Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Tras volver a sus caballos, a sus vacas y a otros rebaños políticos, Álvaro Uribe anunció que en la recuperación de su honorabilidad empeñaría todo lo que le queda de vejez. Lo dijo después de abandonar esa cárcel tan severa y centro-democrática como lo es El Ubérrimo.

La sorpresa cundió. Varias cosas conocíamos del expresidente: sabíamos que disfrutaba de cierta cantidad de honorabilidad; que ésta se mostraba algo vieja y pasada de moda y que la adquirió en una feria de rebajas de un anticuario paisa; y que ella había acariciado durante mucho tiempo el deseo de abandonar a “ese viejo terco”.

Lo sabíamos. Lo que jamás imaginamos era que ella iba a tardar tanto en dejarlo, y que huyera, como en efecto huyó, durante el carcelazo.

¿Será posible el reencuentro?

Él lo busca con afán. Ella, en cambio, se hace la tonta.

Alega que para acercarse a él tendría que soportar el manoseo o requisa de los cien guardaespaldas que lo protegen de la justicia, y que ella, a su edad, no está para semejantes trotes, y menos para esas requisas por estimulantes que puedan resultar.

Para el Centro Democrático no cabe duda alguna. “Ese reencuentro se dará. Con o sin ella, pero finalmente se dará”, ha dicho su portavoz.

El eminente hombre de leyes, el bachiller Macías, dará la batalla. Ya demandó a la honorabilidad. La acusa de daños causados a la familia del expresidente.

Según Macías, el daño está en que si no hay honorabilidad en Uribe, mucho menos la habrá en Tomasito, su hijo; y Tomasito, sin honor, llegará a ser político; a presidente de la República, jamás.

Cuentan que Macías presentó el alegato en la Corte de la Suprema Venganza, y que luego pasará a la sala de objetos olvidados por Amnesia Senil.

Macías recogió pistas para dar con el escondedero de la honorabilidad y las entregó a los magistrados.

De la huida culpó a las autoridades carcelarias. Fueron incapaces de suministrarle al expresidente las veinticuatro horas de sol a que tenía derecho en la cárcel, y de permitirle otras tantas para multiplicar sus rencores.

“El expresidente contó apenas con una hora diaria para cada rutina. Y ante semejante tortura, no hay honorabilidad que no huya, ni Uribe que lo impida”, argumentó, chistoso, Macías.

Advirtió también que el hallazgo de la honorabilidad de Uribe dependía más de la pista que él entregó a los magistrados, que de los decrépitos métodos de búsqueda de la Virgen de Chiquinquirá y el Niño Jesús.

Según la pista de Macías, la honorabilidad del expresidente se encuentra allí donde resida la víctima del último rencor de Uribe. No hay sino ir tras ese rencor y con seguridad se llegará a ese lugar.

Y luego soltó el detalle definitivo: “La víctima es un africano: un humilde castrochavista que lucha en Uganda contra el uribismo”.

(Visited 333 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

En vida laboral, Hugo Molano Rojas hizo a veces de ingeniero industrial y a veces de periodista. Hoy en día es un ciudadano a sueldo de una de las pocas empresas que patrocinan el último ocio: Colpensiones.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

  • twitter

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

El ex gobernador de Boyacá ha hecho una campaña resaltable. Amaya(...)

2

The Morning Show estrena hoy su segunda temporada en Apple TV+.(...)

3

La importancia de saber lo que no funciona.

El control con la comida nos hace biológica y psicológicamente, sentir descontrol. En este espacio les damos una mirada a esas prácticas culturales que pasan por “saludables” con respecto a la comida, pero que alimentan un distanciamiento con la sabiduría innata del cuerpo. Este episodio es una invitación a reconfigurar la forma en la que hablamos sobre la comida y a desaprender ideales culturales y comportamientos que controlan cada bocado que damos para hacernos encajar en los moldes de la sociedad.

¿Crees que un viaje le puede cambiar la vida a alguien?

En este episodio te cuento sobre una aventura gastronómica y turística, en la cual recibí una invitación a ver mi comida con nuevos ojos y a recibirla con sus elementos emocionales e intuitivos, desprovista de idealizaciones y expectativas sobre un comer puro o perfecto. Puedes ver el episodio acá. O en Spotify acá. Camila Serna, coach, escritora, autora www.francamaravilla.com IG: franca.maravilla

1 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar