Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Por: Alejandra Benavides

Las tensiones entre las dos grandes potencias económicas mundiales crecen con el paso de las horas. Por un lado, Joe Biden, presidente de Estados Unidos, advierte a su homologo chino Xi Jinping sobre las grandes consecuencias que tendría el país oriental si apoya el ataque bélico de Rusia contra Ucrania; mientras que China, ausente de un discurso claro, y una denuncia en contra de lo que hace Vladimir Putin, pone en duda lo que aprueba el país asiático en materia de principios básicos constituidos en la Carta de la ONU y el respeto por las soberanía de las naciones.

Si bien hasta el momento no son de conocimiento público las posibles consecuencias que Estados Unidos impondría a China si este apoya a Rusia; el país asiático ha evitado referirse con el término “invasión” a la guerra que ocurre en Ucrania y además ha dejado claro su desacuerdo con las sanciones anunciadas por Estados Unidos y sus aliados contra Rusia; situación que ubica nuevamente en un tablero de ajedrez a las dos grandes potencias económicas enfrentadas por su política exterior e intereses económicos.

Y es que las relaciones comerciales entre China y Estados Unidos vienen en deterioro desde la administración de Donald Trump. En marzo de 2018 se desató una guerra comercial de gran magnitud que afectó al ciudadano de a pie, a los agricultores y fabricantes, y benefició a otros países en materia económica ya que aumentaron su manufactura para cumplir con la demanda. El entonces presidente estadounidense impuso aranceles de 50.000 millones de dólares a los productos chinos, bajo la premisa que indicaba una práctica comercial desleal por parte de China, respecto al robo de propiedad intelectual. Además, Trump buscaba incrementar la manufactura local, según él, para reducir el déficit comercial de Estados Unidos. En su momento China también impuso aranceles a más de 100 productos estadounidenses.

Y es que el discurso de los diplomáticos chinos ha propendido por la generación de escenarios que fortalezcan el desarrollo para su país, es decir, la maximización de sus intereses, con estrategias planteadas en la agenda geográfica como: el corredor Bangladesh-China-India-Birmania, el corredor económico China-Pakistán y algunos tratados de libre comercio, como la alianza económica y militar con Mongolia y Rusia. En otras palabras, China busca expandirse para convertirse en el epicentro de las decisiones globales en un área en manos de los asiáticos, donde se desplazaría la política exterior de Estados Unidos.

El proyecto económico One Belt, One Road que se impulsó con la llegada de Xi Jinping al poder chino, abarcaba una participación más activa en el diseño e implementación de acuerdos internacionales, dando paso al sueño económico expansionista con la antigua Ruta de la Seda, en la que China se convertiría en el eje central de políticas económica-comerciales, con vías marítimas y terrestres hacia Europa, atravesando zonas estratégicas de ambos continentes. La aspiración china tiene un solo objetivo y es que todos las rutas conduzcan a Beijing.

Ante la inminente amenaza que empezó a representar la economía china para Estados Unidos, se fortalecieron las alianzas con el continente asiático, robusteciendo sus mercados y su fortaleza militar, amparados por la política Pivote Asiático de Barack Obama.

Durante dicha administración, ambos países acordaron el rol “ganar-ganar”, que se basaba en cooperación y respeto; a pesar de no estar de acuerdo con toda la agenda, se logró mediar en muchos escenarios. Aún así, China, para neutralizar la presencia estadounidense, intensificó la captación de tecnología militar para estimular tratados propios como la Asociación Económica Integral Regional.

Uno de los elementos discursivos que Trump acuñó para sus campañas fue “Make America Great Again”, el cual buscaba una nueva hoja de ruta con actores internacionales, en el que figuraba China como parte de la estrategia económica estadounidense.

Las relaciones se tornaron tensas cuando Trump controvirtió la política One China, para luego dar paso a un momento de tensa calma con los acuerdos basados en diplomacia, economía, seguridad cibernética y cumplimiento de la ley. Otra de las acciones contundentes de la administración Trump, que contribuyeron con el rompimiento del ambiente pacífico, fue el retiro del Acuerdo Transpacífico de Asociación Económica.

Para comprender las acciones implementadas por la administración Trump, es importante comprender las acciones desde la mirada estratégica de la Política Exterior y cómo esta se estructura en una agenda temática y una agenda geográfica. De igual forma, es propicio identificar aquellas relaciones de causalidad y así mismo el comportamiento del Estado. Por ello nos preguntamos, ¿por qué Estados Unidos aplicó aranceles a los productos importados de China? Uno de los más grandes golpes a la economía china fue el divorcio entre la empresa Huawei y Google en el 2019, lo que significó la caída de las ventas de los equipos celulares y llevó a Huawei a crear su propio sistema operativo.

Haciendo un análisis individual en el marco de las Relaciones Internacionales, encontramos que Donald Trump, en su rol de outsider, impulsó políticas encaminadas a trasladar las empresas a las casas y fabricar sus productos en Estados Unidos.

Desde la perspectiva clásica de las Relaciones Internacionales, vale la pena analizar el comportamiento de Estados Unidos como un actor central, unitario y racional; modelo que propone Graham Allison en un nivel racional, en el que se busca maximizar las ganancias y reducir los costos. La Política Exterior de Trump se materializó como un output al imponer las sanciones tributarias, posicionándolo como ente monolítico en el sistema internacional; además que las acciones mostraban una retórica respaldada en la visión económica de las Relaciones Internacionales y no tanto por garantizar la supervivencia humana.

Tomando como referencia el nivel sistemático de Kenneth Waltz, existen grandes coincidencias con el modelo de Allison, ya que el Estado es el actor central con su política exterior representada como output.

En el contexto actual, vemos cómo la incertidumbre en materia económica se empieza a agudizar, ya que Rusia es uno de los principales exportadores de recursos energéticos para varios países. Recientemente, el presidente de Estados Unidos prohibió las importaciones de gas natural y petróleo de Rusia; así mismo, otra acción contundente fue el cierre temporal de la cadena de restaurantes de comida rápida McDonald’s en sus más de 800 puntos en el país ruso, lo que deja en evidencia el aislamiento comercial que se le quiere imponer a Rusia tras la invasión a Ucrania.

Expertos y analistas en política exterior aseguran que China es la prioridad de la Política Exterior de Estados Unidos, señalando que el país asiático apoya a Rusia con el fin de desviar la atención de la administración de Biden de Asia a Europa, siendo China el competidor y rival económico de Estados Unidos.

Nos preguntamos, ¿qué pasará en las próximas horas tras las reuniones que sostuvo Joe Biden en la cumbre de la OTAN en Bruselas, el G7 y el Consejo Europeo?, ¿qué otro boicot occidental deberá enfrentar Rusia?, ¿Qué sanciones tendrá que pagar China si apoya el sueño expansionista de Vladimir Putin? ¿Cómo se recuperará la economía mundial tras la invasión de Rusia a Ucrania, luego de intentar salir a flote después de una pandemia? Ante la incertidumbre de la situación actual, se espera que las vidas humanas no sigan siendo el blanco para debilitar al presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski.

Twitter: @AleBenavidesL12

(Visited 761 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Son un grupo de jóvenes que dan su visión particular sobre el acontecer político, cultural y social ante todo tratando de generar una reflexión critica.

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Llegar a vivir a una ciudad nueva es un reto desde(...)

2

Dios nos habla por medio de nuestros sueños. Esta es una(...)

3

Soñar con amigos y familiares que fallecieron causa mucha inquietud a(...)

0 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar