Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Armando Benedetti llegó al Palacio de Miraflores para cumplir uno de los actos más importantes de la historia reciente de Venezuela y Colombia: restablecer las relaciones con el vecino país en lo económico, en lo social, en lo comercial y en lo humano.

Entre sus principales acciones está la de devolver la confianza, la fe entre estos dos países y cumplir así el sueño bolivariano de ayuda y cooperación, en su cargo como embajador.

Pero el nombramiento que hizo el nuevo presidente de Colombia, Gustavo Petro, de Benedetti como embajador en Venezuela ha tenido ya sus primeros tropiezos.

En una de sus primeras apariciones en público, el 18 de agosto, ante un encuentro de empresarios colombianos y venezolanos, Benedetti hizo su presentación con dificultad para dirigirse a los presentes, con la lengua enredada, su postura en el atril y su mirada desenfocada y dificultades para hilar las ideas que fueron por demás descoordinadas, hasta el punto de que uno de los asistentes le ofreció una botella de agua, la cual agradeció profundamente y de inmediato la consumió sin pausa.

Posteriormente, ante las críticas y el video de su intervención que se hizo viral en redes sociales, el nombrado embajador señaló lo siguiente al diario El Colombiano:
“Los que difunden eso son unos hijos de puta. Fue un evento binacional, a las 9:00 de la mañana y yo me encontraba con un virus gastrointestinal”.

En su cuenta de Twitter, Benedetti escribió: “Pasada la lluvia de estupideces, quiero aclarar que esta intervención fue en Cúcuta, el 18 de agosto, a las 9:00 a.m. Estaba en mis cinco sentidos, llevaba una semana con gastroenteritis y lo que hice fue una radiografía corta e inteligente de lo que está pasando con Venezuela”.

Esto me recuerda cuando en 1998 como concejal de Bogotá, era frecuente su estado de alicoramiento, ejerciendo este importante cargo, tanto así que que tuvo que ser llevado y ayudado por amigos del Concejo y allegados a un centro de desintoxicación que, recuerdo, se llamaba ‘Pide ayuda’ de el señor doctor Miguel Bettín, quien lo atendió y tenía este centro de desintoxicación y terapia para personas con problemas de alcoholismo y drogadicción, en Bogotá.

Nora Ortiz era la psicóloga que recibía a los pacientes, los entrevistaba y daba la orientación pertinente, según cada caso que presentara el paciente.

Allí permaneció en aquella ocasión cerca de 26 días desintoxicándose y recibiendo terapia y orientación sobre esta enfermedad. Así han transcurrido los años y esta situación se ha vuelto a repetir en varios escenarios, como el Congreso de la República, donde se ha dejado ver consumiendo licor, como el recordado caso de la tarde del 20 de abril cuando apareció en una sesión consumiendo alcohol.

Al día siguiente, Benedetti fue cuestionado, no sobre el hecho de que tomara whisky, sino que lo hiciera en vivo y en directo durante una sesión virtual de la Comisión Primera del Senado, en la que se debatía el proyecto de Ley 236 de 2020 que regula el uso de la hoja de coca y sus derivados, del cual Armando Benedetti era ponente.

En la sesión quedó grabado en video la escena cuando el senador consume alcohol (whisky). Dijo en aquella ocasión el senador Benedetti: “Me siento como un estúpido por haber hecho eso que no debería haber hecho”.

Hoy, además, el embajador Benedetti llegó a Caracas caminando en el filo de la navaja, precedido por varias investigaciones, según la magistrada de la Corte Suprema de Justicia, Cristina Lombana Velásquez, quien explicó que la corte lo venía investigando por los delitos de enriquecimiento ilícito y lavado de activos.

Según la Corte, Benedetti “ha comprado bienes inmuebles con dineros cuya procedencia no ha sido posible identificar”.

Ahora la Corte Suprema de Justicia no tiene competencia para investigarlo, debido a que no es congresista. Por eso, sus investigaciones fueron remitidas a la Fiscalía General de la Nación. Los expedientes están relacionados con presunto enriquecimiento ilícito, tráfico de influencias, violación de comunicaciones e injuria y calumnia.

Las decisiones las tomaron en los despachos de los magistrados Héctor Alarcón, César Reyes y Misael Rodríguez de la Sala de Instrucción de la Corte Suprema de Justicia.

Toda esta es la radiografía del actual embajador en Venezuela que, en términos coloquiales, lo tienen entre la espada y la pared, y una nueva salida en falso en nada lo beneficiaría tanto para las investigaciones como para las relaciones entre Colombia y Venezuela, y la confianza que el presidente Gustavo Petro ha depositado en él para tan importante misión.

Confiamos, como es de esperarse, en las acciones positivas que el embajador Armando Benedetti haga para las anheladas y buenas relaciones que tanto necesitamos entre estos dos países hermanos.

(Visited 2.088 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Egresado de la Universidad de la Sabana de Bogotá en Ciencias de la Comunicación Social y periodismo, con diplomado en Periodismo Público de la Unión Europea y la ESAP y posgrado en Ciencias Políticas para Latinoamérica y Criminalística de la Universidad de Salamanca (España). Maestría en Periodismo de la Universidad Autónoma de Barcelona (España) y Especialización en Docencia Universitaria de la UCC. Durante 20 años he ejercido el periodismo en radio y televisión. Durante este tiempo, simultáneamente, he estado vinculado a la cátedra universitaria y a la dirección de trabajos de investigación en las áreas de periodismo público y comunicación social.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

  • twitter

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

En este post una revisión a la película que emplea el(...)

2

Dios nos habla por medio de nuestros sueños. Esta es una(...)

3

Por: Diego Hernan Calderón Urrego  Al escuchar “El Guavio”, la comunidad(...)

0 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar