Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Hay veces que la vida nos pide a gritos hacernos cargo de lo que nos toca, dejar atrás esa actitud infantil de estar esperando lo que nunca llegará, porque al fin y al cabo cada quien tiene sus propios problemas que resolver.

De alguna manera, los que hemos estado en las horas bajas y hemos gritado en busca de auxilio, nos vamos acostumbrando a que sean los otros los que resuelvan nuestras vainas.

Hay veces que la vida nos pide a gritos hacernos cargo de lo que nos toca.

Adoptamos una actitud de limosneros y vivimos con el brazo extendido. Nos encanta ‘pobretearnos’, sin saber, ni entender, ni mucho menos asumir, que la solución a la mayoría de los males está enfrente del espejo.

No se trata de aislarnos ni de creernos inmortales, sino de asumir la parte que nos corresponde, algo que ni siquiera tiene ser con alegría como ofrecen los coaching de la felicidad, sino con una pizca de paciencia y valentía, de decencia y verraquera, de sensatez y de amor propio.

Nadie nos garantiza el resultado, porque el que lo hagamos nosotros mismos no certifica que lo hagamos bien, pero al final del día, si la llegamos a embarrar, serán nuestros propios errores y no los de los otros.

Llega el momento de dejar atrás nuestra visión de limosneros, esperando que los demás resuelvan nuestras cosas.

Tal vez llegó el momento de aceptar que se nos acabaron las disculpas y los culpables, que somos responsables de nosotros mismos, de asumir que hemos crecido a punta de los golpes que nos hemos dado, de la mierda que nos hemos comido- la propia y la de otros- que nuestra única obligación es con lo que somos y con lo queremos ser, porque la vida, ya sea en tecnicolor o en blanco y negro, es la que tenemos. No hay más, a no ser que la cambiemos.

Hacernos cargo es aceptar nuestras caídas, pero no quedarnos a vivir en ellas en medio de la soledad y la tristeza. Ya está bien de lloriqueos y lamentos. Los que nos quieren y los que no, están mamados de escucharnos nuestra ‘lora’ y nuestros gimoteos. No nos aguantan una queja más y no porque no les importe, sino tal vez por todo lo contrario, porque no quieren ver nuestra propia destrucción.

No queda más que llenar de aire nuestro botecito inflable, tirarlo al río de aguas turbulentas para navegar hasta la orilla que queramos. Hasta la orilla que podamos.

 

www.atardescentes.com

Síguenos en Instagram: atardescentes

Síguenos en twitter:@atardescentes

Síguenos en Youtube: atardescentes 

(Visited 335 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Reflexiones de a pie de un ciudadano en bus. Notas cotidianas con humor y sobretodo con dolor. Periodista, escritor de libros y novelas, Creador de Atardescentes .

Más posts de este Blog

  • Deportes

    Fútbol y fritanga

    Que tumben la Ley de Garantías es preocupante, que Duque cometa todo tipo de tropelías es grotesco, pero lo(...)

  • Política

    Votar por Nadie

    Amigos: Yo de política no sé. Voto por intuición y por pura fe. No entiendo tus análisis sesudos, ni(...)

  • Bogotá

    En la ciudad de la furia (y de los miedos)

    Nunca aprendí a bailar y me arrepiento. Sin embargo, mi dislexia rítmica no impidió que en mi juventud lejana,(...)

  • Política

    Explosión de democracia

      Un vasito de agua, un madrazo y una candidatura presidencial, no se le niega a nadie. Y es(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Alguien que repase brevemente los titulares de las agencias de noticias(...)

2

Surge una nueva vitrina para los artesanos nacionales. El popular sombrero(...)

3

A papá, ese hombre dulce que se evaporó… En la casa(...)

2 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. ferchofernando

    Eso nos está faltando. Claro que dentro de nuestro destino-como gajes del oficio-no pueden faltar los promeseros, quienes se inventan soluciones maravillosas para ganar adeptos y votos. Estas son alguna políticas de estado que envilecen la dignidad en nombre de la democracia o la inclusión. Me gustaría que hubiera más trabajo que familias en acción, más hospitales públicos que intermediarios ladrones amparados por los gobiernos.

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar