Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog
Oscars Jerónimo Rivera

Twitter: @jeroriveracine

Quienes siguen este espacio hace algún tiempo saben que acostumbro hacer cada año esta guía con la intención de valorar las películas nominadas al Oscar, no con la intención de exaltar estos premios si no como excusa para que el público se acerque a las películas más visibles con criterios suficientes para evaluar su calidad.  En 2019 tuvimos una buena cantidad de películas de buena calidad y esto puede verse solamente en las nominaciones con relación a las que fueron premiadas el año pasado.  Producciones que en 2020 tienen un alto porcentaje de posibilidades de irse con “las manos vacías” habrían podido arrasar en los premios del año pasado. Así son los premios, por eso no pueden tomarse tan en serio ni pensar que son un indicador objetivo de calidad. Lo digo todos los años y lo repito ahora: Los premios Oscar son elegidos por la industria y para la industria, hay mucho en juego y detrás de bambalinas y no son necesariamente una prueba de calidad.  No obstante, para el mundo el cine existe en esta temporada y por eso es una coyuntura que debe aprovecharse.

Como en otros años, presentaré algunas de las películas más relevantes en dos partes: Hoy hablaré de Judy, Ford vs Ferrari, El irlandés, Historia de un matrimonio, Parasite, Érase una vez en Hollywood Jo Jo Rabbit y en la segunda parte hablaré de Dolor y gloria, Joker, Los dos papas, El escándalo, 1917 y Mujercitas, haré comentarios breves sobre otras que están nominadas en pocas categorías y daré mi lista de favoritas (no pronósticos). Lo más importante de este ejercicio, como siempre, es conversar sobre las películas, así que los invito a participar con sus comentarios.

Judy (Rupert Goold). En cartelera

 

La historia es bastante conocida: un famoso artista afronta una crisis en su carrera después de haber tenido el mayor de los éxitos y su inestabilidad profesional pone en evidencia sus problemas personales y familiares.  En ese orden de ideas, el guion no genera grandes sorpresas ni la puesta en escena es particularmente sobresaliente. Los méritos de este biopic sobre Judy Garland están todos relacionados con la caracterización de la protagonista, maravillosamente interpretada por Renee Zellweger y con un diseño de vestuario y maquillaje realmente sobresalientes.

Está nominada en la categorías de: Mejor actriz principal (Renee Zellweger), mejor maquillaje y peluquería.

Debería ganar: Justa nominada en ambas categorías, pero casi la segura ganadora como actriz principal, aunque sus competidoras son fuertes (especialmente Johansson y Theron).

Lo mejor: La interpretación de Zellweger.

Lo peor: La historia es muy predecible.

 

El irlandés (Martin Scorsese). Disponible en Netflix

 

El año pasado publiqué mi crítica sobre esta película, que pueden leer aquí.

Está nominada en la categorías de: Actor de reparto (Al Pacino), actor de reparto (Joe Pesci), cinematografía, diseño de vestuario, dirección, edición, diseño de producción, efectos visuales, guion adaptado y película.

Debería ganar: Aunque no es su mejor trabajo, Scorsese es el referente de los directores nominados (eso no necesariamente lo hace el mejor candidato para esta oportunidad). Joe Pesci merece y puede ganar como actor y lo relacionado con el arte (diseño de producción y de vestuario) también debería ser premiado.

Lo mejor: La construcción de la atmósfera de las películas de Scorsese que tantos nos gusta (actores, historia y ambientación).

Lo peor: El guion tiene puntos débiles y la película es excesivamente larga.

Imagen: Jerónimo Rivera

Imagen: Jerónimo Rivera

Contra lo imposible (Ford vs Ferrari, James Mangold). En salas en 2019
Dos grandes actores como Matt Damon y Christian Bale serían en otras ocasiones candidatos indiscutibles a un premio de interpretación, pero esta categoría tiene tanta competencia hoy que ambos fueron ampliamente ignorados este año por los premios, a pesar de hacer dos excelentes papeles. La historia es entretenida, muy bien contada, con un gran ritmo y un manejo sobresaliente del montaje, la fotografía y el sonido. En un año corriente, esta película podría haber tenido mejor suerte, pues da más de lo que promete.

Está nominada en la categorías de: Edición, edición de sonido, mezcla de sonido y mejor película.

Debería ganar: Edición.

Lo mejor: El ritmo narrativo y las buenas interpretaciones de los protagonistas.

Lo peor: En general, es una película que funciona bastante bien.

 

Historia de un matrimonio (Noah Baumbach). Disponible en Netflix

 

El año pasado publiqué mi crítica sobre esta película, que pueden leer aquí.

Está nominada en la categorías de: Actor principal (Adam Driver), actriz principal (Scarlett Johansson), actriz de reparto (Laura Dern), banda sonora original, guion original y película.

Debería ganar: Las tres categorías de actuación, aunque la competencia es muy reñida. La más segura es la de Laura Dern. También merece ganar en la categoría de guion y la acertada dirección de Noah Baumbach merecería también un premio (aunque no fue tenido en cuenta en los Oscar).

Lo mejor: La puesta en escena y la dramaturgia.

 

Había una vez…en Hollywood.  En salas en 2019
El año pasado hicimos un video de Amigos del cine sobre esta película. Aquí lo puedes ver:

Está nominada en la categorías de: Actor principal (Leonardo Di Caprio), actor de reparto (Brad Pitt), cinematografía, diseño de vestuario, dirección, diseño de producción, edición de sonido, mezcla de sonido, guion original y película.

Debería ganar: La dupla de actores principales es fantástica, pero solo Pitt tiene opciones fuertes.  La magnífica ambientación del Hollywood de los 70s es argumento suficiente para que gane diseño de vestuario y dirección de producción. En cinematografía tiene una competencia muy fuerte (1917) pero es una de las películas mejor fotografiadas de la filmografía de Tarantino.

Lo mejor: La reivindicación del estilo de Tarantino, sin necesidad de acudir a fórmulas. La reflexión sobre Hollywood.

Lo peor: El guion no termina de convencer y el ritmo de la película se cae por momentos.

 

Jo Jo Rabbit (Taika Waititi). En cartelera.
Estrenar en el cine una comedia protagonizada por Hitler y un pequeño nazi es algo que no se ve todos los días.  Con una narrativa que nos recuerda la estética de Wes Anderson y una comedia a medio camino entre Mel Brooks y los Monty Phyton, esta película es de amores y odios. Ciertamente en clave de parodia y con altas dosis de humor negro, Waititi plantea un relato que mezcla el drama y la comedia para plantear su punto de vista sobre el tema, desde la óptica de un niño que ve confrontadas sus ideas con la cruda realidad de la guerra.  Desde la interesante introducción, en la que compara el fervor por Hitler con el de los Beatles, pasando por la instrucción militar para niños nazis conducida por dos grandes actores, Sam Rockwell y Rebel Wilson, hasta la interpretación de Waititi como el Hitler amigo imaginario, el público esboza sonrisas incómodas. Una apuesta arriesgada que, en general, da buen resultado pero que no termina de cuadrar como comedia.

Está nominada en la categorías de: Actriz de reparto, diseño de producción, edición, vestuario, guion adaptado y película.

Debería ganar: Aunque tiene mérito en todas las categorías, no creo que se lleve ningún premio.

Lo mejor: El tratamiento estético y las actuaciones.

Lo peor: Los personajes no alcanzan a desarrollar una buena empatía con el público. El personaje de Scarlett Johansson no alcanza a definirse bien y otros muy importantes como el de Rockwell no tienen suficiente tiempo en pantalla. La mezcla entre drama y comedia no funciona bien.

 

Parasite (Bong Joon Ho). En cartelera
Hace poco publiqué mi crítica sobre esta película, que pueden leer aquí.

Está nominada en las categorías de: Dirección, edición, película internacional, diseño de producción y guion original.

Debería ganar: Guion original y película internacional. Para mí debería ganar la mejor película, pero es difícil que lo logre.  Ya es un gran paso que obtenga todas estas nominaciones a pesar de ser coreana.

Lo mejor: La gran puesta en escena, el simbolismo que plantea, las actuaciones convincentes y la contundencia de una narración que transita tranquilamente entre géneros.

 

 

La semana pasada estuve comentando en vivo las nominaciones al Oscar 2020 junto a Julio César Guzmán y Sandra Ríos en El Tiempo (aquí pueden ver el video). Si quieres seguir mis comentarios de la ceremonia el próximo 9 de febrero, puedes seguirme aquí.

Para ver más textos sobre cine y cultura, visita Jerónimo Rivera Presenta

Sígueme en Twitter
Suscríbete a mi Canal de Youtube y a mi página de Facebook

(Visited 1.034 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Jerónimo Rivera Betancur: Doctor en comunicación. Profesor universitario, autor de seis libros sobre cine, investigador en temas de imagen y cultura y fundador de la Red Iberoamericana de Investigadores Audiovisuales pero, antes que nada, cinéfilo. Web: www.jeronimorivera.com Canal de Youtube: Amigos del Cine.

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Con una población actual de más de 7 mil 500 millones(...)

2

Qué es lo que recordamos, y qué olvidamos, es seguramente una pregunta difícil de responder.

La mayoría de los humanos somos capaces de recordar experiencias pasadas, o fechas especiales, y hoy en día unos cuantos números de teléfono. Seguramente muy pocos.

Como quizás usted sepa, estimado lector, nuestra memoria parece "guardar" recuerdos de varios tipos; es de cierta forma clara la diferencia entre el recuerdo que se tiene de la fecha de su nacimiento, al que viene a la mente al recordar un libro especial o una película o una persona. Así que hay recuerdos más "ricos" que otros; más llenos, más complejos, si se quiere. Recuerdos que se componen de imágenes y también de sonidos, de olores, de sentimientos e incluso de recuerdos. Recuerdos de recuerdos, como por ejemplo los de los sueños; no es usual recordar directamente un sueño varias horas después de haber despertado, pero si justo al abrir los ojos el personaje se concentró suficiente en lo que acababa de soñar, entonces es probable que en la noche aún lo recuerde.

En fin. Hemos vivido muchas cosas a lo largo de nuestras vidas, pero a medida que pasa el tiempo las impresiones que podamos tener sobre ellas se van como desvaneciendo, como desgastando, y todo de forma natural y progresiva. No se puede detener. Olvidar es algo necesario, he oído decir a algunos, para poder mantenernos concentrados y con los pies en la tierra.

Borges, en su relato Funes el memorioso, nos muestra la realidad de un personaje (se llama Ireneo Funes, es argentino) que, producto de un accidente, no puede olvidar. Es uno de esos argumentos llamativos, formas de experimentos sociales con visos de realidad y casi de periodismo, que le permiten al que quiera imaginar por un momento cómo sería su encuentro con un personaje así de particular. Así imagina Borges la condición de Ireneo:

Nosotros, de un vistazo, percibimos tres copas en una mesa; Funes, todos los vástagos y racimos y frutos que comprende una parra. Sabía las formas de las nubes australes del amanecer del treinta de abril de mil ochocientos ochenta y dos y podía compararlas en el recuerdo con las vetas de un libro en pasta española que sólo había mirado una vez y con las líneas de la espuma que un remo levantó en el Río Negro la víspera de la acción del Quebracho. Esos recuerdos no eran simples; cada imagen visual estaba ligada a sensaciones musculares, térmicas, etc. Podía reconstruir todos los sueños, todos los entresueños. Dos o tres veces había reconstruido un día entero; no había dudado nunca, pero cada reconstrucción había requerido un día entero (...) Una circunferencia en un pizarrón, un triángulo rectángulo, un rombo, son formas que podemos intuir plenamente; lo mismo le pasaba a Ireneo con las aborrascadas crines de un potro, con una punta de ganado en una cuchilla, con el fuego cambiante y con la innumerable ceniza, con las muchas caras de un muerto en un largo velorio. No sé cuántas estrellas veía en el cielo.

No sé a ustedes, pero a mí me parece una imagen literaria muy fuerte, uno de los relatos más agradables e interesantes que he leído. Por eso lo recomiendo fuertemente.

Desconozco la existencia de casos reales tan impresionantes como el de Funes. Aún así, sé de varios savants o personas con ciertas deficiencias en ciertas habilidades naturales (autistas, en la mayoría de los casos), que sin embargo parecen verse "retribuídas" en capacidades asombrosas. Es así como algunos hombres, siendo naturalmente incapaces de bañarse y vestirse por sus propios medios, pueden realizar operaciones matemáticas complejas más rápidamente que ciertas calculadoras, y con una exactitud y seguridad asombrosas. Existe también (y éste es un ejemplo bien popular) Stephen Wiltshire, un inglés al que se le diagnosticó autismo a temprana edad, y que tiene la impresionante habilidad de dibujar un paisaje con precisión casi fotográfica habiéndolo visto una sola vez. Algunos considerarán que "mostrarlo" de esta manera equivale a ponerlo en posición de curiosidad de circo; aun así, creo sinceramente que es posible admirar de corazón a este hombre por sus capacidades, sin verlo como un espécimen raro. En este video, Wiltshire es llevado a Tokio para hacer una vista panorámica grandísima de la ciudad.



Interesante, ¿verdad?. Wiltshire se gana la vida de esta forma; dibujando por dinero. Es básicamente lo mismo que hacen algunos artistas callejeros, sólo que no lo hace por física necesidad.

Fenómenos como el Alzheimer o el autismo afectan la memoria humana incrementándola o borrándola gradualmente. En su relato, Borges nos muestra de forma impersonal (y, creo yo, bastante respetuosa) la situación de una persona que se ve afectada por una de estas situaciones extremas; nos hace ver que no es lo que se llamaría una bendición, pero que en cierta forma tampoco puede considerarse algo malo. Es un punto de vista sobre una realidad que toca a pocos, pero que nos permite reflexionar y aprender algo nuevo. La literatura, entonces, nos enseña un poco de realidad a través de la ficción.


dancastell89@gmail.com

3

La gente agolpada alrededor de la cancha de arenilla quiere ver(...)

0 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar