Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Saludé a Radamel Falcao García durante una visita fugaz y sin embargo, jubilosa, que hizo a la Empresa de Telecomunicaciones de Bogotá. Tengo un recuerdo difuso del momento, pero creo que había terminado su paso victorioso por River Plate y se alistaba para dar el gran salto a Europa con la camiseta valorizada del F.C. Porto.

La presencia del ídolo fue posible gracias a que su tía Marlene Zárate, trabajaba en la empresa. La expectativa se desbordó en la laberíntica y monumental sede que se asoma a la Plazoleta de Las Nieves.

Stella Buitrago, la valiosa secretaria de la Gerencia de Comunicaciones de la ETB, abrió la puerta de la oficina, y lo anunció con la fanfarria de un pregonero. Tuve tiempo de agradecer a la vida por permitirme el honor de conocer a quien ya estaba inscrito en la historia del fútbol internacional.

Apareció entonces un muchacho vestido con una elegancia sencilla, su pelo ya característico de las fotos y los afiches. Con él su esposa bonita, la argentina Lorelei Tarón, con quien se conoció en la iglesia cristiana. Intercambiamos unas palabras, casi todas mías y de admiración, que él aceptó con una sonrisa. Nos despedimos, cuando ya el barullo lo raptó y desapareció en las ansias de quienes querían fotografiarlo y que les firmara un autógrafo.

Yo quedé con la sensación de haber conocido a un monumental ser humano, un poseedor de la verdadera grandeza, cuyo único ropaje es la más vistosa sencillez.

Falcao se adentraría en las ligas de Europa, cargándose de títulos con F.C. Porto, el Atlético de Madrid y el Mónaco, y haciéndole gambetas a un albur de lesiones que había comenzado al terminar el Torneo Apertura argentino de 2005.

Su historia de triunfo es tan conocida como la sombra que cobijó su vida durante el tránsito por el balompié inglés, cuando fue prácticamente desahuciado como futbolista, y la ausencia dolorosa de Brasil 2014.

“El tigre” ha regresado del que parecía un largo exilio en la fatalidad. En 2017 hizo 36 goles, sumados los del Mónaco campeón y la Selección Colombia. Estuvo en la lista para el Balón de Oro, fue distinguido en Colombia como el futbolista del año, ¡y estará en el Mundial de Rusia 2018!

En un país encriptado en el pozo séptico de la política y la corrupción, la parábola de Falcao es un ejemplo luminoso. Una parte de ese periplo entre el cielo y el infierno está relatado en el libro de Francisco Javier Díaz “Falcao, nacido para el gol”. La suya es una historia de coraje y redención que Lorelei ha plasmado en la canción “No me rendiré”, multiplicada en visitas de YouTube en un video dirigido por Simon Brand.

Para mí, este acontecer de Fénix del goleador samario tiene tres elementos vitales. Una mirada distinta a la adversidad, el acompañarse de las personas adecuadas y el poder de la Fe, el gran cayado que nos conforta para atravesar los desiertos. Y que en el caso del gran Falcao, le ha devuelto la fama y el renombre que nunca perdió, y que hoy saludo con el mismo honor que sentí cuando me dio la mano.

www.carlosgustavoalvarez.com

 

(Visited 1.743 times, 1 visits today)

Etiquetas

PERFIL
Profile image

Carlos Gustavo Álvarez G. es periodista y escritor. Ha dirigido y editado diferentes medios de comunicación --Revista Elenco, Edición Dominical EL TIEMPO, Revistas Credencial y Cromos-- y publicado 14 libros sobre diversos temas. En 2017 cumple 35 años como columnista de prensa, labor que ejerce actualmente en Portafolio y en el blog Motor de Búsqueda de EL TIEMPO. www.carlosgustavoalvarez.com

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

  • twitter

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Este horóscopo se basa en las 30 cartas del oráculo “Ángeles con(...)

2

La Rusia joven y alegre que hospedó el Mundial de fútbol y(...)

3

Dios nos habla por medio de nuestros sueños. Esta es una verdad(...)

2 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar