Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

“Son demasiado femeninos”.

 Esa fue la frase de mi hija de 9 años cuando la llevé la semana pasada a comprar su disfraz para salir a pedir dulces hoy.

No le gustó ninguno.

Sin pelos en la lengua, fue descartando todos los que veía. Demasiado rosados, exageradamente apretados, muy rojos o muy negros,  faldas incómodamente cortas, materiales profundamente transparentes o delgados. No se sentía para nada identificada con la “gata felina”, “la muñeca vampira”, “la enfermera sexy” o la “bruja rebelde”.

Todos le parecieron “demasiado femeninos”, dejándome entender que lo que yo califico como muy sexy, provocador o vulgar para ella es, repito, “demasiado femenino”.

En su cabecita  “lo femenino” tenía las características que los disfraces buscan resaltar.

Entonces  intentamos escoger otros en la sección de niños.

Pero tampoco funcionó. Los tildó de aburridos, demasiado conocidos, muy masculinos o para nada creativos.

Tenía toda la razón.

Por eso tengo una conversación pendiente con ella. Una en la que hablemos de lo que significa ser mujer o ser hombre, niño o niña.

Hablaremos también de lo que el mercado puede hacerle a pequeñas mentes curiosas y despiertas como la de ella. Mentes que aún no están del todo contaminadas por los estereotipos de nuestra cultura.

También conversaremos de la sensualidad, pues sin duda estos atuendos – en especial los de las niñas – están hechos para explotar esa parte de nuestra humanidad incluso cuando a estas edades ni siquiera saben lo que significa.

Buscaré la forma de explicarle que no estoy en contra, ni me molesta la exposición de nuestros atributos físicos. O de querer, de vez en cuando cambiar de identidad para convertirnos por un día en la “mujer maravilla”, “la necia enfermera” o “Drácula en versión mujer sin la capa y con escote”.

Pero no porque se imponga un modelo o el mercado nos obligue. Mucho menos por que no podamos contrarrestar la presión de grupo, sino porque lo decidamos sana y conscientemente.

Le mencionaré la importancia de medir las motivaciones reales que hay detrás de querer exponerse y de las influencias milenarias inscritas en nuestra cultura que sigue siendo muy machista.

La conversación no será difícil.

A su corta edad es claro que no se deja convencer por las presiones del mercado y que es ajena a los estereotipos. O mejor, que los rechaza y no le preocupa lo que digan. No en vano escogió, para hoy,  encarnar a un osito grande y barrigón.

Mi tarea acá no termina.

Serán muchas las conversaciones sobre el mismo tema.

Las enfermeras sexis tienden a anestesiar, sin duda, a los osos barrigones.

Por @Silviadan

(Visited 4.282 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

@Silviadan es Politóloga de la Universidad de los Andes. Máster en Resolución de Conflictos y Comunicación de la Universidad de George Mason (Virginia). Consultora en comunicaciones y periodismo. Madre, esposa, hija, y amiga.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

[caption id="attachment_15018" align="aligncenter" width="640"] Iván Cepeda - foto EL TIEMPO[/caption] Definitivamente la(...)

2

Dios nos habla por medio de nuestros sueños. Esta es una(...)

3

Soñar con amigos y familiares que fallecieron causa mucha inquietud a(...)

2 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. william.renan.108

    Y porque una menor habría de valorar positivamente lo que una adulta (su madre) considera correcto, al calificarlo de muy femenino. Creo que debería atender lo que dice la niña, y dejar de intentar confundirle en la asignación de roles que no están para su edad, y que viva su infancia!!!

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar