Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Hoy me había decidido a dejar el tema de la inmigración por un tiempo. Sin embargo, desperté con una noticia que es siempre desalentadora, la muerte de una niña. Mariana Henao Jaramillo, con apenas 10 años, yacía a orillas del río Cauca.

Qué tiene que ver eso con la inmigración: todo. A pesar de que aún no se han esclarecido los hechos que acaecieron a la muerte de la niña de Arauca, corregimiento de Palestina, Caldas, las circunstancias previas son fácilmente rastreables.

Como siempre, los más vulnerables son los campesinos, las mujeres, los niños y, en el exterior, además de ellos, los inmigrantes. Mariana, como era de esperarse, cumplía con cada una de las descripciones nacionales.

Así, las zonas rurales que solían ser nichos de tranquilidad se han permeado de una suerte de violencia tácita y, lo que es todavía peor, de una violencia silenciosa y encubierta por los medios y miembros corruptos de los estados alrededor del mundo; porque sin duda no hay crimen organizado que pueda actuar por sí solo.

El tráfico de menores con fines como la prostitución, la mendicidad, el trabajo forzado, entre otros, es claramente un ejemplo alarmante de ello. Veamos: solo en Europa en el 2016, según datos de Europol, desaparecieron aproximadamente 10.000 niños extranjeros que venían de países africanos y asiáticos. Hoy es el día en que nadie da respuesta de su paradero, pero que se sospecha que fueron cooptados por una red de trata de personas. Igual… prima el silencio.

Por otro lado, aunque la mayoría de víctimas menores de edad se concentran en el África subsahariana con un 64%; los datos para América Central y el Caribe tampoco son muy alentadores, apenas 2 puntos porcentuales por debajo. Así, entre estas dos regiones se aporta el mayor número de personas secuestradas o engañadas con planes de estudio, trabajo o papeles de nacionalidad, para ser en realidad esclavizadas en pleno siglo XXI.

Además, según un informe de International Crisis Group, a mayor control en las fronteras se empuja a los migrantes a tomar “vías más costosas, tortuosas y peligrosas”, haciendo que finalmente “quienes huyen de sus países de origen sean nuevamente victimizados durante la huida. Pues son víctimas ideales”.

De nuevo, estos no serían más que datos si no estuvieran estrechamente relacionados con la realidad más cercana, que atañe no solo a los menores que escapan de sus países de origen y se topan con los tentáculos de los negocios más denigrantes e ilícitos, sino también a los niños de nuestro país.

Muchos de ellos deben recorrer distancias largas y solitarias para llegar a las escuelas municipales, este recorrido, eventualmente, no es solo peligroso por con quienes se puedan encontrar en el camino sino por la naturaleza misma. Derrumbes, trochas, cruce de ríos, son solo algunas de las muchas situaciones que cientos de niños a lo largo del país tienen que sopesar a diario.

El negocio de la esclavitud sigue siendo rentable, y no solo es utilizado por empresas oscuras, como la de Hitler que recogía niños para que hicieran labores de construcción en las que se necesitaban dedos pequeños para incrustar piezas diminutas; todavía hoy se estima que el área manufacturera y textil contrata ilegalmente a miles de menores para explotarlos.

A la voz de Walk Free Foundation, cerca de 45,8 millones de personas viven en condiciones de esclavitud en la actualidad y producen unos 150.000 millones de dólares para las mafias.

Finalmente, por lo menos Mariana contaba con la suerte de una familia amorosa, según fuentes cercanas. Una mamá que hasta a su trabajo, en una finca de la región, se la llevaba para no dejarla sola todo el día…y digo suerte porque desafortunadamente la mayoría de crímenes cometidos contra niños, como abuso sexual o maltrato, son perpetrados por familiares o personas cercanas a la víctima. No sabemos qué pasó con la niña, pero es claro que ninguna persona debería aparecer flotando a orillas de un río.

Que descanse en paz.

(Visited 1.294 times, 1 visits today)

Etiquetas

PERFIL
Profile image

Algo he aprendido del Periodismo y de la Literatura y es que no son profesiones, oficios o prácticas, son vocaciones ligadas a un amor inmenso por la sociedad y, sobretodo, por las historias. El periodista entrega su vida a las letras, igual que el literato. El primero, es un intermediario de los tantos muchas veces silenciados, y el segundo es un ladrón de realidades. Por mi parte, como estudiante de ambas, me declaro una eterna enamorada de este estilo de vida, y desde ya prometo entregarlo todo a la curiosidad y a la búsqueda de relatos.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

  • twitter

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Si quieres conocer más de mi vida y a lo que me dedico, sígueme en:

https://www.youtube.com/@Immiland

https://www.instagram.com/eddy.ramirez21/

-->Tequilera, bar tender, lavaplatos, cocinera, mesera, estos son muchos de los trabajos de primera línea a los que se puede enfrentar un inmigrante, iniciando su nueva vida en Canadá. Así lo hice yo.

¿Devolverme a Venezuela o quedarme en Canadá? Esa era la pregunta que retumbaba en mi cabeza mientras ese ángel que encontré en Migración hacia mi aplicación, la cual me permitió como estudiante de idiomas y con mi nuevo status llamado Destitute Student (‘Estudiante Indigente’) conseguir una visa de trabajo Después de pensarlo por tres días, decidí quedarme a trabajar en Canadá para poder pagar mis estudios y como decimos los venezolanos’’echarle bolas’’, porque definitivamente en esta vida no se escoge dónde se nace, pero sí dónde vivir.  Bienvenidos a la segunda parte de mi historia, donde les presento un momento fundamental de mi pasado y mi presente en este país. Debo confesarles que nunca pensé que fuese a ser tan difícil, pero ahí estaba yo, aventurándome a un mundo desconocido, con el único objetivo de reunir, en poco tiempo (4 meses), el dinero para pagar el cincuenta por ciento (15.000 CAD) de mi maestría, pero no solo eso, debía pagar también la renta y mis gastos personales y lo sé, suena descabellado, pero lo asumí con mucha planificación y meticulosidad.
’’Uno nunca sabe lo fuerte que es, hasta que en realidad tiene que ser fuerte’’
Conseguí el primer trabajo de mi vida. Este quedaba en el Viejo Puerto, una zona muy turística de Montreal. Allí aprendí lo que es ser multitask: servir diferentes tipos de cervezas, hacer pizzas, fajitas, poutine, alitas de pollo, hamburguesas, de todo. No era mi único trabajo, tenía que reunir el dinero suficiente, así que de domingo a domingo y durante esos meses mi rutina se resumía en: tomar órdenes, cargar montañas de platos y limpiar baños como a muchos inmigrantes nos toca al inicio. 
’Y es que en las adversidades es donde nacen nuevos guerreros’’
Creo que jamás en mi existencia he trabajado tanto. No tenía más vida: todas las tardes salía del Viejo Puerto, a iniciar mi siguiente turno en un restaurante italiano en el que más que salario trabajaba por comida. El dueño amablemente me brindaba lo que no se vendía y así yo podía ahorrar gastos. Ese señor se convirtió como en mi abuelo, mi abuelo italiano.
 
Ver esta publicación en Instagram
 

Una publicación compartida por Eddy Ramirez (@eddy.ramirez21)

Además del trabajo, yo seguía estudiando francés todas las mañanas hasta el mediodía. Al terminar el verano comencé el máster. Un año más tarde, me gradué de abogada en Derecho Internacional de Negocios, LL.M de la Universidad de Montreal, con un GPA de 3.8, demostrándome que en mi vida no habría obstáculos más grandes que mis ganas de crecer y de superarme. Inspirada en esto, apliqué a la Residencia Permanente.  Al cabo del tiempo, empecé nuevos estudios, pero esta vez, en Inmigration consulting y logré culminarlos también. La vida comenzó a sonreír un poquito más, después de tantos sacrificios, todo estaba dando los mejores frutos. En medio de esta travesía, comprendí que no estaba sola en esta situación, ni era la única con un sueño por cumplir. Somos miles de migrantes a diario dejando todo atrás y buscando una mejor vida, así que algo detonó en mi cabeza, era el momento de que Eddy Ramírez pusiera en práctica sus estudios, experiencia y todo lo que aprendí de mi mamá.  Finalmente, llegó el día de materializar y darle vida a esta Tierra de Inmigrantes.    Continuará… Con amor, Eddy.   

Si quieres conocer más de mi vida y a lo que me dedico, sígueme en:

https://www.youtube.com/@Immiland

https://www.instagram.com/eddy.ramirez21/

2

Si usted, apreciado lector, es amante del buen vino y de(...)

3

[caption id="attachment_18348" align="aligncenter" width="640"] Gustavo Petro - foto EL TIEMPO[/caption] Intentamos(...)

0 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar