Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

 

 

Es necesario saber que la guerra es común, y la justicia discordia, y que todo sucede según discordia y necesidad.

Heráclito

El viernes anterior a las elecciones Juan Manuel Santos pronunció una frase que parece ser una verdad de a puño: «La paz se va a construir realmente en las regiones». La afirmación se presenta, para nuestro problema, más como un sofisma que como una verdad, porque lo que no parece haber entendido el pueblo colombiano es que para terminar de ser la sociedad guerrerista que hemos venido siendo, tendremos que convertirnos en una sociedad justa como lo había visto Heráclito hace marras.

Esa discordia empieza desde lo que queremos al invocar a la justicia, porque no hay, y creo que no habrá, un consenso que nos lo facilite pues pesa más la ideología desde donde se mire el asunto, por andar cerrados en dogmas e intolerancia, que el sentido propio del valor invocado. Es así que tenemos dos bandos: el uno —los mamertos— pide que los paramilitares y sus financiadores son los que deben ir a prisión por sus crímenes, mientra que para el otro son las guerrillas de izquierda y sus redes de apoyo —los paracos— los que deben ir a la cárcel.

El cuento de que las guerrillas se financiaron con dineros ilícitos productos del narcotráfico es el coco con el que los de derechas atacan. Los otros contraargumentan si no es peor que los ejércitos ilegales de derecha se hayan financiado con nuestros impuestos desviados o con ayudas de prestantes empresarios y gente bien. Salvo contadísimas excepciones pocos son los que mencionan que la justicia debe ser ciega para preguntar por ejemplo: ¿Qué hacemos con los culpables de uno y otro bando? Y el meollo del asunto: ¿cuánta plata, de esa que se apropiaron y ganaron por múltiples e ilegales vías, es la que deben devolver las guerrillas de izquierda y derecha?

La realidad arquetípica está en que en Colombia, salvo un par de ciudades, no hay agua potable. ¿A dónde se fue el dinero para ello? Pues, a mantener esa gente bien, los que se ganan los contraticos, y que lo dio indiscriminadamente a uno y otro bando armado para mantener el status quo. O sea, se fue al caño. Tal vez a los provincianos nos es más fácil conocer esos teje manejes. Sin embargo, Bogotá bebió de ese veneno con Samy. Y viene a cuento el asunto de la plata porque con ella es que podremos acometer los trabajos que nos ayuden a disminuir la desigualdad, la madre de todos nuestros males. Cuando todos podamos tomar agua limpia del tubo sin enfermarnos. ¿Básico, no?

No será entonces la ausencia de guerra en caliente —el fin del conflicto con las FARC— lo que podamos llamar paz, sino el desmonte de los mecanismo que ha habido, y evitar los que puedan surgir, que comprometan la equidad entre los colombianos. No te confundás que no hablo de que seamos todos iguales, sino de que será en las regiones por donde, ojalá, deba empezar el desmonte de esta forma de vida por la cual unos viven sometiendo a otros. La verdad sea dicha, al ver los resultados del domingo, estamos aún por llegar a la mitad de ese camino.

Ve, si esta información resulta cierta la izquierda en 12 años en Bogotá hizo más que en 20 en China.

¿Querés leer más?

Licencia Creative Commons
Este obra está bajo una licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 2.5

(Visited 465 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

La curiosidad me llevó a probar y a seguir probando. Ella trajo al cine, la música, los libros, la filosofía y la voluptuosidad. Así fue como de ingeniero electrónico llegué escribir y trato de no perder la elegancia en ello. Mi principal derecho: contradecirme.

Más posts de este Blog

  • Opinión

    Tetas y posmujeres

    Fue hace apenas poco más de veinte años cuando me enteré que había que regalarle una rosa a la(...)

  • Entretenimiento

    Arte y política

    En menos de dos semanas, y en diferentes capitales de Occidente, han ocurrido eventos significativos dentro del ambiente cinematográfico.(...)

  • Mundo

    Organicémonos

    La primera semana del nuevo presidente de EUA ha dejado clara la verdad que hay en la frase: “Es(...)

  • Mundo

    El Baile

    En un tiempo de engaño universal, decir la verdad es un acto revolucionario. George Orwell   Algunos de los(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Este horóscopo se basa en las 30 cartas del oráculo ‘Ángeles(...)

2

Una amiga, aquí en Estados Unidos, decía que poder hablar con(...)

3

Dios nos habla por medio de nuestros sueños. Esta es una(...)

0 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar