Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

 

El problema de las medias verdades es que terminan por condenarnos a creer siempre la mitad. Y es que nos hemos acostumbrado a decir las cosas incompletas como si eso nos salvara por no ser claros, por ser medias tintas, pisapasitos, y en general, unos miedosos de afrontar la realidad. O para poder manipularla.

Decir la verdad a medias no es mentir, eso está claro, pero tampoco es ser veraces, con todo lo que eso implica. Nos gusta dejar zonas grises en las cuales podemos camuflarnos o huecos negros a través de los cuales podemos huir con dignidad y carita de no es conmigo, cuando alguien nos confronta.

Cuando no decimos la verdad completamente, estamos convencidos de dos cosas: que la suerte del olvido nos permitirá explorar la posibilidad de jugar con la memoria de los otros para hacerles creer que sí contamos todo, o que el otro, imbuido en sus miedos y en sus cosas, nunca reparará en los detalles.

Los colombianos, vivos como somos, sabemos cuando nos están mintiendo, porque tenemos una especie de radar para coger en el aire cuando nos meten un embuste, porque como también somos fantoches, llenamos de tantos pormenores y fragmentos los infundios, que terminamos cayendo por bobadas ya que nada delata más una mentira que los detalles minuciosos. Sin embargo, a la hora de pillarnos las verdades a mitad, caemos redonditos. Y así nos va.

Cuando el Centro Democrático habla de las Farc, dice sus cositas, pero no dice toda la verdad. Cuando Uribe habla del proceso de reinserción de los paramilitares, dice partes incompletas, pero olvida elementos importantes. Cuando habla del país que nos dejó, omite fragmentos claves para entender la situación. Pero no es sólo Uribe, porque Santos hace lo mismo al hablar de economía, de paz, de Reficar, de La Guajira, de la guerrilla, de Isagen, del desempleo y en general con todo lo que dice. Y así hace la iglesia cuando nos habla de los curas pederastas o sus lujos de oropel, o Timochenko e Iván Márquez , cuando con su arrogancia sin límite, prometen sin cumplir, o los periodistas que acomodan las verdades a los intereses que les dictan sus bolsillos, o los militares cuando esconden sus falsos positivos y sus trucos y atropellos, o el Procurador cuando oculta sus verdaderas intenciones, o los deportistas que fracasan y nos llenan de disculpas y hasta los brassieres doble copa, que inflan más de lo que una mano puede acariciar.

Decir las verdades a medias es ante todo una actitud ante la vida, que nos permite suavizar las tropelías, escaparnos por un rato, sobrevivir con mediana dignidad, engañar con vaselina y de vez en cuando salirnos con la nuestra. Pero solamente de vez en cuando…

 

@malievan

www.lalibelula.co

www.circobits.com

 

(Visited 555 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Reflexiones de a pie de un ciudadano en bus. Notas cotidianas con humor y sobretodo con dolor. Periodista, escritor de libros y novelas, Creador de Atardescentes .

Más posts de este Blog

  • Opinión

    La esperanza de los nadie

    Ni la fe, ni la ideología, ni las predilecciones sexuales ni mucho menos el hinchismo deportivo vienen en nuestro(...)

  • Vida

    Palíndromos y capicúas

    Creo en Dios todos los días, en el poder inagotable de la risa, en la fuerza misteriosa del silencio,(...)

  • Opinión

    La parla

    Somos expertos de un día. Para cada situación tenemos un compendio, una teoría, una solución ideal, una filosofía profunda,(...)

  • Política

    Los pisapasito

    El mundo se divide entre fantoches y pisapasito. Los unos gritan y los otros, joden. De los primeros hablamos(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Dios nos habla por medio de nuestros sueños. Esta es una(...)

2

Soñar con amigos y familiares que fallecieron causa mucha inquietud a(...)

3

"A veces llega a tu vida alguien distinto, alguien que te(...)

0 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar