Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Una decisión apresurada, improvisada, sujeta a la pérdida de un funcionario al que no se le puede recargar de más tareas. No parece ser una buena decisión para el momento que está atravesando la capital de Colombia.

Es como tirar desde un puente un lazo con la certeza de que se va a reventar. Y me refiero al nombramiento como alcalde encargado de Bogotá del secretario de Salud, Alejandro Gómez, para que reemplace a la titular Claudia López, mientras se recupera del covid-19, no podemos saber cuándo, ojalá pronto.

El Secretario de Salud lleva el caballo y la carreta con sobrecupo, con sobrecarga, en el peor momento de la crisis de las UCI. En medio de la peor contaminación por la pandemia se le ocurre encargarlo para que administre una ciudad con cerca de ocho millones de bogotanos, que luchan diariamente para no resultar contagiados del covid, que luchan por no llevarlo a su casa, que luchan para no reunirse con familiares, amigos o compañeros de trabajo.

Que luchan por ingresar a una UCI, tener una cama y contar con un equipo de respiración artificial. Que luchan por salvar su vida. Otros que empujan reclamando atención para obtener una vacuna, en largas e interminables filas. Y otros tirados en el piso de clínicas y hospitales como único refugio para que sea atendida su emergencia. Y otros que pujan para nacer.

Esa es la radiografía de la salud en Bogotá hoy y sin pensarlo dos veces el nombramiento para ser alcalde encargado recae en el Secretario de Salud. Pésima decisión. Apresurada decisión, cuando él debe ser el cargado única y exclusivamente velar por el sistema de emergencias y de salud de los ciudadanos en la capital, como lo viene haciendo con compromiso, perseverancia y sin descanso, en un momento en que la salud parece salírsele de las manos.

Es tan crítico el momento que no merece que a este médico, funcionario de esa administración, se le haya recargado una ciudad en paro, en conflicto, incendiada para sobrecargarlo con unas misiones que demandan por sí solas tiempos distintos, horarios distintos que Alejandro Gómez ya tiene copados día y noche, siete días a la semana.

Entonces, en consecuencia, no les parece que no se puede sobrecargar a un funcionario para que lleve las riendas de la ciudad con el covid y al mismo tiempo responda por la seguridad, las marchas, los bloqueos, la falta de movilidad, los apartamenteros, los jaladores de carros, el robo minuto a minuto de bicicletas, el asalto al transporte público, las bombas incendiarias y al mismo tiempo esté comunicándose con los hospitales, ya que cada uno tiene su propia historia, sus propios muertos y sus propias urgencias.

Ahora tiene que estar preocupado de 18 mil policías, del director de la Policía Nacional, del comandante de la Metropolitana, y como si todo esto fuera poco, estar pendiente de las órdenes del ministro de Defensa. Todo por educado y no haber dicho que ‘no, gracias’.

Se entiende que no haya designado como encargado al secretario de Gobierno, Luis Ernesto Gómez, pues él está en una clínica enfrentando el covid-19. Pedimos por su pronta recuperación, la ciudad lo necesita.

Entonces, lo lógico hubiera sido llamar al Secretario de Seguridad, Hugo Acero Velásquez, que está en contacto con la Policía diariamente, que tiene su propia oficina, sus propias comunicaciones, los enlaces, que viene trabajando con la alcaldesa desde el primer día de su gobierno en el aspecto de seguridad, convivencia y justicia de los bogotanos, que en su hoja de vida tiene el reconocimiento de la ciudad por su trayectoria y conocimiento en los temas de seguridad de Bogotá y ha sido invitado en varias ocasiones a asesorar a varias capitales de Colombia e incluso en el exterior. Mejor hoja de vida, difícil de encontrar, y el país conoce su trabajo.

Sociólogo, experto en seguridad urbana y ciudadana, en convivencia y en manejo de crisis, asesor de la Policía Nacional con énfasis en justicia y defensa, tiene suficientes credenciales para encargarse de la ciudad sin meterle más carga al Secretario de Salud.

¿Por qué no lo nombró? ¿Por qué no quiso? ¿Luego no es la persona adecuada para reemplazarla en la coyuntura actual? ¿Considera que no es la persona para cuidarle la espalda? ¿O simplemente por desconfianza?

Twitter: @JoseLRamirezM

(Visited 222 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Egresado de la Universidad de la Sabana de Bogotá en Ciencias de la Comunicación Social y periodismo, con diplomado en Periodismo Público de la Unión Europea y la ESAP y posgrado en Ciencias Políticas para Latinoamérica y Criminalística de la Universidad de Salamanca (España). Maestría en Periodismo de la Universidad Autónoma de Barcelona (España) y Especialización en Docencia Universitaria de la UCC. Durante 20 años he ejercido el periodismo en radio y televisión. Durante este tiempo, simultáneamente, he estado vinculado a la cátedra universitaria y a la dirección de trabajos de investigación en las áreas de periodismo público y comunicación social.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

  • twitter

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

A partir de este último viernes han aparecido diversos artículos en(...)

2

Soñar con amigos y familiares que fallecieron causa mucha inquietud a(...)

3

Dios nos habla por medio de nuestros sueños. Esta es una(...)

0 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar