Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Lo que me pasa hoy fue algo que me paso ayer

Todos tenemos etapas en la vida donde pasamos por momentos de confusión, tristeza, nos sentimos derrotados, sin fuerzas, nos llegan las enfermedades, sentimos que se nos cierran las puertas, o que se nos desvanecen las oportunidades de trabajo y las relaciones no nos fluyen.

En términos coloquiales: decimos que estamos en ‘la inmunda’.

Y la reacción natural es buscar respuestas afuera, creando dependencias a terceros como psicólogos, psiquiatras, terapeutas, coaches de vida, guías espirituales, curas, pastores y mejores amigos. Llegamos a pensar que la vida no tiene sentido y que el mundo está en contra nuestra. Ya para este punto estamos en plena ‘depre’, que es la antesala a otro estado al que le llamamos ‘la malpa’.

Desesperados le tiramos a todo, y hasta le echamos mano a la religión, de la que tantos cuestionamientos tenemos.

Luego, nos cansamos de pedirle a Dios sin encontrar respuesta, y entonces decidimos pelear con él y, ya sin fuerzas, bajamos los brazos y comenzamos a orar sin fe, y lo hacemos sólo como por si acaso ese día Dios decide acordarse de uno.

Pues hoy quiero hablarte de eso que te tiene confundido, acorralado y hasta deprimido

Te hablaré de esos bloqueos que se generaron en tu subconsciente y que hoy se están manifestando en tu cuerpo. Esas emociones que se instalaron en tus tripas. En tus viseras.

Y te recuerdo que el estómago se hizo para procesar los alimentos y obtener de ellos los mejores nutrientes, no para contener emociones negativas. Si le das un uso distinto al original, entonces sufrirás por ello.

Así, nuestro cerebro se hizo para tener pensamientos positivos. Nuestro corazón se hizo para sentir intenciones positivas. Y nuestra boca y garganta fueron un regalo de Dios para generar palabras y mensajes positivos. Si todo lo anterior no lo usamos para lo que fueron hechos, eventualmente esos órganos sufrirán. Pero si sanamos nuestras emociones negativas, encontrando su origen y re programando nuestra mente inconsciente, podemos avanzar mucho en mejorar nuestra salud física y emocional.

Para estar completamente saludables se requiere que estemos sanos emocional y mentalmente, y que permitamos que nuestra mente siga instrucciones del corazón. Es ahí donde residen las intenciones de paz, amor, libertad, justicia, solidaridad que tanto nos ayudan a corregir nuestro sistema emocional programado incorrectamente desde niños.

Cuando te reconoces, cuando te conectas con tu yo interior, no solo sanas tus conflictos emocionales y vives en gratitud con tu pasado, sino que encuentras la fuente suprema de fuerza que todos tenemos dentro de nosotros.

Hay bloqueos que nos generan la incapacidad para ver hacia adentro de nosotros mismos. Uno de ellos es el miedo a ver; y es cuando tu mente inconsciente sabe que lo hay allá abajo en el pasado, es doloroso. Abusos, golpes, abandonos, traumas etc. son motivos suficientes para que el niño o el adolescente haya decidido desde el inconsciente bloquear esos recuerdos de su propia vida. Entonces, el niño interior se auto impuso un candado que cerró el acceso hacia el interior.

Esto hay que sanarlo. Una forma de sanar es celebrar los triunfos de lograr recuerdos de momentos que hayan afectado la vida y así adentrarse para acercarse desde el amor a esos recuerdos más dolorosos y profundos. Otra forma, es echar mano de las condiciones, del potencial, de las herramientas que tenemos para para ir a ese momento donde se fracturó tu alma y cambiar la información. Es decir, sanar.

Ahí entonces nos acercamos a la liberación. A una felicidad que resulta como producto de encontrarle algo positivo a cada circunstancia que se te presenta, y dejar de pensar que debes controlar el mundo y a las personas que te rodean. Entonces comprendemos que es mejor aceptarlas, aprendiendo a situarnos en el punto en el que nada te sucede, sino que todo simplemente sucede.

Comienzas a aprender a no tomártelo personal, y es cuando aparece el perdón que está integrado a la gratitud. Cada vez que agradeces los momentos complejos, personas que interfieren en algún momento de tu vida, te haces responsable de ellos y tomas la iniciativa para transformar tu vida a través del rediseño de tus patrones mentales y emocionales.

Y te quiero informar además, que la solución no está afuera. Está adentro. Muy dentro de ti. En lo más profundo de tu ser. En el último rincón de tu alma. Y en el centro de tu corazón donde verdaderamente está Dios. Te lo dice un amigo que vivió todo lo que acabas de leer y por eso quiero compartir contigo la fórmula que me sirvió para salir de esa encrucijada y renacer. Te contaré cómo puedes desbloquear tu vida y quitar los velos que no te dejan ver la luz.

Es un trabajo personal, es un proceso. No esperes la magia con la varita de Harry Potter. Es con herramientas y mucha voluntad para iniciar un camino de transformación y sanación donde el mejor maestro serás tú. Para esto deberás miras atrás sin miedos, ni temores; ni pensando que te vas a convertir en una estatua de sal.

Es importante revisar tu historia asegurando que tu pasado vale mucho. Pero tu presente vale todo.

Es una invitación que te hago a honrar tu pasado revisando las pruebas, las caídas, los fracasos, los éxitos, los triunfos y los momentos de gloria. Me refiero a todo aquello que ya pasó. Todas aquellas caídas de las que te levantaste, y cómo fue tu conducta en los mayores éxitos. Ese pasado que te enseñó a través de circunstancias que se mezclaron entre lágrimas y sonrisas.

Honra hoy ese ayer, pero vive hoy este presente que te obliga a construir cada día una mejor versión de ti, sin importar lo que fuiste, lo que hiciste o lo que tuviste. Todo eso vale mucho. Pero tu presente vale todo. Hoy es la oportunidad que tienes para reconstruir, para reparar, para renovar, para re diseñar tu vida; o, por lo menos, tu forma de vivirla.

De esta manera te invito a que aligeres tu equipaje. A no andar con las cargas del pasado y a despejar tu mente y disponer tu corazón hacia cosas nuevas. Nuevos pensamientos, nuevas emociones, nuevos hábitos, nuevas experiencias, nuevas motivaciones, nueva forma de llevar las relaciones; con los demás y contigo mismo.

Hoy renueva tu fe, tu conexión, tu alegría. Y ponle armonía a tu andar. No importa cómo lo hiciste ayer, ni cual fue tu método de antes. Importa hoy. Cómo te levantas de nuevo; cómo buscas oxigeno de otra manera, cómo te pruebas asumiendo las pruebas desde el amor.

No importa cuantas veces hayas caído en el mismo error. Lo que importa es que esta vez ya hayas aprendido; y que la fuerza con la que te levantes esté compuesta de humildad y sabiduría para interpretar la lección.

Hoy lo que vale es lo qué hay. Entonces revisa qué hay en ti y encontrarás un potencial enorme para salir a estrenar cada día tu mejor versión vestido de amor propio.

Recuerda que el presente es un regalo. Por eso, este regalo que te la vida hoy como nueva oportunidad se llama tu presente.

Vívelo, gózalo, disfrútalo, y aprovecha esta oportunidad para ser mejor que ayer, y mañana, si hay mañana… Lo vuelves a intentar.

 

Si quieres trabajar en esto, te invito a nuestro taller presencial Sanándome, Amándome.

Bogotá, 7 de marzo de 9 a. m. a 4 p. m. – Informes e inscripciones: https://api.whatsapp.com/send?phone=573142646168

 

Instagram: @juanpapuchis

Facebook: Juan Manuel Correal Papuchis

(Visited 754 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Publicista y Comunicador, con mas de 25 años de experiencia en los medios de comunicación, televisión y radio. Periodista y Autor de los libros “Sonríe, Todo Está Bien (2013)” , “La Escalera al Cielo (2014)” y “ Las Puertas están abiertas (2018)”. Conferencista motivacional Colombiano, experto en Felicidad personal y laboral, Productividad sin estrés y psicología positiva. Con su testimonio y experiencia de vida, a través de sus libros, conferencias, seminarios y talleres, Juan Manuel Correal, expone su teoría HAKUNA MATATA, que consiste en aprender a vivir desde lo simple, con lo mucho o poco que tengamos, alcanzando el éxito sin sacrificar la felicidad, recuperando la Actitud, Fé y Alegría, como herramientas de vida. “En la vida ocurren cambios inesperados que desatan nuestros miedos alterando nuestro estado de equilibrio y llevándonos a la frustración, la desesperación y la angustia provocando un caos depresivo que opaca nuestros sueños. La Solución está en ti: Actitud, Fe y Alegría como herramientas de empoderamiento para superar las adversidades y convertir las tragedias en anécdotas y las amenazas en oportunidades. Así superé un derrame cerebral y volví a nacer para ser feliz desde lo simple”

Más posts de este Blog

  • bienestar

    De eso estamos hechos, de experiencias

    Hoy, en medio del décimo mes del año maestro 2020, podemos preguntarnos: ¿qué ha sido esta experiencia? Claro, no(...)

  • Vida

    El camino de la vida

    El camino de la vida es ese por el que andamos. Siempre estaremos sobre el camino de la vida.(...)

  • bienestar

    Gracias, covid

    Con seguridad este título despertará emociones encontradas. Muchos, con dolor en su corazón por la pérdida de un ser(...)

  • bienestar

    Crisis u oportunidad

    Hola, ¿como está tu vida hoy? Sí; en plena cuarentena. En esta pandemia histórica que quedará registrada en el(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Siempre llego tarde. Es un vicio. No puedo evitarlo. Hay algo(...)

2

[caption id="attachment_227" align="aligncenter" width="300"] Caro Monroy[/caption] Esa fue mi primera navidad(...)

3

Dios nos habla por medio de nuestros sueños. Esta es una(...)

4 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar