Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.

Dilemas

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

La última vez que se enamoraron ni siquiera existía WhatsApp. Ahora, apenas si podían soltarlo. El WhatsApp era el soporte técnico indispensable de las relaciones sin amor: saludos cortos, coordenadas, afán de concretar. No sirve nada que se quede en el aire. La valentía de(...)

Continuar leyendo

¿Leer o mirar por la ventana?, se preguntaba cada vez que viajaba en tren. Afuera, la llanura tranquilizaba, y le parecía una explicación bastante razonable a por qué en su país montañoso no había trenes. Allí va, atravesando Europa con su misma mirada de siempre,(...)

Continuar leyendo

Cuando regresó, noté que su olor ya no era el mismo. Él me explicó que era por el cambio en su dieta. Me dijo que a través del sudor el cuerpo expulsaba toxinas, y que por eso, sin darnos cuenta, terminábamos oliendo a los alimentos que comíamos, pareciéndonos (o(...)

Continuar leyendo

Cambió una ciudad en la que todo era tan distante, tan costoso, tan complicado, por otra en la que todo era cercano, accesible, simple. Daba gusto vivir así, sin que cada cosa tuviera un significado. Una ciudad para comer, dormir, vivir y dejar que pasara el tiempo. La ciudad(...)

Continuar leyendo

¿Y qué hay del hambre que se pasa en silencio? No el de las hambrunas, el de los libros, los documentales ni el desierto, sino el del día a día, el de los muertos. ¿Cómo pagaré la próxima pensión del niño? Acaba de llegar la invitación para ir al bazar del colegio.(...)

Continuar leyendo

Cada trabajo viene con sus propias dolencias. Zapatero a tus zapatos, así te tallen al caminar, un juego del que nadie se puede salvar. Ni el presidente, que envejece, ni el guardaespaldas, que no duerme. Toma café, nacido de los pulmones del agricultor, transportado por la(...)

Continuar leyendo

Ahí vamos, de editor a periodista, robándose los sueños eternamente. Si yo trabajé ocho horas, tú trabajarás diez. Si yo trabajé cincuenta fines de semana, tú trabajarás cien. Así forjarás tu resistencia, tu carácter. Debes empezar de a poco, desde abajo, haciendo(...)

Continuar leyendo

Yo no vendo esto que muestro: ni esta caja de chicles, ni este lapicero, ni este paquetico de pañuelos. Yo vendo la historia que cuento. Como ya no me siento capaz de hablar, ahora voy repartiendo papelitos. Así ni me desgasto ni tampoco molesto. En una hoja me caben cinco(...)

Continuar leyendo

Antes de trabajar en esto solo había tenido contacto con piedras. Las piedras son agradecidas y silenciosas. Con ellas pensé que podía conocer el mundo, no solo como es ahora, sino como fue. Imaginar paisajes de la prehistoria, regresar con las muestras al laboratorio,(...)

Continuar leyendo