Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

descargaHa surgido, una vez más, el caldeado debate de si Bogotá merece o no seguir siendo la capital de la República y, yendo más allá, la discusión alcanzó a si los tres poderes públicos: el ejecutivo, legislativo y judicial, con todos los ministerios y entidades gubernamentales, deben seguir operando desde la capital. Ante la propuesta ¡Por poco y se arma Troya! Mejor dicho, casi se arma un ‘bogotazo’ en Twitter.

Dicho lo anterior, se hace necesario hacer memoria y retornar al año 1863, cuando este terruño se llamaba Estados Unidos de Colombia por cuenta de la Constitución de Rionegro y no República de Colombia como la bautizó la carta política de 1886 que, aunque derogada por la de 1991, el cambio no ha sido el suficiente pese a sus libertades.

Quiere decir que antes los liberales de hace 150 años, cansados de los mandatos cachacos, buscaron la independencia económica de las regiones hasta que los conservadores en cabeza del expresidente Rafael Núñez decidieron que el sistema sociopolítico en Colombia debería ser centralista y no federalista, derrocando así el legado que había construido el generalísimo y golpista Tomás Cipriano Mosquera, único que ha sido presidente de la patria en cuatro ocasiones y el primero de los Estados Unidos de Colombia.

Hoy las cartas están sobre la mesa, aunque con pocas probabilidades de éxito. ¿Por qué persistir con el centralismo si la burocracia tarda en llegar a las regiones?, ¿por qué no otorgar mayor autonomía a las Gobernaciones o capitales departamentales?, ¿es lógico que el ministerio de Agricultura funcione en Bogotá, la ciudad menos agrícola de Colombia?, ¿es lógico que el ministerio de Comercio, Industria y Turismo no funcione en Cartagena o Barranquilla?, ¿es lógico que el nuevo ministerio de Ciencia y Tecnología no funcione en Medellín?, ¿es lógico que el ministerio del Deporte no funcione en Cali, la ciudad más olímpica de Colombia? O ¿es lógico que el ministerio de Defensa no funcione en Popayán, (Cauca, el departamento más violento de Colombia)?

Distribuir la institucionalidad a lo largo y ancho del país generaría mayor presencia del Estado, haría las ciudades más competitivas y el sector privado y las oportunidades laborales no se concentrarían solo en Bogotá. Según el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE), el aporte que hace cada región al Producto Interno Bruto (PIB) se distribuye así: Bogotá 25,6 %, Antioquia en 14,5 %, Valle del Cauca en 9,7 %, Santander 6,5 %, Atlántico 4,4 % y el resto del país en 39,3 %.

Eso en cuanto a lo macro. En cuanto a lo micro, las ‘cachacadas son historia diaria en las regiones. Aquí van dos ejemplos populares narrados a esta columna de opinión por testigos directos de las siguientes situaciones:

Primer caso. El Código de Policía promulgado en 2016 tiene molestos a los comerciantes de los pequeños municipios porque ya no pueden vender cerveza a los campesinos o turistas que quieren pasar la sed bajo los parasoles en las plazas de los pueblos, las razones: “invasión al espacio público” y “prohibición de consumo de bebidas alcohólicas en el espacio público”. Así lo ordena la norma desconociendo que una cosa es beber en una acera de Bogotá y otra muy distinta en cualquier plaza de tierra caliente.

Segundo caso. En Montería, capital de Córdoba y ahogada por el humo del mototaxismo, para ir a los barrios periféricos no hay otra opción que agarrarse de la cintura del piloto de una moto. Recién salido el Código de Tránsito en 2002, que prohíbe el transporte informal en una ciudad que carece de transporte público en sus alrededores y que exigía a estos transportadores vestirse casi como ‘RoboCop’, sin si quiera tener la nariz descubierta pese al inclemente sol de 35 ºC y los tímidos vientos del Sinú, en una ocasión un policía paró a un motociclista costeño que viajaba con su cliente:

  • Policía: “Buenas tardes, sus papeles por favor”
  • Mototaxista: “Buenas, sí señor, aquí están todos”
  • P: “¿Su casco y su chaleco reflectivo?, ¿y el del señor de atrás?”
  • M: “Ajá, tú sabes que esa ley aquí no pegó”
  • Risas…

Ante la situación, el retén de la Policía se percató que no solo él incumplía con la norma, en realidad, nadie cumplía con usar el caluroso casco y atuendo que se exigía. Frente al fracaso no pudieron inmovilizar todas las motocicletas de Montería.

De manera que, la discusión debe adquirir más profundidad que los regionalismos obtusos y radicales, no se trata de decir si es más berraco el rolo, el paisa, el valluno o el costeño, – excusas no mencionar a los 32 departamentos, pero así sería más aburrida la lectura -, tampoco se trata de mover la capital porque sí, es hacer una distribución inteligente del Estado, de la burocracia y así potenciar en todos los sentidos a las regiones.

Por: Cristian Torres Rodríguez

Twitter: @cdtrnews

 

(Visited 1.290 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Son un grupo de jóvenes que dan su visión particular sobre el acontecer político, cultural y social ante todo tratando de generar una reflexión critica.

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Quiero sacarme una espinita con esta nueva entrega de los 500(...)

2

Soñar con amigos y familiares que fallecieron causa mucha inquietud a(...)

3

Desde Texas, USA... Una frase muy de moda por estos días(...)

6 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. Completamente de acuerdo, este país requiere de pensar fuera de la caja y hacerle reingenierìa, para eliminar tanta burocracia y agilizar el desarrollo. Convertir el país en una república federal con máximo 12 estados es la primera opción. La segunda es la de dolarizar la economìa, asì acabamos con tanta manipulación de la misma a cargo del Banco de la República. Y la tercera, para optimizar la gobernabilidad y reducir costos, es que el periodo presidencial y de gobernadores sea de 6 años, mientras que de alcaldes y demás sea de 3 años.

  2. el país se modernizara ,sera eficiente en todo sentido sin tener que colocar la capital en otra ciudad cuando lo que realmente debe suceder es que el colombiano (incluidos todos) tengan una cultura diferente a la actual.(cambiar el programa mental).se respete,se quieran sus ciudades y el País ,sean honestos y sobre todo dejar tanta mentalidad pachanguera donde prima la pereza de dejar para mañana todo

  3. el asunto no es llevar algún ministerio a otra ciudad,pero si es importante que esa burocracia se modernice y actúe en beneficio del usuario con eficiencia ,ya que no se soluciona cambiando de nombre al ministerio ni trasladandolo

  4. hernando786669

    Señor. Cómo muchos periodistas al parecer Ud. no tiene ni idea de lo que pasa en el país. Los gobernadores y los alcaldes son los mayores ladrones de los dineros públicos. Lo hacen de manera descarada y abierta. En el chocó, en la guajira, en muchos municipios, los niños mueren de hambre, mientras los gobernadores y alcaldes llevan vidas de excesos. No hacen nada por su gente. Todas las decisiones de inversión y gasto se deberían tomar desde Bogotá. Así funcionaría mejor el país.

  5. arturoospino

    Gran parte del debate es entender que la capital no tiene que ser la ciudad más grande ni la más importante. En Estados Unidos ni New York, ni Los Angeles ni Miami son las capitales de sus estados (las cuales son Albany, Sacramento y Tallahassee), siendo estas ciudades de muchísima mayor importancia que las capitales. Quizás el pensamiento centralista tan arraigado no concibe pensar otro modelo, pero en un modelo federalista no habría polémica alguna.

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar