Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Llegan las elecciones. Se oyen discursos bonitos, proyectos para ser un país feliz ¡Mentira, ya los somos! Cualquier programa presentado por la mayoría de candidatos sería envidiado por políticos suizos o noruegos. Todo suena lindo. En cuatro años nos desarrollamos. ¡Qué felicidad!

Se ven campañas geniales y super originales. Cosas que nunca en la vida hemos escuchado. ¡Es el momento del cambio! ¡Más empleo y seguridad! ¡Porque es el momento de la paz! ¡Erradiquemos la pobreza! ¡Cero corrupción! Frases que venimos escuchando desde hace más de 100 años.

Todos aseguran ser transparentes, independientes, sin cuotas políticas o burocráticas. Ante las investigaciones que tienen, afirman que son persecuciones en su contra de enemigos políticos. Que creen en la justicia colombiana y confían en que saldrán libres. Eso decían Piedad Zuccardi, Kiko Gómez y Samuel Moreno. Las excusas y evasiones de siempre.

corrupcion© Paha_l | Dreamstime Stock Photos & Stock Free Images

La realidad es otra. Ve uno las mismas caras, la misma desconfianza, la misma corrupción. ¿Serpa, Uribe, Gerlein como imagen de renovación política? ¿En serio? Y ni hablar de los delfines.

Hay escepticismo. La gente ya no cree mucho, y esto podría ser una esperanza. Aunque a los partidos políticos y al gobierno les importa muy poco lo que creamos. Sólo quieren seguir con el control del país, de la economía, del país feliz, pero para ellos y su grupito. Los demás, que se jodan. O bueno, denles algo de pan y lechona por el voto que les dieron.

Tan despreocupados están los partidos sobre su imagen que no hacen caso de las investigaciones. Un informe alertó sobre un alto número de candidatos, más de 130, con serios cuestionamientos. Sospechosos, acusados e investigados de graves delitos: Masacres, desplazamiento, robo de tierras, asesinato, narcotráfico, clientelismo, lavado de activos, constreñimiento electoral y más. Eso sí, ninguno de ellos se ha robado un celular en Transmilenio o un cubo de caldo de gallina de una tienda. Porque estos últimos son delitos mucho más graves, que merecen la atención de los medios y el repudio de la sociedad en general.

Los directores de estos partidos políticos no dicen nada, se hacen los bobos. No rechazan a estos candidatos en público. Necesitan los votos. Son hipócritas. Cómplices de la corrupción. Miserables. Malditos, mil veces malditos.

Cobardes con miedo de perder todo el caudal político  que han ganado a punta de sangre. Y nada pasa porque están apoyados en un sistema de justicia comprado, amañado, mañoso y podrido. Tú me haces Senador, yo te hago Magistrado. Tú no me investigas y yo te nombro Procurador. Corrupto con corrupto, corrupta con corrupta, en un sentido muy bello.

Aunque les reconozco algo. Su departamento de marketing y de relaciones públicas es asombroso. Tanto así que un alto porcentaje de colombianos continúa pensando que los más grandes problemas de este país son Las Farc, Las Bacrim, y la inseguridad. ¡Plomo para todos ellos y habrá paz, desarrollo y cohesión social!

Haga el ejercicio mental de poner a todos los actores ilegales en una bolsa (Farc, Eln, Bacrim, delincuencia común, etc) y tirarlos al mar o enviarlos a Marte. Seguramente habrá paz y tranquilidad por algunos años. Pero como sigue la misma clase dirigente, pronto aparecerán nuevamente los mismos problemas y peores. Ahora haga el mismo ejercicio mental, pero al revés. Meta a todos los políticos corruptos en una bolsa y tírelos al mar. Tomaría un tiempo recomponer el país, pero les aseguro que los demás problemas no aparecerían. O algunos de ellos sí, pero en un porcentaje mínimo.

Para rematar su nivel de oportunismo, hacen actividades que nunca en periodos anteriores realizaron. Candidatos manejando taxi, trabajando como vendedores ambulantes. Qué porquería. Son elegidos y vuelven a sus megas camionetas, su jauría de escoltas, su poder. Y jamás regresan a pisar el sitio donde los vieron una vez con los ciudadanos. Claro, hasta unos días antes de las próximas elecciones.

Sólo tómese un tiempo y vea un noticiero nacional. Las noticias son para sentarse a llorar. Lo peor es que en el tiempo de los comerciales, aparece la propaganda de todos los partidos. Anunciando “las maravillas que han hecho” y que quieren seguir haciendo. Como si desconociéramos que gran parte de los hechos que son noticia, provienen de las acciones corruptas de estos partidos políticos.

Cansados de tanta basura electoral, hay un grupo de indignados que promueve el voto en blanco. No soy amigo de esa opción, pero respeto a quienes lo promueven. Se cansaron de todo. Lamento que hayan meczlado en un costal a la basura con las pocas nuevas y refrescantes ideas. Perdieron la fe en toda la política, así como muchos pierden la fe en el amor, en la religión, en la vida. Respetable.

Sin embargo, en medio de tanta inmundicia política, de tanta mezquindad electoral, hay opciones. Pequeñas, pero trabajadoras. Yo me inclino por algunas personas del Partido Verde. Le daré mi voto a Claudia López para Senado y Angélica Lozano a la Cámara. Por la consulta del partido verde iré por John Sudarsky. Creo en sus proyecto, en su transparencia, y me siento ‘un poquito más cerca’ de esa Colombia justa, próspera, segura y con equidad para todos.

Ellas y otros grandes personajes entienden la función de servidor público y trabajarán para todos. Son un grupo pequeño pero hay que apoyarlo y mantenerlo.

De lo contrario, seguiremos en las mismas, en un ‘país feliz’, con los más altos índices de corrupción estatal y privada que se han mantenido desde hace siglos.

¡Qué lejos estamos!

Sobre el autor de este blog:

LuisÉ Quintero
En Twitter @donluiseduardo 
En Facebook http://www.facebook.com/donluiseduardoquintero

Otras entradas de este autor

Los peligros de recoger gente extraña en la carretera
¿Prima navideña? Yo por allá no voy señor taxista

Un mal hincha

Las mujeres de Andrés

Justin Bieber, ¡Píntameeeeeee la carita!

Un presidente indignado… pero poquito
La regulación colombiana vive en el ‘Space’
Un pobre concejal incomprendido
¡¡¡Nos robaron la corona del país más feliz!!!
La cultura de la trampa en el país de las abejas
(La entrada de blog más leída en la historia de eltiempo.com (Más de 350.000 visitas)
El asesino del Audi que no quiso serlo
El valor de un muerto
Dime qué cargo tienes y te diré qué tan inmune eres
La justicia colombiana, un peligro para la sociedad
Los últimos 1.127 gritos de la moda

(Visited 473 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Algunas encuestan dicen que somos el país más feliz, con dos océanos y las mujeres más lindas. Llenos de recursos naturales. Miles de especies en flora y fauna. La gente más linda, amable, trabajadora y frentera. Tenemos todo el potencial para ser un país avanzado. Para estar más cerca de ser una sociedad incluyente, igualitaria, desarrollada y sobre todo en paz. Entonces ¿por qué estamos tan lejos de serlo? En este blog encontrará parte de la respuesta. No apto para chovinistas, personas con enfermedades cardiacas o quienes todavía viven en una burbuja azul. Si lo lee y desea insultarme, hágalo con buena ortografía, por favor. Estoy en Twitter @donluiseduardo Y en Facebook facebook.com/donluiseduardoquintero

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Si quieres conocer más de mi vida y a lo que me dedico, sígueme en:

https://www.youtube.com/@Immiland

https://www.instagram.com/eddy.ramirez21/

-->Tequilera, bar tender, lavaplatos, cocinera, mesera, estos son muchos de los trabajos de primera línea a los que se puede enfrentar un inmigrante, iniciando su nueva vida en Canadá. Así lo hice yo.

¿Devolverme a Venezuela o quedarme en Canadá? Esa era la pregunta que retumbaba en mi cabeza mientras ese ángel que encontré en Migración hacia mi aplicación, la cual me permitió como estudiante de idiomas y con mi nuevo status llamado Destitute Student (‘Estudiante Indigente’) conseguir una visa de trabajo Después de pensarlo por tres días, decidí quedarme a trabajar en Canadá para poder pagar mis estudios y como decimos los venezolanos’’echarle bolas’’, porque definitivamente en esta vida no se escoge dónde se nace, pero sí dónde vivir.  Bienvenidos a la segunda parte de mi historia, donde les presento un momento fundamental de mi pasado y mi presente en este país. Debo confesarles que nunca pensé que fuese a ser tan difícil, pero ahí estaba yo, aventurándome a un mundo desconocido, con el único objetivo de reunir, en poco tiempo (4 meses), el dinero para pagar el cincuenta por ciento (15.000 CAD) de mi maestría, pero no solo eso, debía pagar también la renta y mis gastos personales y lo sé, suena descabellado, pero lo asumí con mucha planificación y meticulosidad.
’’Uno nunca sabe lo fuerte que es, hasta que en realidad tiene que ser fuerte’’
Conseguí el primer trabajo de mi vida. Este quedaba en el Viejo Puerto, una zona muy turística de Montreal. Allí aprendí lo que es ser multitask: servir diferentes tipos de cervezas, hacer pizzas, fajitas, poutine, alitas de pollo, hamburguesas, de todo. No era mi único trabajo, tenía que reunir el dinero suficiente, así que de domingo a domingo y durante esos meses mi rutina se resumía en: tomar órdenes, cargar montañas de platos y limpiar baños como a muchos inmigrantes nos toca al inicio. 
’Y es que en las adversidades es donde nacen nuevos guerreros’’
Creo que jamás en mi existencia he trabajado tanto. No tenía más vida: todas las tardes salía del Viejo Puerto, a iniciar mi siguiente turno en un restaurante italiano en el que más que salario trabajaba por comida. El dueño amablemente me brindaba lo que no se vendía y así yo podía ahorrar gastos. Ese señor se convirtió como en mi abuelo, mi abuelo italiano.
 
Ver esta publicación en Instagram
 

Una publicación compartida por Eddy Ramirez (@eddy.ramirez21)

Además del trabajo, yo seguía estudiando francés todas las mañanas hasta el mediodía. Al terminar el verano comencé el máster. Un año más tarde, me gradué de abogada en Derecho Internacional de Negocios, LL.M de la Universidad de Montreal, con un GPA de 3.8, demostrándome que en mi vida no habría obstáculos más grandes que mis ganas de crecer y de superarme. Inspirada en esto, apliqué a la Residencia Permanente.  Al cabo del tiempo, empecé nuevos estudios, pero esta vez, en Inmigration consulting y logré culminarlos también. La vida comenzó a sonreír un poquito más, después de tantos sacrificios, todo estaba dando los mejores frutos. En medio de esta travesía, comprendí que no estaba sola en esta situación, ni era la única con un sueño por cumplir. Somos miles de migrantes a diario dejando todo atrás y buscando una mejor vida, así que algo detonó en mi cabeza, era el momento de que Eddy Ramírez pusiera en práctica sus estudios, experiencia y todo lo que aprendí de mi mamá.  Finalmente, llegó el día de materializar y darle vida a esta Tierra de Inmigrantes.    Continuará… Con amor, Eddy.   

Si quieres conocer más de mi vida y a lo que me dedico, sígueme en:

https://www.youtube.com/@Immiland

https://www.instagram.com/eddy.ramirez21/

2

Si usted, apreciado lector, es amante del buen vino y de(...)

3

[caption id="attachment_18348" align="aligncenter" width="640"] Gustavo Petro - foto EL TIEMPO[/caption] Intentamos(...)

0 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar