Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

iStock foto.

Me gusta imaginar que voy conduciendo un auto y que lo que veo a través del vidrio panorámico es mi futuro. Es paradójico porque, aunque tenga un campo de visibilidad muy amplio, siempre será una carretera desconocida que pondrá a prueba mis habilidades de conducción. Así que siempre voy lista para recorrer rutas estrechas, con huecos y donde no hay mucho espacio para maniobrar. Sé que si me encontrara en medio del tráfico lento, un poco de neblina y otros obstáculos, me asustaría y pensaría que estoy perdida, pero sabría que no tendría más opción que acelerar. También es posible que me encuentre conduciendo en autopistas que requieran que lleve al límite el motor del auto, me sienta dueña de la carretera y eso haga que la adrenalina invada mi cuerpo y, por supuesto, me sienta imparable.

Sea lo que sea, siempre tendré que recorrer subidas y bajadas. Siempre será un terreno incierto, en donde lo único que está en mi control es hundir mi pie en el acelerador para recorrerlo.

Por otro lado, lo que veo en el retrovisor son destellos de eventos pasados, esas cosas que no me abandonan, muchas me recuerdan de dónde vengo y, por supuesto, el camino que he recorrido. A menudo se asoman momentos, personas, memorias felices y otras dolorosas, pero solo por instantes, pues ese camino ya ha sido recorrido y dadas las características del viaje no hay forma de volverlo a recorrer. Si algo he aprendido, es que uno de los secretos para conducir adecuadamente es dejar ir, saber dejar atrás.

Mientras conduzco en el presente, el “aquí y ahora”, hago todo lo posible por prestar mucha atención al sonido del motor. Tengo una mano puesta en la barra de cambios y la otra en el timón, pues soy solamente yo, quien decide cuándo es hora de cambiar la dirección. Mientras eso pasa, me aseguro de seleccionar una banda sonora que me haga el viaje lo más placentero posible, pongo la música en un volumen alto para así mantenerme despierta y energizada. Muchas veces esa música me hace sonreír, otras veces llorar, pero siempre, sin importar las circunstancias, me animo a cantar. Presto atención a la temperatura dentro del auto, la modifico si es necesario, y siento ese olor delicioso a vainilla desde la comodidad de la silla en la que viajo.

Por supuesto que no voy sola en este recorrido, mis invitados recurrentes son, el miedo, la gratitud, la compasión y el amor. ¿El miedo? Sí, ¡descubrí que era necesario hacernos amigos! Muchos colegas sugieren dejar de sentirlo, o vivir sin él, ¡nada más irreal que eso desde mi perspectiva! Considero que es mejor tenerlo cerca, reconocerlo, aceptarlo y nombrarlo, pues es así como finalmente se puede regular. El miedo es evolutivo, nos mantiene alerta, pero no necesariamente debemos dejarlo conducir el auto. El mío va de copiloto y cuando quiere tomar control, lo desafío. La mayoría de las veces hago justamente lo opuesto a lo que quiere que yo haga, y así me acompaña en mi camino, pero conoce bien su lugar.

¿Te has encontrado en situaciones donde manejas la mayoría del tiempo mirando al retrovisor? Nada más peligroso y triste que esto, pues te hace ausente de tu “aquí y ahora”, te roba muchas realidades. Así mismo, estar enfocado solamente en mirar hacia la carretera, a través del panorámico, mientras te preocupas por todos esos eventos inciertos del futuro, es lo que te genera ansiedades innecesarias.

Por eso, enfócate en tu presente, asegúrate de disfrutar el camino, tu proceso. No olvides quién está detrás del volante, pues por más empinada y difícil que parezca la carretera eres solamente tú quien puede hundir el pie en el acelerador.

(Visited 1.248 times, 1 visits today)

Etiquetas

PERFIL
Profile image

Caro Monroy es empresaria, migrante, psicóloga y coach. Colombiana con experiencias de vida en diversos países, incluidos Australia, Argentina, Colombia e Inglaterra. Ha experimentado de primera mano los desafíos, incertidumbre, la presión, los logros, la alegría, el crecimiento y todas las demás emociones posibles, que experimentan los migrantes al embarcarse en la aventura de descubrir y conquistar nuevos mundos. Es Psicóloga, completó un MBA, está certificada en Programación Neuro Lingüística y actualmente está terminando una especialización en Counselling.

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Dios nos habla por medio de nuestros sueños. Esta es una(...)

2

Decía Hectiñor a sus amigos —¡Ojo! No se les olvide, que(...)

3

Soñar con amigos y familiares que fallecieron causa mucha inquietud a(...)

1 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. ramguiflex479503

    De verdad me gusta mirar más hacia los alrededores para saber por donde voy que nuevo hay y como cambia todo en un instante de ver hermosos verdes a gran des llanuras o desiertos..

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar