Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog
Sebastian PrietoPor: Juan Sebastián Prieto Merchán

La actual crisis que afronta la civilización es una amenaza directa en contra de los objetivos de desarrollo sostenible. El aislamiento obligatorio ha generado una reducción significativa de actividades comerciales e industriales, lo cual no se puede entender como una reducción definitiva de los índices de contaminación.

Las imágenes que muestran a diferentes animales silvestres ocupando espacios usualmente invadidos por la actividad rutinaria del ser humano, pueden distraer a la opinión pública sobre los verdaderos problemas del desarrollo sostenible. Según la Agencia de Energía Internacional, se estima que en el 2020 el mundo usará un 6 % menos de energía, lo cual en realidad es un dato alarmante, pues los viajes terrestres y en avión se han reducido de manera sustancial y aun así solo se logró una reducción menor al 10 %.

Si bien la expansión de la pandemia conlleva a un menor consumo de combustibles fósiles también implicó el colapso de la economía y los más afectados serán los países en vías de desarrollo, como Colombia.

Los gobiernos se enfrentan a dilemas éticos y políticos intensificados por la crisis. Los mandatarios deberán enfrentar la presión social por restablecer condiciones de bienestar y con ello la presión por aumentar los índices de producción. Incluso la ONU ha llamado la atención para que las políticas ambientales no se flexibilicen. La sostenibilidad trasciende los diferentes escenarios de la sociedad y una mayor afectación sobre el medio ambiente se reflejará en una limitación a derechos como la vida y la salud.

En Colombia, la solución está en el trabajo conjunto con el sector privado, que son actores reconocidos por la institucionalidad y quienes deben rendir cuentas a las autoridades ambientales y entidades técnicas. En igual sentido, el gobierno deberá concentrarse en tomar el control de las zonas de alta riqueza ambiental, pero bajo el poder de las economías informales.

Las zonas rurales afrontan índices de pobreza y desempleo más altos que las zonas urbanas, lo que ha nutrido de apoyo territorial y de una fuerza de trabajo constante para la ejecución de actividades irregulares como los cultivos ilícitos, la ganadería extensiva, el tráfico de fauna y la explotación maderera. El gobierno deberá reconocer que no tiene el control sobre dichas actividades, lo que implica que no tiene la capacidad de ejercer su poder como autoridad ambiental.

El verdadero reto está en las alianzas que se logren con las comunidades campesinas y en fortalecer las economías legales en los territorios. Es evidente que las problemáticas sociales y ambientales coinciden de manera dramática en la amazonía colombiana, donde la Corporación Ambiental para esa región (CorpoAmazonía) reportó un aumento de los puntos de calor para el mes de marzo de 2020 en 12.958 puntos. Así pues, los grupos al margen de ley aprovecharon las condiciones de aislamiento para aumentar la tala y la destrucción de las selvas tropicales. La escala de afectación ambiental podría tomar nuevas proporciones en un mundo pos-pandemia.

La realidad es que el aislamiento obligatorio ha generado una imagen favorable sobre el medio ambiente, pero con bajo impacto sobre las fuentes de contaminación.

 

Twitter: @sebasprietista

 

Etiquetas:

 

(Visited 269 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Son un grupo de jóvenes que dan su visión particular sobre el acontecer político, cultural y social ante todo tratando de generar una reflexión critica.

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Dios nos habla por medio de nuestros sueños. Esta es una(...)

2

Soñar con amigos y familiares que fallecieron causa mucha inquietud a(...)

3

La muerte del futbolista argentino Diego Armando Maradona volvió a sembrar(...)

1 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. manuelrubio881144

    Primero, enhorabuena por el artículo! Totalmente en coherencia con lo que comentas. La sostenibilidad, que al final se trata de salvar el medio ambiente y los ecosistemas que nos rodean, implica a tocas las capas de una sociedad, desde el más pobre hasta el más rico, y, por lo tanto, se necesita una implicación de todos y más, cuando está en juego el futuro de mucha gente. En este artículo de OVACEN se explica bastante bien el concepto y, sobre todo, el concepto de decrecimiento que es muy importante… Me da pena que las administraciones no se lo tomen en serio ¡Mucha intención! pero al final termina en cajones o con escaso presupuesto de actuación. Un saludo

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar