Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Nosotros los periodistas, antes de publicar una noticia, consultamos por lo menos dos fuentes.

Porque puede suceder que cuando llega el periodista, por ejemplo, al sitio de un accidente, y pregunta qué ocurrió, una persona le puede decir que el bus estaba detenido, el otro vehículo no se dio cuenta y se estrelló contra él. ¿De dónde sacó la versión? Se la dio otro de los curiosos que estaba allí.

El periodista le pregunta a otra persona. Esta le dice: el vehículo venía rápido, pero el bus frenó de repente y lo hizo estrellar.

Luego le pregunta a un testigo. No es un curioso, es un testigo. Es una persona que estaba en el andén, mirando hacia la esquina en el momento exacto en el que un ciclista se le atravesó al vehículo de atrás y este, por sacarle el quite, se estrelló contra el bus que iba avanzando normalmente por el otro carril.

¿Quién dijo mentiras? Ninguno. ¿Faltaron a la verdad los que dieron otra versión? No. Todos tenían su propia verdad. La que creyeron que era. La que les dijo alguien. Pero solo uno de ellos fue testigo.

Eso es lo que nos pasa a todos en la vida real. En una reunión de padres de familia escuché un día que una de las profesoras les dictaba clases desganada a unos estudiantes, porque estaba furiosa desde el momento en el que la elección de personero la ganó ese curso y no el otro, del que es monitora.

Contrastando los hechos, se comprobó que no solo la profesora no estaba furiosa, sino que le estaba ayudando de una manera muy gentil al personero para que pudiera cumplir sus promesas.

¿Alguien mintió? No. Más bien, alguien creyó que eso podría ser lo que estaba pasando, lo dijo y otros lo dieron por cierto, de buena fe.

En la misma reunión hubo protestas por el cierre de todos los baños, porque a algún padre de familia le dijeron que no los abrían mientras los alumnos estaban en clase. El colegio explicó que siempre están abiertos dos, al lado de la enfermería. Asunto muy lógico, porque si a alguien le pasa algo en uno de los otros baños en momentos en que todos están en clase, ¿quién se da cuenta y quién lo ayuda?

¿Alguno de los alumnos les mintió a sus padres? No. Otra vez pasa lo mismo: alguien dice una cosa y los demás pueden tomarla como un hecho, dependiendo del grado de confianza que le tengan a esa persona. Y replican la versión.

¿Qué debemos hacer los padres? Sabemos que nuestros hijos no nos mienten. No se inventan las cosas. Y si dicen algo es porque algo está pasando. Entonces lo que debemos hacer es averiguar qué es lo que está pasando, confrontando versiones, antes que casarnos con una sola de ellas, por más credibilidad que le tengamos a quien nos lo está diciendo.

Y, lo que sería mucho mejor, no solo con lo que pasa en el colegio sino con lo que nos pasa en nuestras vidas: no planteemos confrontaciones, sino propongamos soluciones.

Si el problema es el de los baños, entonces no reclamemos por qué los tienen cerrados sino propongamos que los abran todo el tiempo. Si es la profesora, no nos vayamos contra ella sino escuchémosla y, si aun así no le creemos, propongamos que se le vigile más.

Así, les estaremos enseñando a nuestros hijos el valor de la verdad, el valor de cerciorarse de lo que ocurre antes de tomar decisiones, y les mostraremos que antes que sufrir por los problemas, como el caso de los baños, podemos disfrutar de las soluciones.

@VargasGalvis

 

Lea también

Entendamos la lección: no al linchamiento de supuestos ladrones 

30 horas frente al volante por amor a su hijo con leucemia

Viva el momento, disfrute y no se arrepienta cuando llegue a los 70

 

(Visited 121 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Egresado de Comunicación Social y Periodismo de la Universidad de La Sabana. Hizo un curso de agencias de prensa en la Agencia Dpa, en Hamburgo (Alemania). Jefe de prensa y Director de Divulgación de Promec Televisión. Redactor de espectáculos, editor nocturno, redactor político, Jefe de Redacción y director de la Agencia Colombiana de Noticias Colprensa. Trabajó en la Casa Editorial El Tiempo como Editor de Actualidad, jefe de Redacción y Editor General del Periódico HOY. Fue Editor General del periódico Q'hubo de Cúcuta (Colombia). Twitter: @VargasGalvis

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

  • twitter

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

"A partir de este momento, el municipio de Soyapango, está totalmente(...)

2

El Ministerio de Educación Nacional realizó ‘La Noche de Los Mejores(...)

3

Dios nos habla por medio de nuestros sueños. Esta es una(...)

0 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar