Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

El pasado 8 de febrero se dieron a conocer los nominados a los Premios Óscar 2022. En medio de la rareza de la temporada híbrida -que no sale de la pandemia, pero procura darle cuerda al golpeado mundo cinematográfico-, se adelantan los preparativos para la gala del domingo 27 de marzo.

Sobresalen, entre los candidatos a diferentes categorías, cinco adaptaciones literarias. Las películas Drive My Car, Dune, El poder del perro, La hija oscura y El callejón de las almas perdidas están basadas en obras homónimas de los escritores Haruki Murakami, Frank Herbert, Thomas Savage, Elena Ferrante y William Lindsay Gresham respectivamente. Esas nominaciones reiteran, como todos los años, la cohabitación del cine y la literatura.

El influjo entre ambas artes ha dado lugar al enriquecimiento de una propensión narrativa. Gracias a ese diálogo los dos territorios se han nutrido desde el punto de vista formal y técnico, pero no por eso han perdido su autonomía como esferas independientes. A propósito de los galardones de la Academia, es oportuno enunciar que la frontera se desdibuja con facilidad y eso no siempre es conveniente.

Las películas basadas en libros se tienden a valorar por su cercanía a la fuente primaria, por su fidelidad a la novela o al relato. Sin embargo, someterlas a esa comparación automática es impulsivo porque desconoce la naturaleza de cada lenguaje: el de la literatura y el del cine. Se trata, precisamente, de adaptaciones, de traslaciones a otros simbolismos, recursos y formas. No de calcos que, a todas luces, serían incluso inviables. Lo adecuado es otorgarle a cada obra los criterios artísticos que le corresponden, bajo el lente estético de su propia condición. La próxima entrega de las estatuillas versará, entonces, sobre las piezas cinematográficas. La literatura tiene otros escenarios y su propio conjunto de elementos analíticos.

Ahora, la pregunta manida, esa que interroga por la preferencia (¿el libro o la película?), es legítima en un abanico inmenso de gustos y posibilidades. Pero la respuesta merece una nueva ponderación de variables para que el contraste no derive en una jerarquización de miradas artísticas.

(Visited 93 times, 1 visits today)

Etiquetas

PERFIL
Profile image

Máster en Escritura Creativa, Magíster en Estudios y Gestión del Desarrollo, Politóloga e Internacionalista. Me he desempeñado como profesora, consultora e investigadora. También lidero talleres y asesorías en materia de escritura creativa.

Más posts de este Blog

  • Sin categoría

    Hartazgo frente al mar

    «Yo no era como ellos, yo me di cuenta muy rápido de dónde estaba y a los siete años(...)

  • Libros

    Líneas claroscuras

    «En mi panza se ha dibujado lentamente una línea oscura. Linea nigra, la llaman. Dicen que es para que(...)

  • Libros

    Por volver la vista atrás

    En una entrevista concedida en el 2021, a propósito de su libro Volver la vista atrás, Juan Gabriel Vásquez(...)

  • Libros

    Leer es la celebración

    Un libro satisfactorio es goce estético, fervor y adicción. Pero es también nostalgia por lo inabarcable; un recordatorio de(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Érase una vez, un pastorcito que llegó agitado a la mitad(...)

2

¿Con qué nos quedamos en relación a la bioserie colombiana Bolívar,(...)

3

Dios nos habla por medio de nuestros sueños. Esta es una(...)

1 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. Me encanta el aporte que la Escritora logra en Mi a través de sus escritos. Soy amante del cine y la lectura, antes pensaba el valor de llevar un libro a la pantalla; pero con esta reflexión comprendo la profundidad de hacerlo o no ….

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar