Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

SinExcusas - AlexanderBasta con recordar afirmaciones como “el presidente tiene la facultad de redactar la pregunta que se le dé la gana” o “antes de que acabe noviembre podemos tener un nuevo acuerdo de paz” para saber que el mandatario de los colombianos a la hora de tomar algunas decisiones no le interesan los medios, sino el fin.

Quizás este corre corre en el que se le ha visto por la refrendación del nuevo acuerdo de paz tenga que ver con eso. Decisiones que se toman a la ligera o de afán para demostrar que con su poder a como dé lugar puede tronar los dedos y tratar de quedar bien. Pero en medio de tanto relajo, a este Adán lo tentó la serpiente y cayó. Al mandatario colombiano sus propias palabras le han hecho cometer el pecado más costoso de su mandato, la paz. Solo hay que recordar su campaña de reelección presidencial en medio de palomas, banderas y camisas blancas, pero más adelante también apareció una manzana, aquella que mordió delante de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia – FARC en febrero de este año cuando les dijo: “Lo que se firme en La Habana lo someteré a plebiscito, les guste o no a las Farc”.

Cometió pecado. Sí. Es que con el ánimo de darle mayor peso a los acuerdos de paz con el grupo armado, el pasado 2 de octubre quedó mal, al creer que el pueblo votaría por el sí en el plebiscito por la paz. Pero más allá de la pérdida hay que preguntarse con los nuevos acuerdos ¿qué paso con el compromiso de dejar al pueblo decidir el rumbo de la paz con las FARC? ¿Ya no? ¡No!, ya no. Es que ahora el afán es correr porque el 10 de diciembre Santos está citado en Oslo para recibir su premio Nobel de Paz y no puede salir con un “chorro de babas”. Tiene que llegar con un nuevo acuerdo y ya refrendado.

¡Qué pecado! La Real Academia de la Lengua Española – RAE define pecado como lo que se aparta de lo recto y justo, o que falta a lo que es debido. Mucha coincidencia. Y coincidencia, porque el presidente Santos por pecar prometiendo una refrendación de acuerdos vía plebiscito ha dividido a todo un país en un sí y un no, donde se ha dejado en medio a las FARC, mirando a lado y lado para ver cómo se ponen estas dos parte de acuerdo,  porque también hay que decirlo, esto ha sido un campo de batalla para ir metiendo política, aspiraciones y campañas presidenciales y quizás eso no ha permitido que se muevan medio centímetro en sus argumentos. Un ejemplo: Alejandro Ordoñez.

Pecado, sí. Pecado, porque la manzana que mordió el presidente y que ahora no reconoce con la pérdida del plebiscito le va a llevar a dejar una Colombia con una paz a medias, una paz incompleta y con sectores polarizados. Algo así como actuar a su ritmo, como se le da la gana. ¿Logrará entonces refrendar los nuevos acuerdos de paz? sí, es lo más probable, y hay que decirlo, porque a como dé lugar tiene que alcanzar su meta antes de que sea 10 de diciembre. No en vano hace unas horas aclaró tanto rumor y dijo que la refrendación definitivamente va por vía congreso de la república, donde se verán las 310 páginas empalagadas de mermelada y donde el tiempo será corto y nada raro sería ver una refrendación a pupitrazo.

Definitivamente, ¡Qué pecado! Una paz incompleta se ve a la vuelta de la esquina. El presidente Santos mordió la manzana y no la escupió, tenía que masticarla  y mientras lo hacía, veía llegar a Timochenko a Bogotá listo con el esfero para este jueves firmar en el teatro Colón. Es que ni siquiera dejó que la mesa con los del No (o con los del nunca) se levantara este lunes, cuando ya estaba esperando al jefe máximo de las FARC. Una falta de respeto, porque parece que para Santos con o sin los del No esta firma va o va.

Lo cierto, es Colombia necesita la paz y una oportunidad con las FARC nadie esperaba que fuera tan fácil, pero tampoco se esperaba fuera tan polémica gracias a un pecado. Pecado que a propósito llevó a que Adán fuera expulsado del paraíso y luego tuviera que pagar su penitencia, algo que quizás se vea también en esta historia. Un mandatario no solo cargando su trofeo de paz, sino también la cruz con el costo político que estas decisiones le van a costar. Es que ha sido toda una bola de nieve que ha llevado al mandatario a ir de embarrada en embarrada.

Que Dios nos ampare y nos cojan confesados como dice el dicho popular. Pero, ojalá el presidente Santos algún día se confiese, porque lo que se viene no será nada fácil.

Si esta es la paz que nos deja el Nobel de Paz, calculen qué se puede esperar. ¡Qué pecado!

(Visited 2.358 times, 1 visits today)

Etiquetas

PERFIL
Profile image

Enfermero de profesión. Mis opiniones las transmito sobre temas de salud en el programa radial “El Monitor de la Salud” y en este blog. #SinExcusas

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Parece increíble que llegara este día. Despedir a una serie longeva,(...)

2

Thanksgiving o Halloween. En momentos en que ya se empieza a(...)

3

CAPÍTULO CCIIII Pasa EL TIEMPO y las PLUMAS que engalanan  este(...)

21 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. El Presidente SANTOS CALDERÓN, o cualquier otro Presidente de la República, tenía que actuar como lo está haciendo, máxime cuando la Constitución de Colombia en el Artículo 42, le da facultad ordena que la Paz es una obligación, es un deber.
    Si Santos se pone a esperar a que todos los Colombianos tiremos para el mismo lado, nunca se pactará acuerdo de paz alguno, jamás de los jamases.

  2. hernandotobon0513

    Cuando un personaje, con trampas, mentiras, mermelada , falsedades y compra de votos obtiene reelección,
    le toca ejercer con escaso respaldo popular. Y si además tiene como meta obtener un Novel de Paz, sin que
    su paz sea verdadera ,sin entrega del país a la guerrilla, necesita gastarse los ahorros del país comprando el respaldo de los gobernantes de otros estados, para cumplir su meta.

  3. Me faltó decir que no ha tenido en cuenta que el No ganó por un minúscula diferencia, y que la campaña del No utilizó mentiras y calumnias como bien lo digo el asesor de campaña. Eso no lo tiene en cuenta a la hora de plantear sus opiniones y argumentos.

  4. Dices muchas mentiras amigo. Estás mezclando los argumentos con tus propias opiniones. Bueno, es verdad que es una columna de opinión pero hilas muy delgado. El Gobierno Sí escuchó a los del No, se insertaron sus propuestas y críticas. Obviamente no se puede cambiar todo el acuerdo. Segundo, creo que a Colombia si le conviene el “afan” que tanto criticas, puesto que el cese al fuego está en veremos, y la elección de Donald Trump le pone pólvora al asunto. Un gobierno de ultraderecha puede no estar a favor de la paz de Colombia y puede ver en la continuidad de la guerra una oportunidad para vender armas, el cual ha sido el negocio más lucrativo de su país. Por último, no estás teniendo en cuenta que sea como sea al parar le guerra están respetando la vida de las personas, guerrilleros, civiles y soldados. Esque nadie parece mirar ese ángulo del problema. Una vida humana es mas valiosa que cualquier cosa. Deberíamos estar de acuerdo con la firma de la paz ya que el silencio de los fusiles traerá menos llanto en los rostros de las madres y menos piernas, brazos y corazones mutilados.

  5. Lo que mal empieza es imposible que termine bien. Ese será el funesto legado de ese desvergonzado autista y, por ello, la vida, que suele cobrar donde más duele a quien obra mal, le irá facturando. La última conocida fue la paliza plebiscitaria.

  6. Yo creo que el afán no es por recibir el Premio Nobel; es afán es porque la elección de Donald Trump le quita al gobierno plata que Obama había prometido, y seguramente a un gobierno de ultraderecha como ese no le interesa la paz de Colombia sino la guerra para seguir vendiendole armas y bombas.

  7. a qué secta religiosa pertenece este niño? cuál pecado, Santos se equivocó con el plebiscito ante el paraco uribe y su campaña cochina, ante las sectas religiosas de garaje inducidas por el brujo corrupto ordóñez, ante la indiferencia ignorante de los abstencionistas.

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar