Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

El Park Way, ese idílico parque lineal en el que se podía caminar, meditar, encontrarse consigo mismo, escuchar el canto de los pájaros, el escenario de otros días que convocaba a compartir en familia y relajarse con una buena lectura, dejó de serlo.

Le dio paso a los traficantes de estupefacientes, al olor nauseabundo e insoportable del bazuco, la marihuana y las escenas de distribución de papeletas de cocaína y otros alucinógenos.

Ya no se ve al lector de horas disfrutando de un libro o a un joven distraído contemplando con su pareja un atardecer, una buena charla de enamorados o de espontáneos vecinos compartiendo una historia encontrada en un texto o un pensionado contando las anécdotas de su vida.

No, no, no. Hoy este parque insigne de la ciudad de Bogotá, que fue construido en los años 50 con base en la teoría Beatiful City, que quiere decir jardín bello, y que está ubicado entre las calles 45 y 36 y bordea la carreras 24, no es un bulevar, es un muladar.

El parque lineal construido como un verdadero jardín que cuenta con especies nativas fue tomado por las ventas ambulantes de todo tipo, comidas, postres, sándwiches, empanadas, artesanos, libreros, drogadictos, alcohólicos, indigencia, limosneros, desplazados, venezolanos pidiendo todo tipo de ayudas, nubes de humo y grupos de jóvenes consumidores de drogas y licor acompañados de jíbaros que distribuyen estupefacientes los siete días de la semana.

Las sillas para el descanso de los vecinos, la tertulia, son utilizadas por borrachos, vendedores y adictos, y los árboles, elemento destacado, se han convertido en baños públicos. Los olores se revuelven con los excrementos de las mascotas.

El CAI que funciona dentro del parque es un testigo mudo en medio del olor a hachís y malabaristas y acróbatas de la distribución de drogas, éxtasis y otras sustancias llamadas pesadas.

Una zona costosa en servicios, arriendos e impuesto predial, donde el metro de suelo está a precios de oro y, sin embargo, no tienen la seguridad y la tranquilidad, la calidad de vida, la calidad ambiental. El sonido de los equipos de sonido perturba día y noche a los residentes. La idea de un barrio fresco y tranquilo se acabó.

Las zonas verdes están deterioradas. Y los árboles son utilizados para hacer equilibrismo con cuerdas que se amarran de lado a lado, impidiendo el paso y el reposo de los habitantes.

La Casa Ensamble, que le daba un aire de intelectualidad, de centro de discusión y de compartir la cultura, cayó en pandemia y sus puertas se cerraron. Y el sendero peatonal está hecho un mercado de las pulgas, con mercancías exhibidas sobre el suelo.

En una palabra, dar una vuelta por lo que era un parque da dolor, qué pena.

Un homenaje a la desidia y al deterioro. Y como testigo mudo de la venida a menos del que se consideraba el corazón de Bogotá está José Prudencio Padilla, el único almirante mulato de la maltratada historia colombiana, que hoy es víctima de los disparos que a diario soporta de excremento de palomas y los grafiteros y vándalos. Ha tenido que batallar y padecer de todo, hasta la pérdida de una de sus extremidades.

Adiós, expulsaron la tranquilidad del Park Way. Hoy tiende a ser otro mercado de las pulgas.

(Visited 2.695 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Egresado de la Universidad de la Sabana de Bogotá en Ciencias de la Comunicación Social y periodismo, con diplomado en Periodismo Público de la Unión Europea y la ESAP y posgrado en Ciencias Políticas para Latinoamérica y Criminalística de la Universidad de Salamanca (España). Maestría en Periodismo de la Universidad Autónoma de Barcelona (España) y Especialización en Docencia Universitaria de la UCC. Durante 20 años he ejercido el periodismo en radio y televisión. Durante este tiempo, simultáneamente, he estado vinculado a la cátedra universitaria y a la dirección de trabajos de investigación en las áreas de periodismo público y comunicación social.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

  • twitter

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

[caption id="attachment_370" align="alignleft" width="300"] Fotografía tomada de Pixabay[/caption] Uno de los(...)

2

Dios nos habla por medio de nuestros sueños. Esta es una(...)

3

Tuve el honor de ejercer por primera vez como jurado de(...)

0 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar