Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

A raíz de las conversaciones que desde el coaching he venido publicando (¿Tiene claro el objetivo de su proyecto actual o su trabajo?, Carlos Salas, el pintor colombiano que resurgió de sus propios “auto-saboteadores”, “Puedes tener miedo, pero no para siempre”: lecciones de una fractura a los 12 años), me han llegado algunos correos (¡gracias!) con preguntas sobre cómo profundizar en el impacto de las conversaciones en nuestro día a día y cómo se relaciona con el coaching. Esto me motivó a hacer un alto pequeño en la publicación de estas entrevistas para ampliar públicamente este tema.

Lo primero es decir que el coaching es una metodología que se basa en conversaciones y más específicamente en preguntas. ¿A quién le puede servir?: depende el tipo de proceso.

Coaching personal: a quien tenga una meta o un objetivo sin concretar; a quien esté abierto a la transformación y el crecimiento personal y profesional; a quien esté buscando una oportunidad para cambiar su futuro; a quien esté frenado en algún área de su vida; a quien quiera profundidad y/o celeridad en alcanzar una meta; a quién esté eligiendo carrera, emprendiendo o pensando en un cambio laboral, a quien lleve un buen tiempo buscando tomar una decisión y no ha logrado avanzar.

Coaching ejecutivo: personas con equipos a cargo que quieran: generar y mantener compromisos, responsabilizarse de sus acciones y moverse hacia donde quiere ir; elevar una competencia al siguiente nivel de desarrollo; establecer objetivos de manera efectiva y aprender a medir los avances; mejorar las relaciones con superiores, pares, colaboradores, proveedores y clientes, entre otros.

Coaching de equipo: se aplica en organizaciones que quieren facilitar la efectividad entre sus colaboradores, disminuir inconvenientes de comunicación, fomentar un ambiente de continua formación, apoyo y responsabilidad; mejorar la calidad de trabajo; alinear la visión de la empresa con objetivos y estrategias; generar un clima de confianza y motivación; fomentar el liderazgo, entre otros.

¿Todo lo anterior a partir de conversaciones basadas en preguntas poderosas?: la respuesta es SÍ.

Ahora, si nos salimos del mundo específico del coaching, las conversaciones siguen presentes. El tema es que si bien desde chiquitos hablamos, conversamos, en el idioma que sea, lamentablemente no nos enseñaron a hacerlo de forma efectiva. Aprendimos a conversar conforme los patrones que tuvimos a nuestro alrededor y luego fuimos nutriéndolos con nuestra propia experiencia. En ese marco le pregunto ¿si hiciera un balance de sus conversaciones de las últimas 48 horas, podría calificarlas todas como efectivas?

Para avanzar un paso más, quiero compartir algunas situaciones diferentes (cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia), las conversaciones que generalmente aparecen y la propuesta de conversación efectiva para que haya un resultado diferente.

Situación uno: hay un conflicto entre dos o más personas a causa de un error de una de las partes. Conversación que aparece: de reproche, juicios de culpabilidad, emociones fuertes. Conversaciones efectivas: declaración de perdón (si es el caso) y de consideración de posibilidades para enmendar el error; conversaciones de acción basadas en el aprendizaje que dejó la situación.

Situación dos: no tenemos nada en común. Conversaciones que aparecen: monólogos, desinterés, auto escucha (escucho pensando qué es lo siguiente que voy a decir). Conversación efectiva: escucho atentamente a la otra persona (competencia fundamental a desarrollar) y realizo preguntas que le indiquen que me interesa a pesar de que no comparto ¿resultado? es muy probable que salga a flote una coincidencia que estaba oculta y así no salga se genera un ambiente emocional favorable.

Situación tres: después de una reunión en donde se asignaron responsabilidades, sus colaboradores (o algunos de ellos) entregan algo diferente a lo que se pidió. Conversación que aparece: al igual que la “situación uno” conversaciones de juicios (la culpa fue de…), excusas (eso fue lo que entendí), estado emocional. Conversación efectiva: revisión de lo que se pidió y lo que se escuchó (competencia para tener conversaciones de coordinación de acciones).

Situación cuatro: tuve una dificultad en alcanzar lo que busco, no es la primera vez que pasa. Conversación que aparece: juicio personal de ineficiencia, auto reproche, pérdida de confianza en mí mismo e incluso puede llegar a afectar la autoestima. Conversación efectiva: auto empoderamiento: revisión de errores basado en realidades (no interpretaciones de la realidad) y fijación de nuevas acciones (competencias basadas en los actos lingüísticos de las afirmaciones y declaraciones).

Lo dijo Rafael Echavarria, uno de los creadores de la ontología del lenguaje: “LA FORMA DE SER de cada uno remite a las conversaciones en las que participamos, van rediseñando el ser que somos” ¿En qué conversaciones participa? ¿Qué conversaciones quiere generar para tener mayores resultados?

 


Esto es lo que hago: Coaching y Entrenamientos en Competencias Conversacionales

Procesos de coaching personal (presencial en Bogotá o Vía Skype si vive fuera de esta ciudad; ejecutivo y/o equipo. Programas de entrenamiento en competencias conversacionales dirigidos a voceros de empresas, equipos de trabajo, ejecutivos, coordinadores, jefes de área, responsables de proyectos, líderes de equipos o comunidades.

¿Qué se logra con los procesos de coaching? Un proceso de coaching se compone de una serie de conversaciones, en donde el coachee va dándose cuenta, a partir de preguntas del coach, de cómo está tomando sus decisiones y se compromete con los resultados que necesita tener para su vida personal o directiva, en el caso del coaching ejecutivo, y a partir de allí emprende acciones. El coaching promueve competencias de comunicación efectiva, eficiencia, coordinación y mejores resultados.

¿Qué se logra con los entrenamientos en competencias conversacionales? Entre otros resultados: mejorar la comunicación entre los equipos de trabajo o relaciones personales, a partir de una mayor asertividad en mis conversaciones; Mayor productividad basada en una más efectiva coordinación de acciones; Reducción y/o eliminación de pérdidas de tiempo a partir de la realización de pedidos efectivos.

Contacto para procesos y/o entrenamientos: coach@coachsandramateus.com / www.coachsandramateus.com

A través de Linkedin Sandra Mateus


Únase al grupo en Facebook Gimnasia Conversacional

Este es un grupo que le da la bienvenida a quienes estén siempre inquietos por mejorar su calidad de vida, relaciones y resultados; quienes son líderes de equipos y quieran adquirir competencias para la comunicación efectiva; quienes quieran con sus conversaciones hacer de este, un mundo mejor, desde el rol que ocupan en la vida de quienes les rodean.

Las capacidades conversacionales son pre-requisito para alcanzar mayor efectividad en las interacciones con otras personas y con nosotros mismos. La mayoría de nosotros pensamos que por el solo hecho de tener la destreza física para hablar y escuchar, es suficiente y que con eso están dadas las condiciones para hacerlo y por lo tanto no habría nada que aprender y mejorar.

Pero muchos de los resultados que estamos obteniendo en nuestras acciones, están marcando una brecha en nuestras vidas personales y/o profesionales, donde gran parte de los problemas o de las oportunidades que generamos, de las satisfacciones y sufrimientos que nos invaden, son el resultado de la manera como estamos hablando y escuchando.


Sígueme en Twitter @liderazgoarriba

 

Recibe las actualizaciones de mi blog suscribiéndote con tu mail

Email address


E- BOOKS

Puedes adquirir mis E-books en Amazon.com

Se calcula que si en promedio una persona escribe 10 email al día, en los últimos 10 años ha escrito 36.500 correos electrónicos. ¿Cómo ser efectivos en este espacio?

 Marketing personal. Construcción de Marca Personal. Es la clave para mejorar relaciones y resultados. Más de 15 ejercicios prácticos, herramientas de coaching, enlaces a videos de reflexión

No es una novela romántica. Son historias  reales de amores tóxicos o bloqueos personales que le impiden a las personas amar y permitirse ser amadas de una forma sana.  Lecciones de liderazgo personal, coaching e inteligencia emocional aplicables a todos los ámbitos de la vida.

Para padres, educadores o quienes quieran trabajar en si mismos para generar crecimiento en nuestro niños, ahora también el Libro

Otras entradas recientes 

(Visited 929 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Soy coach (acreditada internacionalmente como Master Coach Ontológica Profesional con más de 3000 horas de coaching ejecutivo y equipo en Colombia y Argentina), mentora y editora para escribir no-ficción (libros, blog, artículos) tanto en proyectos personales, profesionales como corporativos. Desarrollo competencias de comunicación oral y escrita en líderes y equipos a partir de técnicas de coaching, mentoria y narrativa. Escribo libros y biografias empresariales. Como coach y formadora empresarial, me enfoco en programas de entrenamiento empresarial, formador de formadores, desarrollo de competencias blandas, especialmente comunicación y liderazgo.

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Con una población actual de más de 7 mil 500 millones(...)

2

Qué es lo que recordamos, y qué olvidamos, es seguramente una pregunta difícil de responder.

La mayoría de los humanos somos capaces de recordar experiencias pasadas, o fechas especiales, y hoy en día unos cuantos números de teléfono. Seguramente muy pocos.

Como quizás usted sepa, estimado lector, nuestra memoria parece "guardar" recuerdos de varios tipos; es de cierta forma clara la diferencia entre el recuerdo que se tiene de la fecha de su nacimiento, al que viene a la mente al recordar un libro especial o una película o una persona. Así que hay recuerdos más "ricos" que otros; más llenos, más complejos, si se quiere. Recuerdos que se componen de imágenes y también de sonidos, de olores, de sentimientos e incluso de recuerdos. Recuerdos de recuerdos, como por ejemplo los de los sueños; no es usual recordar directamente un sueño varias horas después de haber despertado, pero si justo al abrir los ojos el personaje se concentró suficiente en lo que acababa de soñar, entonces es probable que en la noche aún lo recuerde.

En fin. Hemos vivido muchas cosas a lo largo de nuestras vidas, pero a medida que pasa el tiempo las impresiones que podamos tener sobre ellas se van como desvaneciendo, como desgastando, y todo de forma natural y progresiva. No se puede detener. Olvidar es algo necesario, he oído decir a algunos, para poder mantenernos concentrados y con los pies en la tierra.

Borges, en su relato Funes el memorioso, nos muestra la realidad de un personaje (se llama Ireneo Funes, es argentino) que, producto de un accidente, no puede olvidar. Es uno de esos argumentos llamativos, formas de experimentos sociales con visos de realidad y casi de periodismo, que le permiten al que quiera imaginar por un momento cómo sería su encuentro con un personaje así de particular. Así imagina Borges la condición de Ireneo:

Nosotros, de un vistazo, percibimos tres copas en una mesa; Funes, todos los vástagos y racimos y frutos que comprende una parra. Sabía las formas de las nubes australes del amanecer del treinta de abril de mil ochocientos ochenta y dos y podía compararlas en el recuerdo con las vetas de un libro en pasta española que sólo había mirado una vez y con las líneas de la espuma que un remo levantó en el Río Negro la víspera de la acción del Quebracho. Esos recuerdos no eran simples; cada imagen visual estaba ligada a sensaciones musculares, térmicas, etc. Podía reconstruir todos los sueños, todos los entresueños. Dos o tres veces había reconstruido un día entero; no había dudado nunca, pero cada reconstrucción había requerido un día entero (...) Una circunferencia en un pizarrón, un triángulo rectángulo, un rombo, son formas que podemos intuir plenamente; lo mismo le pasaba a Ireneo con las aborrascadas crines de un potro, con una punta de ganado en una cuchilla, con el fuego cambiante y con la innumerable ceniza, con las muchas caras de un muerto en un largo velorio. No sé cuántas estrellas veía en el cielo.

No sé a ustedes, pero a mí me parece una imagen literaria muy fuerte, uno de los relatos más agradables e interesantes que he leído. Por eso lo recomiendo fuertemente.

Desconozco la existencia de casos reales tan impresionantes como el de Funes. Aún así, sé de varios savants o personas con ciertas deficiencias en ciertas habilidades naturales (autistas, en la mayoría de los casos), que sin embargo parecen verse "retribuídas" en capacidades asombrosas. Es así como algunos hombres, siendo naturalmente incapaces de bañarse y vestirse por sus propios medios, pueden realizar operaciones matemáticas complejas más rápidamente que ciertas calculadoras, y con una exactitud y seguridad asombrosas. Existe también (y éste es un ejemplo bien popular) Stephen Wiltshire, un inglés al que se le diagnosticó autismo a temprana edad, y que tiene la impresionante habilidad de dibujar un paisaje con precisión casi fotográfica habiéndolo visto una sola vez. Algunos considerarán que "mostrarlo" de esta manera equivale a ponerlo en posición de curiosidad de circo; aun así, creo sinceramente que es posible admirar de corazón a este hombre por sus capacidades, sin verlo como un espécimen raro. En este video, Wiltshire es llevado a Tokio para hacer una vista panorámica grandísima de la ciudad.



Interesante, ¿verdad?. Wiltshire se gana la vida de esta forma; dibujando por dinero. Es básicamente lo mismo que hacen algunos artistas callejeros, sólo que no lo hace por física necesidad.

Fenómenos como el Alzheimer o el autismo afectan la memoria humana incrementándola o borrándola gradualmente. En su relato, Borges nos muestra de forma impersonal (y, creo yo, bastante respetuosa) la situación de una persona que se ve afectada por una de estas situaciones extremas; nos hace ver que no es lo que se llamaría una bendición, pero que en cierta forma tampoco puede considerarse algo malo. Es un punto de vista sobre una realidad que toca a pocos, pero que nos permite reflexionar y aprender algo nuevo. La literatura, entonces, nos enseña un poco de realidad a través de la ficción.


dancastell89@gmail.com

3

La gente agolpada alrededor de la cancha de arenilla quiere ver(...)

0 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar