Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Entre los “tumbados” por Estraval no todos son ingenuos que terminaron embaucados, engañados y perdieron sus únicos ahorros. Lo siento profundamente por ellos, pero la verdad es que muchos de los llamados inversionistas resultaron ser también personas conocedoras del sistema financiero que por agalludos se la jugaron por una tasa de interés muy superior a la que ofrecía legalmente el mercado.

Siempre que suceden este tipo de robos en el país se le recuerda a la gente que sospeche cuando le pintan ganancias tan altas, porque de eso no dan tanto. Pero a pesar de ello, muchas personas siguen creyendo que hacer más plata es tan solo cuestión de astucia y que todas estas opciones que pintan pajaritos de oro están hechas precisamente para ellos que sí saben ver las oportunidades y aprovecharlas.

Conozco corredores de bolsa y expertos en el sistema financiero que se la jugaron con las libranzas de Estraval y me resulta muy difícil creer que no conocían el riesgo.

Es un poco complicado imaginar que creyeron que tanta belleza era cierta. No estoy justificando a los ladrones ni a los creadores de semejante entramado para aprovecharse de la buena fe de la gente, pero sí creo que muchos inversionistas se la jugaron sabiendo que en el fondo de su ser podían perder la plata, pero querían ganar más de la cuenta y de forma fácil y rápida.

A eso se le suele llamar una ambición desmedida. De acuerdo con el Diccionario de la Real Academia de la Lengua, ambición “es el deseo ardiente de conseguir algo, especialmente poder, riquezas, dignidades o fama”. Y si a esta definición se le agrega el adjetivo “desmedida”, pues ahí tenemos el resultado: ese deseo ardiente pierde las proporciones y se vuelve incontrolable.

Robos como el de Estraval también son posibles por personas con ambición desmedida que infortunadamente les sirven de ejemplo a los más ingenuos que creen que si los supuestos conocedores de los números les apuestan a inversiones de este tipo, es porque son seguras. Muy triste, la verdad. La gran diferencia es que muchos de estos financieros, a diferencia de las personas del común, no ponen en peligro todo su patrimonio ni sus únicos ahorros porque ellos sí saben que están en una ruleta y que la pérdida del dinero no es más que el resultado de un juego.

En Colombia, además, existe la cultura de la plata rápida, fácil y por fuera de la ley que nos ha dejado el narcotráfico, más un sistema financiero que en su gran mayoría no les brinda las mismas oportunidades a todos y que está diseñado fundamentalmente para los que ya tienen plata y pueden pagar sus deudas.

Por eso desconfío de aquellos negocios que suenan tan maravillosos, de esas supuestas oportunidades para ganar plata en una forma única. Creo que, si el negocio fuera tan sólido y tan bueno, los bancos ya lo habrían creado, lo habrían legalizado y estarían aumentado sus arcas.

(Visited 891 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Después de escribir por más de 20 años en revistas, periódicos y páginas web sobre lo que opinaban, decían y hacían los demás, decidí dar mis propias opiniones. Ahora trabajo como periodista independiente y como profesora universitaria. Escribí el libro "Mi bipolaridad y sus maremotos" como una forma de luchar contra el estigma hacia la enfermedad mental.

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Sin duda alguna, la pandemia reveló nuestros peores miedos al obligarnos(...)

2

Con el cambio de marcación en Colombia de 10 dígitos para(...)

3

El ex gobernador de Boyacá ha hecho una campaña resaltable. Amaya(...)

4 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. Es un poco apresurado decir que las víctimas cayeron por ambición ciega, era un negocio con una tasa de retorno anual similar a una fiducia o algunas acciones en bolsa y obviamente con un riesgo como cualquier inversión. No se duplicaba la plata de un día para otro. La verdadera ambición fue la de estraval y otros operadores que quisieron hacer crecer un negocio sin la capacidad financiera suficiente.

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar