Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Cada hora en Colombia dos niñas o niños son víctimas de abuso sexual, según cifras de la Sociedad Colombiana de Pediatría; solo en el 2022, el Instituto de Medicina Legal registró que 15.823 menores fueron víctimas de abuso sexual, un 23 por ciento más que en el 2021, y el año pasado la Secretaría de Educación del Distrito recibió 6.877 reportes de violencia sexual en colegios oficiales.

Hasta aquí los casos conocidos y denunciados. El resto queda en el mutismo y traumatismo que muchos y muchas deben llevar a lo largo de sus vidas por siempre.

Da escalofrío ver estas cifras. La situación es tan grave, que la secretaria de Educación del Distrito, Edna Bonilla, ha alzado su voz y califica la situación como crítica e invita a sumar voces, esfuerzos, acciones y voluntades para impedir que este flagelo siga acabando el presente y el futuro los niños y los jóvenes.

En la realidad, la prevención de la violencia sexual para proteger a las niñas, niños y jóvenes no existe, debería comenzar desde el hogar, pero esto no es así, no ocurre, están desamparados, alejados de las palabras y los llamados a defender su dignidad y sus derechos. A corta edad, en un país que produce vergüenza, el lenguaje sexista es prioritario en el colegio, en los hogares y en el ejemplo de muchos de los mayores.

Todo esto conduce a la violencia sexual, al abuso de niñas y niños. Durante su formación no existe un trabajo de prevención para erradicar este flagelo de la inconsciencia social que vive distraída, amargada, donde predomina el importaculismo y la indiferencia de una sociedad que cada día es más violenta y menos considerada con el otro.

Es tan grave el daño que les estamos causando a la niñez y a la juventud que hoy en los colegios se abusa del cuerpo del otro, sin distinción de sexo ni raza, donde a través de amenazas, matoneo y el uso de armas cortopunzantes someten al otro al abuso sexual.

Nuestra sociedad clama por un cambio para que hechos aberrantes como el acoso sexual de profesores a sus alumnos sean castigados y erradicados, como primer principio para garantizar a los adolescentes su proceso de reconocimiento individual y el respeto por los demás.

Y qué decir del hogar, el sitio más inseguro en muchos casos, de situaciones vergonzantes. Tíos, abuelos, papá, padrastro, primos y lo más cercano violentan diariamente a sus propios familiares. Niños y adolescentes que son víctimas silenciosas de una situación aterradora y siniestra. Y lo más grave: los perpetradores quedan en silencio, en la impunidad y sin castigo.

Es necesario el diagnóstico oportuno, la prevención y la sanción para evitar que crezcan seres con caras tristes, para no repetir el ciclo.

(Visited 462 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Egresado de la Universidad de la Sabana de Bogotá en Ciencias de la Comunicación Social y periodismo, con diplomado en Periodismo Público de la Unión Europea y la ESAP y posgrado en Ciencias Políticas para Latinoamérica y Criminalística de la Universidad de Salamanca (España). Maestría en Periodismo de la Universidad Autónoma de Barcelona (España) y Especialización en Docencia Universitaria de la UCC. Durante 20 años he ejercido el periodismo en radio y televisión. Durante este tiempo, simultáneamente, he estado vinculado a la cátedra universitaria y a la dirección de trabajos de investigación en las áreas de periodismo público y comunicación social. Premio de periodismo Álvaro Gómez Hurtado 2022 a mejor blog en el diario EL TIEMPO.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

  • twitter

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

No deberíamos olvidar el año que pasó, porque realmente nos ha(...)

2

La música hace irrupción llegado el verano en Francia y en(...)

3

Cuando Julio Verne escribió "Viaje al centro de la tierra", Islandia(...)

0 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar