Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Enrique Castañeda

Desde el pasado 28 de mayo, día en que inició el Paro Nacional, también hizo su aparición un grupo de jóvenes que se autodenominaron “la primera línea”. Como algunos colombianos, este grupo estaba protestando en  contra de algunas medidas absurdas del Gobierno Nacional. 

Fue tanta la presión ejercida por la primera línea, y por la mayoría de colombianos, que el Gobierno Nacional no tuvo otra elección que retirar uno de esos controversiales proyectos, como lo era la reforma tributaria. Un logro que se le adjudicó a este grupo de jóvenes colombianos.

El retiro de la reforma de la salud también fue otro triunfo de estos emprendedores de las buenas causas en el país. En varias regiones del territorio nacional se crearon facciones de la primera línea, siendo Cali, Medellín y Bogotá las más representativas, tanto en cantidad de miembros como en actividades durante el paro nacional.

Pero como todo en Colombia, no todo lo bueno dura para siempre. Las mal llamadas primeras líneas, pasaron de una protesta pacífica a convertirse en un dolor de cabeza para las autoridades, habitantes, comerciantes, y transeúntes de las diferentes ciudades. El alto consumo de drogas y alcohol repercuten en los actos de violencia y hurtos, protagonizados por los supuestos manifestantes.

Los grandes caudillos políticos y diferentes grupos vieron en estos jóvenes idealistas la oportunidad de manipularlos, con dinero, artículos para sus ataques a la fuerza pública y a los bienes, en diferentes puntos de la geografía colombiana.

Recordemos la quema de buses del servicio de transporte público, así como de estaciones del mismo en algunas capitales del país, la destrucción de inmuebles públicos como privados, saqueos, robos, ataques a la fuerza pública, y hasta homicidios, como el ocurrido al motociclista en el portal de las Américas.

Por un trino que publiqué condenando el vandalismo al servicio de transporte público en la ciudad de Cali, me reprocharon diciéndome que me importaba más un bus que una vida humana. En ese momento no se habían presentado muertes de ninguno de los dos bandos.  Solo la destrucción de uno de los bienes de todos los caleños, como lo es el MIO. Repliqué a ese reproche diciendo que estaban afectando a las personas de a pie, a los trabajadores que se  vieron afectados para regresar a casa o no poder llegar a su sitio de trabajo.

Esto no solo ocurría en la capital del Valle del Cauca, Medellín y Bogotá también sufrieron los embates de este grupo que pasó de la protesta al vandalismo sistemático. Días y noches de caos y destrucción sin sentido fueron el común denominador en estas ciudades.

La capital de la república aún sigue viviendo en algunos sectores el caos generado por un grupo que sigue siendo financiado por sectores que quieren polarizar al país, con discursos de odio y violencia. Estos mismos sectores que niegan rotundamente su participación en estos actos.

En días pasados, en la localidad de Engativá, una de las más golpeadas por el fenómeno de la primera línea, uno de los mal llamados manifestantes confesó que reciben $70.000 por salir a “marchar” y enfrentarse a la fuerza pública. Pero no solo esta localidad sufre el calvario de tener campamentos de manifestantes en sus calles; Suba, Kennedy y Usme, padecen noche tras noche las consecuencias de los enfrentamientos entre los radicales y las autoridades.

Y varios ciudadanos nos preguntamos: ¿es esta la forma de lograr un cambio en el país? Como los mismos organizadores de las marchas y del paro lo afirman, este cambio se logra en las urnas, ejerciendo el sagrado deber del voto, no destruyendo lo que después entre todos terminaremos pagando con impuestos o sobretasas.

Sea cual fuere el nuevo gobierno en Colombia, solo espero que no divida, no polarice y que lleve al país por el camino del progreso. Olvidemos el vandalismo y lleguemos a la unión como colombianos.

Colombiano, con su voto salve usted la patria.

Twitter @kikecastaneda

(Visited 673 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Son un grupo de jóvenes que dan su visión particular sobre el acontecer político, cultural y social ante todo tratando de generar una reflexión critica.

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

El mundo observa con preocupación la tensión en aumento entre Moscú(...)

2

Dios nos habla por medio de nuestros sueños. Esta es una(...)

3

Soñar con amigos y familiares que fallecieron causa mucha inquietud a(...)

3 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. aca en Cali. totalmente de acuerdo. lo que estos individuos le hicieron a la ciudad y a nosotros sus habitantes no tiene nombre. o si: fisico vandalismo y destruccion delincuenciales

  2. No deja de desconcertar que los blogueros y calumnistas… simplemente ignoran los hechos puros y duros…. bebes asesinados en ambulancias…. motociclistas degollados en calles de la capital…. el mismisimo director de la CICR para colombia, en carta abierta, rogandoles a los “manifestantes” que no ataquen a las ambulancias…. robo atraco y vandalizacion de miscelaneas de barrio… y la guinda del pastel… secuestro masivo de barrios enteros en una ciudad capital…. de eso, estos “blogueros” ni una silaba!!! primera linea=terroristas prepagados por bolivar y petro (se llego al colmo de verlos con machetes gigantes y 3 o cuatro cocteles molotov en ristre!!)…. tibios, amdentrados y apaciguadores los nuevos formadores de opinion… (lea, amigo bloguero, que fue lo que le paso a chamberlain!)

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar