Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Memes-pablo-escobar2

Nos fuimos del Mundial con el corazón henchido de orgullo patrio y con lágrimas de admiración y respeto. Valores que pueden unir a una nación dividida.

El concepto de nación es problemático, máxime cuando ha sido utilizado políticamente para discriminar la diversidad cultural y conjurar una patria con los principios y valores escogidos por ese pequeño reducto de colombianos que han ostentado el poder.  Pero el sentimiento hacia nuestros deportistas es de identidad nacional que reconoce las diversidad precisamente al entender que a ese individuo o equipo nos une una bandera, un himno y nos distancian miles de realidades a veces comunes, otras ajenas, que conforman esa nación no tan perfecta, si fracturada por historias tan dramáticas como nuestra violencia.

Aunque todavía falta mucho en políticas públicas para el deporte, sin duda los resultados de estos últimos años son la cosecha de haber comprendido que invertir en deporte es invertir en cohesión social.  Y dejar pasar la efervescencia que ha producido este Mundial; en el que la eliminación no desató un repudio, sí mucha solidaridad; es desaprovechar una oportunidad para los acuerdos de paz y el postconflicto.  El gobierno deberá capitalizar este sentimiento, como magistralmente lo hizo Mandela. Y no es exageración, ni debe limitarse a una imitación, es tomar ese orgullo que se expresa desde el vestir hasta en los recovecos de la vida virtual, para ponernos a pensar y a soñar por encima de las diversidades ideológicas, en la paz como fin ulterior.

Pensar que todo acabó en los cuartos de final es subestimar un sentimiento nacional.  Es la selección de fútbol, Nairo, Rigoberto, Ibargüen, Pajón,  Falla, Giraldo, Darleys Pérez, Julio Teherán, Montoya y con el perdón de los que dejo por fuera, figuras que dialogan sin saberlo con el más humilde de los colombianos hasta con el más poderoso. Fácil lo entienden los publicistas, lento los dirigentes, quienes les deben e incumplen como al resto.

Pero no todo ha sido positivo desde lo simbólico. Nos molestamos por el irrespeto en caricaturas, memes y comentarios ofensivos hacia nuestras figuras deportivas y con una dignidad admirable pedimos renuncias y presionamos retracciones, al tiempo que reímos, compartimos y hacemos viral los mensajes con el ícono del terror, Pablo Escobar, para desfogar nuestra ira.  Nos parece un chiste reproducir sus prácticas terroristas en mensajes que rápidamente traspasan la frontera de la virtualidad y terminan en amenazas de muerte o en la muerte misma, como si no tuviéramos consciencia que nos pasa a diario. Y es esa cultura mafiosa, la del atajo, la venganza criminal, la que tiene nuestras vidas en jaque por extorsionistas, sicarios, pandillas, prepagos; por la que nos señalan y a nosotros nos molesta.  No es sentido del humor, es idiotez. Validemos mejor una cultura de paz.

(Visited 687 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Otro sitio más de Sitios de Blogs El Tiempo

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Dios nos habla por medio de nuestros sueños. Esta es una(...)

2

Soñar con amigos y familiares que fallecieron causa mucha inquietud a(...)

3

El relato acá narrado no es más que una sujeción de(...)

1 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. Nos parece un chiste reproducir sus prácticas terroristas en mensajes que rápidamente traspasan la frontera de la virtualidad y terminan en amenazas de muerte o en la muerte misma, como si no tuviéramos consciencia que nos pasa a diario.

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar