Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

“No creo en Dios” es una frase que escucho de vez en cuando como reacción a mi afirmación relativa a que los sueños son mensajes de Dios. Quienes la expresan, más que refutarme, pretenden dejar en claro su posición personal frente al tema. Para mí ese es un punto de vista que merece respeto, máxime dentro de un Estado laico donde la libertad de culto y de conciencia son derechos amparados por la Constitución Política. Todos los habitantes del territorio nacional son libres de creer o no en Dios. Y quienes creen tienen, igualmente, la libertad para rendirle culto a Jehovah, Yahvé, Alá, Krishna, etc. Es decir, así como no hay unanimidad en torno a la existencia de Dios, tampoco la hay entre quienes reconocen su existencia.

Mi opinión frente al tema la he dejado expuesta en otras oportunidades: creo en Dios, en el Padre Celestial, no importa el nombre que le asignen las diferentes religiones. Creo, también, que orienta y protege a los seres humanos mediante mensajes que les envía por medio de los sueños. Pienso, además, que a Él no le preocupa el hecho de que algunos nieguen su existencia o que otros le endilguen distintos nombres. Como no es un ser egoísta o resentido no le niega su ayuda a nadie aunque algunos lo “ninguneen” y otros se peleen entre ellos porque se sienten sus “dueños”. En fin, desde su trono celestial regenta su poder sobre todos aunque, quizás, a veces se duela por las ofensas que recibe. Sin embargo, su amor es infinito y su capacidad de perdón inagotable.

Respecto al tema la Biblia presenta algunos ejemplos que ponen de manifiesto la actitud de Dios ante los hombres para ofrecerles su guía en momentos críticos sin establecer distinciones entre quienes lo adoraban y aquellos que rendían culto a dioses paganos. Me referiré a dos casos específicos, las experiencias de Faraón y Nabucodonosor, dos hombres ajenos al pueblo escogido, idólatras y reyes opresores que, para la época, mantenían cautivos a los israelitas.

Los famosos sueños de Faraón, cuando soñó dos veces una misma noche, no pudieron ser interpretados por ninguno de los magos y sabios de Egipto. Solo José, el hijo de Jacob, inspirado por el Dios de Abraham, de Isaac y de su padre, pudo descifrar el significado de esos sueños. “Dios le ha anunciado lo que está por hacer”, le dijo al hombre poderoso que tenía frente a él y a continuación le explicó el sentido de las imágenes de ambos sueños. Todo el mundo sabe qué le dijo.

Nabucodonosor, rey de Babilonia, vivió una experiencia similar con los magos, adivinos, hechiceros y astrólogos de su reino. Sin embargo, en este caso, ellos tenían el compromiso de decirle a su soberano cuál fue el sueño que tuvo y, además, darle la interpretación. Ninguno pudo. Cuando Daniel, joven israelita cautivo en esas tierras y servidor del palacio real, fue llevado a la presencia del rey con el mismo propósito, lo primero que le dijo fue lo siguiente: “No hay ningún sabio, ni hechicero, ni mago o adivino que pueda explicarle a Su Majestad el misterio que le preocupa. Pero hay un Dios en el cielo que revela los misterios.” Acto seguido le dijo lo que necesitaba saber.

El Dios del que hablan las Sagradas Escrituras puso al servicio de dos reyes que no creían en Él, que además rendían culto a sus propios dioses y de contera tenían esclavizado a su pueblo, a dos hombres sabios e iluminados para que interpretaran los sueños que tuvieron. Ese Dios no tuvo en cuenta las circunstancias individuales de cada personaje para anunciarle a cada uno, mediante mensajes oníricos, acontecimientos del futuro. Si Dios protegiera exclusivamente a sus propios creyentes y desatendiera al resto de la gente, el caos reinaría en este mundo.

Ese es el Dios en el que yo creo, el Dios único, el Dios de todos. Respeto a los ateos, a los agnósticos, a los adoradores de otros dioses. Estoy convencida, por todo lo expuesto, de que todos estamos bajo su protección. A todos nos guía mediante los mensajes que nos envía cuando soñamos.

Una verdad es cierta e indiscutible: las imágenes de los sueños tienen un significado. La ciencia lo ha confirmado. No son figuras aleatorias que se forman en la mente producto de fenómenos inexplicables. El tema de discusión radica en cuál es la fuente que las proyecta. Unos dicen que tienen su causa en el inconsciente. Otros, como yo, creemos que Dios es su artífice. Mi punto de apoyo para afirmarlo es, como lo saben los lectores de este blog, mi dilatada experiencia como intérprete de sueños. El ejercicio del don me ha demostrado que Dios existe, que nunca se equivoca y, además, que siempre procura el bien para todos los seres humanos sin excepción alguna.

COLETILLA.- El sábado 20 del corriente mes de septiembre estaré en Medellín en la Librería Panamericana de El Poblado, situada en la carrera 43A # 6 sur 150, de 4:00 a 6:00 pm, para firmar ejemplares de mi obra “Los mensajes de los sueños.”

El Portal de los Sueños

Facebook

Twitter

(Visited 209 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Nací en Barranquilla, Colombia, en 1949. Desde muy niña, a la edad de seis años, descubrí que poseía el don de interpretar los sueños. Al principio supuse que era una facultad natural que poseían todos los seres humanos. Sin embargo, con el transcurrir del tiempo observé que no era así. Entonces, al llegar a la adolescencia, decidí ocultarlo para evitarme problemas y malos entendidos con quienes suponían que lo mío era un arte adivinatorio. Después de haber educado a mis hijos, de verlos casados e independientes, y ya retirada de mis ocupaciones laborales, consideré que había llegado la hora de desempolvar el don y ponerlo al servicio de los demás.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

Más posts de este Blog

  • Colombia

    ¿Dónde está mi madre?

    La pandemia que agobia al mundo entero está ocasionando, por lo menos en Colombia, un dolor adicional a los(...)

  • Colombia

    La dignidad no se negocia

    En días pasados, mientras saltaba de un canal a otro de la televisión por cable, me tropecé con un(...)

  • Mundo

    Crónica de un encierro

    Cuando la alcaldesa de Bogotá anunció su propósito de decretar la medida que denominó “simulacro de aislamiento” a mediados(...)

  • Opinión

    La mujer frente al reto de la pandemia

    La pandemia causada por el coronavirus ha significado un reto para la humanidad entera en distintos aspectos pero especialmente(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

A partir de este último viernes han aparecido diversos artículos en(...)

2

Soñar con amigos y familiares que fallecieron causa mucha inquietud a(...)

3

Hace diez años terminó la historia terrenal del Joe Arroyo. Pero(...)

2 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar