para ver las recomendaciones realizadas por nuestros amigos y contactos. Seguramente te sorprenderías de ver la cantidad de coincidencias entre todos ellos pues, lógicamente, las redes sociales también manejan algoritmos que solo nos dejan ver aquella información que coincide con nuestras ideas y expectativas. Es triste perder el tiempo viendo muchas series o películas "populares" que son realmente de muy mala calidad. Recuerda que lo popular no siempre es lo mejor. ¿Estamos entonces condenados a un bucle de recomendaciones que nos atrapa en ciclos de contenidos similares? Ciertamente no.

    Es importante entender, primero que todo, que aunque hay personas detrás de estas compañías, muchos procesos de clasificación y asociación son hechos por inteligencia artificial (bots), que en ocasiones usan categorías poco certeras y hasta absurdas para clasificar los contenidos y que suelen asociarlos sin considerar criterios de calidad. En días recientes, me sorprendí con el género inventado por Netflix de "suspenso insostenible" que es, justamente, lo que el suspenso no debería ser. Así las cosas, quiero recomendarte algunas pistas para "hackear" o engañar el algoritmo de plataformas como Netflix para acceder a series y películas de buena calidad y no quedarnos en las recomendaciones más obvias:

    1- Las categorías que aparecen en la plataforma son muy pocas y limitadas y es realmente difícil hacer una búsqueda si no sabes exactamente lo que estás buscando. En el caso de Netflix, una buena recomendación es acudir a páginas como Netflix Code, que poseen los códigos de muchas categorías que no encontrarás tan fácilmente. Aquí puedes acceder.

    2- Sigue las recomendaciones y lee críticas y reseñas de expertos o personas en cuyo criterio confíes para armar tus propias listas a partir de tus gustos e intereses.

    3- Busca directamente tus directores, actores o guionistas favoritos en la plataforma.

    4- Busca películas que te hayan gustado en el pasado y márcalas positivamente para que el algoritmo refine tus búsquedas.

    5- Hazle caso a la recomendación de la misma plataforma: en lo posible, no prestes tu contraseña. Esto haré que "ensucien" las recomendaciones.

    6- Borra del historial los contenidos que te arrepientes de haber visto. Al hacerlo, no te recomendarán productos similares. Puedes hacerlo en las opciones personales de tu cuenta.

    7- Califica los títulos que te gustaron positivamente pero, sobre todo, marca negativamente aquellos que no te gustan; esto también permitirá que no te recomienden nada similar.

    En resumen, se trata de tomar el control de tu propia experiencia de visualización y encontrar los "tesoros escondidos" que cada plataforma tiene y que, lamentablemente, se esconden detrás de los títulos populares e insulsos. Espero que estas recomendaciones te sirvan para que encuentres más y mejores productos audiovisuales para disfrutar en la comodidad de tu casa.

    La semana pasada iniciamos transmisión de los contenidos de mi canal "Amigos del cine" a través del Canal Nacional Universitario de TV Zoom.
    Aquí te puedes suscribir y activar las notificaciones. Tenemos más de 60 vídeos educativos sobre cine. Te invito a verlos y compartirlos. Esta semana te comparto uno de nuestros videos más recientes sobre la adaptación de libros al cine. Aquí puedes verlo.

    Para ver más textos sobre cine y cultura, visita Jerónimo Rivera Presenta.

    Sígueme en Twitter y en mi página de Facebook

    -->

    Crédito: iStock

    Twitter: @jeroriveracine

    Seguramente te ha pasado que pasas largos intervalos de tiempo frente a tu plataforma de streaming y sientes que no hay nada nuevo para ver o que nada te satisface. Es lógico también que después de tantos meses de pandemia las opciones se reduzcan y el tedio aparezca. Sin embargo, ¿no es extraño que "no encontremos nada" si tenemos plataformas con miles de contenidos a nuestra disposición?

    En otros tiempos, las opciones eran limitadas (en Colombia solo teníamos dos canales de tv en los 80s) pero hoy, ante la gran cantidad de información disponible, es común pasar más tiempo buscando que encontrando material. Para esa búsqueda, y como base misma de su funcionamiento, las plataformas inventaron un algoritmo que, usando fórmulas matemáticas, permite diseñar una oferta de contenidos personalizada para cada usuario. El algoritmo es lo mejor que ha podido pasar en los contenidos audiovisuales en las últimas décadas, y al mismo tiempo lo peor.

    Lo maravilloso del algoritmo es que nos permite ver otros contenidos similares a los que acabamos de ver y, de esta forma, encontrar productos que suelen gustarnos. Lo malo es, justamente, que estos productos se agotan y el algoritmo sigue recomendando otros que tienen alguna relación con lo que nos gusta pero que pueden tener una calidad muy inferior. Al pretender facilitar nuestra búsqueda, el algoritmo limita nuestra libertad de elegir, llevándonos a la sensación de que ya "no hay nada para ver".

    Un paso lógico sería, entonces, ir a las redes sociales para ver las recomendaciones realizadas por nuestros amigos y contactos. Seguramente te sorprenderías de ver la cantidad de coincidencias entre todos ellos pues, lógicamente, las redes sociales también manejan algoritmos que solo nos dejan ver aquella información que coincide con nuestras ideas y expectativas. Es triste perder el tiempo viendo muchas series o películas "populares" que son realmente de muy mala calidad. Recuerda que lo popular no siempre es lo mejor. ¿Estamos entonces condenados a un bucle de recomendaciones que nos atrapa en ciclos de contenidos similares? Ciertamente no.

    Es importante entender, primero que todo, que aunque hay personas detrás de estas compañías, muchos procesos de clasificación y asociación son hechos por inteligencia artificial (bots), que en ocasiones usan categorías poco certeras y hasta absurdas para clasificar los contenidos y que suelen asociarlos sin considerar criterios de calidad. En días recientes, me sorprendí con el género inventado por Netflix de "suspenso insostenible" que es, justamente, lo que el suspenso no debería ser. Así las cosas, quiero recomendarte algunas pistas para "hackear" o engañar el algoritmo de plataformas como Netflix para acceder a series y películas de buena calidad y no quedarnos en las recomendaciones más obvias:

    1- Las categorías que aparecen en la plataforma son muy pocas y limitadas y es realmente difícil hacer una búsqueda si no sabes exactamente lo que estás buscando. En el caso de Netflix, una buena recomendación es acudir a páginas como Netflix Code, que poseen los códigos de muchas categorías que no encontrarás tan fácilmente. Aquí puedes acceder.

    2- Sigue las recomendaciones y lee críticas y reseñas de expertos o personas en cuyo criterio confíes para armar tus propias listas a partir de tus gustos e intereses.

    3- Busca directamente tus directores, actores o guionistas favoritos en la plataforma.

    4- Busca películas que te hayan gustado en el pasado y márcalas positivamente para que el algoritmo refine tus búsquedas.

    5- Hazle caso a la recomendación de la misma plataforma: en lo posible, no prestes tu contraseña. Esto haré que "ensucien" las recomendaciones.

    6- Borra del historial los contenidos que te arrepientes de haber visto. Al hacerlo, no te recomendarán productos similares. Puedes hacerlo en las opciones personales de tu cuenta.

    7- Califica los títulos que te gustaron positivamente pero, sobre todo, marca negativamente aquellos que no te gustan; esto también permitirá que no te recomienden nada similar.

    En resumen, se trata de tomar el control de tu propia experiencia de visualización y encontrar los "tesoros escondidos" que cada plataforma tiene y que, lamentablemente, se esconden detrás de los títulos populares e insulsos. Espero que estas recomendaciones te sirvan para que encuentres más y mejores productos audiovisuales para disfrutar en la comodidad de tu casa.

    La semana pasada iniciamos transmisión de los contenidos de mi canal "Amigos del cine" a través del Canal Nacional Universitario de TV Zoom.
    Aquí te puedes suscribir y activar las notificaciones. Tenemos más de 60 vídeos educativos sobre cine. Te invito a verlos y compartirlos. Esta semana te comparto uno de nuestros videos más recientes sobre la adaptación de libros al cine. Aquí puedes verlo.

    Para ver más textos sobre cine y cultura, visita Jerónimo Rivera Presenta.

    Sígueme en Twitter y en mi página de Facebook

  • Entretenimiento

    Diez grandes directores de cine con más de ochenta años

    Twitter: @jeroriveracine Agosto es el mes del adulto mayor y en los difíciles tiempos actuales mucho se ha discutido sobre las(...)

  • Colombia

    Repensar el cine colombiano

    Twitter: @jeroriveracine La década de los años 90 fue una época oscura para el cine latinoamericano. Los países líderes(...)

  • Entretenimiento

    La sinfonía final de Ennio Morricone

      [caption id="attachment_3200" align="aligncenter" width="432"] Ennio Morricone - EFE[/caption] Twitter: @jeroriveracine Nos ha dejado un maestro de la música,(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

La guerra en Etiopía constituye una de las crisis más graves(...)

2

Dios nos habla por medio de nuestros sueños. Esta es una(...)

3

Soñar con amigos y familiares que fallecieron causa mucha inquietud a(...)

4 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar