Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Por: Sebastián Zapata Callejas

Si un fenómeno político ha sido capaz de anclarse exitosamente en las sociedades del siglo XXI, en las dinámicas electorales contemporáneas y, en general, en el juego del régimen político ha sido el populismo, que, como bien lo describe John Judis en su libro La explosión populista, no distingue entre ideologías, es decir, izquierdas, derechas y el famoso pero gaseoso centro político.

Desafortunadamente, en Colombia este fenómeno cada día toma más fuerza y se expande como la espuma, convirtiéndose en una especie de estrategia para ganar likes, publicidad y votos. No en vano quedó demostrado en la contienda electoral de 2019 que varias alcaldías y gobernaciones quedaron en manos del populismo, como la gobernación de Magdalena o- el caso por excelencia- la Alcaldía de Bogotá, que se hizo elegir con un discurso anti-TransMilenio que quedó en mentiras, una recuperación de la seguridad que no pasó de simples frases rimbombantes, una administración anti clientelar que contrasta con toda la “roscocracia”, con todos los cargos que ha dado como favores políticos, etc. Claramente, algunos concejales y diputados sacaron también su as populista que tenían bajo la manga y lograron escaños en sus respectivos territorios.

Pero el asunto es que el populismo no solo está imperando en el país en tiempos electorales propiamente dichos, por ejemplo, ha llamado recientemente la atención cómo los mecanismos de participación ciudadana han sido manoseados por el fenómeno populista en el tiempo reciente. Lo anterior se evidenció con los referendos propuestos por el expresidente Álvaro Uribe a finales de noviembre del año pasado y el del Senador exuribista, exsantista y ahora petrista Roy Barreras, que denominó #ChaoDuque. Referendos utópicos e irrealizables, que más bien parecen globos lanzados al aire con los cuales se espera pescar algo de opinión y adeptos.

Y como no mencionar la madre de todos los populismos recientes, la mal llamada “Consulta Anticorrupción”, que no fue más que un gasto incensario de miles de millones que le hizo hacer Claudia López y sus amigos del Partido Verde a Colombia, ya que casi todo lo que proponían estaba ya enmarcado en la legislación nacional.

Ahora bien, a la pregunta que le deben prestar atención expertos y tomadores de decisiones es: ¿cómo contrarrestar este mal del populismo en una ciudadanía cada día más decepcionada de la clase política, pero a la vez presa de las fake news, fuertemente sesgada, extremadamente susceptible y propensa a los discursos de los cantos de sirena que realizan los populistas?

Ya se han visto los peligros que trae consigo que la moda populista se instaure en las diversas escalas de los regímenes políticos, ojalá que sirva como advertencia en el país la aguda y amplia miseria venezolana, la convulsión que aconteció recientemente en la democracia más estable del mundo, Estados Unidos, el preocupante estancamiento argentino, la mala toma de decisiones en España, y los demás casos de populismo que se han dado y suceden actualmente en varias naciones del planeta.

@sebastianzc

(Visited 288 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Son un grupo de jóvenes que dan su visión particular sobre el acontecer político, cultural y social ante todo tratando de generar una reflexión critica.

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Dios nos habla por medio de nuestros sueños. Esta es una(...)

2

[caption id="attachment_1685" align="aligncenter" width="950"] En las calles, en los centros comerciales,(...)

3

Soñar con amigos y familiares que fallecieron causa mucha inquietud a(...)

1 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar