Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Breve historia de un gestor de lectura

Nací en Medellín pero me crié en Bello en los años 80´s. Crecí escuchando rock caminando por las mangas de Salento arriba. Me bañaba con mis amigos en los charcos de Potrerito y jugaba futbolito en mitad de la calle. No todo era pelotas y canchas barriales, además veíamos películas en VHS, sembrábamos árboles y jugábamos pistoleros.

 

Fue la época de “Los killeres”, “La ramada” y “Los monjes”: combos de Bello que trabajaban para El cartel de Medellín. Los muchachos eran más “grandes” que nosotros. De manera que crecí entre pillos y calles en Bello. Y el colegio, claro, donde tuve pésimos profesores.

 

Aprendí a disfrutar la literatura en el ejército con un amigo que conocí allí. Era un lector voraz. Durante las horas de guardia en la garita en la base militar, el hombre se quitaba las cartucheras y sacaba el novelón de turno. Durante los descansos en la cocina, entre guardia y guardia, con el pelotón reunido, repartíamos la lectura en voz alta. Sin saberlo, fundamos un club de lectura en la compañía Hombre de acero. Un club de lectura entre fusiles y camuflados. Leímos juntos a Poe, Dostoievski y Andrés Caicedo, entre otros.

 

Varias veces ganamos castigos por leer en la guardia. Era un delito descuidar la vigilancia. El sargento nos incautó la pequeña biblioteca que teníamos y los libros se prohibieron en la base militar. Leer en el ejército estaba prohibido, pero nosotros seguimos pidiendo libros a los familiares y amigos que venían a visitarnos. También los comprábamos cuando salíamos de permiso.

 

Un soldado leyendo es un peligro. Para el sargento, nuestros libros representaban un riesgo y los perseguía. Así que, a punto de irnos a las garitas y trincheras, encaletábamos las novelas en el camuflado. En el ejército, traficábamos con literatura.

 

Desde eso, creo, me gusta hablar de libros y de autores. Y desde entonces llevo notas en una libretica. Anotaba lo que comíamos en la base militar, las letras de las canciones que nos enseñaban y los libros que leíamos.

 

Con todo este tema de la literatura, me gustaría que la gente se diera cuenta de que leer es un parche, que la ficción es una actividad muy entretenida, que algunos profes de colegio están equivocados, y más que ellos, los currículos. Si yo fuera ministro de educación, o al menos pudiera tomar tinto con ese cargo, intentaría un plan que valiera la pena para volver a pensar la promoción de la lectura en la educación pública.

 

Me gustaría que el amor por los libros, esa curiosidad que tienen las niñas y los niños de manera natural, no se opacara durante la adolescencia y la juventud. Me gustaría que tuviéramos un sistema educativo que defendiera a raja tabla esa inquietud natural por la literatura.

Acá está completa la entrada:

 

(Visited 83 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Andrés Delgado. Piel de topo es un blog sobre periodismo y literatura, crónicas y opinión.

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Uno de los mayores activos de cualquier país es la infraestructura.(...)

2

Dios nos habla por medio de nuestros sueños. Esta es una(...)

3

Soñar con amigos y familiares que fallecieron causa mucha inquietud a(...)

2 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. No se si fue o es cierto, pero decían que en Nueva Zelanda, el lunes no había tv, así que, como ud dice, el”parche”era leer… Y una vez que ud empieza un libro, hasta un mal libro, esa semana no para, y si es un dia fijo en el que será el entretenimiento, pues ya sigue leyendo… Ojalá obligaran a leer a los niños.. Yo tuve la ventaja que en casa, el tv se dañó y mi padre era quién lo arreglaba en mayoría de casos, y como no le importaba, pues era larga la temporada sin tv. Afortunadamente Papá tenía muchos libros, muchos, yo sabía leer desde lo 4 años, así que me quedó ese buen vicio…. Agradable su club. Saludos.

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar