Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Hace unos días compré algunas botellas de vino con mi esposo en un supermercado. Como eran varias, cuando estábamos llegando al carro revisé la colilla de pago para asegurarme de que el cobro estuviera bien. En principio era para saber que no nos hubieran cobrado más de lo que era, porque era fácil confundirse (y porque estamos acostumbrados a revisar que no haya trampas, con o sin malas intenciones).

Conté las botellas en la caja y después las conté en el tiquete. Sorprendentemente pasaba lo contrario: teníamos una más, una que no nos habían cobrado. Entonces le expliqué a mi esposo. Le dije que me esperara y me bajé del carro con la botella. Entré al supermercado y la cajera me miró, como esperando a ver qué problema había tenido.

– Mira, no nos cobraron esta botella –le dije entregándosela.

– ¡Uy, muchas gracias, demasiado honesta! –me dijo después de un silencio, con los ojos muy abiertos.

Le sonreí, también sorprendida por su reacción, y le dije que con gusto. Di la vuelta para salir y cuando pasaba por el lado de la puerta me sentí observada. Miré hacia un lado y vi a un grupito de empleadas del supermercado, entre ellas la cajera que me había atendido, todas hablando y mirándome.

– Nunca nadie nos había devuelto algo que no hubiera pagado –me dijo una cuando vio que yo me había dado cuenta de que estaban hablando de mí–. Usted es una en un millón –concluyó.

– Así tiene que ser –le dije con una sonrisa y me despedí.

Las vi no solo sorprendidas, sino pensativas. Pensé en lo bonito que es el ejemplo, en lo bonito que es hacer algo que de pronto represente una esperanza para otro. Que de pronto le enseñe que le susurré al oído en el futuro.

@catalinafrancor

www.catalinafrancor.com

 

(Visited 1.940 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Catalina Franco Restrepo es periodista colombiana, Magíster en Relaciones Internacionales y Comunicación de la Universidad Complutense de Madrid. Ha trabajado en medios de comunicación como CNN y W Radio, en grupos editoriales como el Taller de Edición y liderando las comunicaciones corporativas de reconocidas empresas. Ha vivido en Montreal, Atlanta y Madrid, y ha viajado por 47 países persiguiendo su sueño de conocer y entender mejor el mundo y la humanidad, y llenándose de inspiración para contar historias. Además de este blog en EL TIEMPO, tiene uno personal que se llama OjosdelAlma, un canal de viajes en YouTube y es columnista de la revista Cronopio. En 2018 publicó su primera novela, El valle de nadie, que actualmente está disponible en Amazon en ediciones impresa y digital. Es, sobretodo, una amante de la humanidad, la naturaleza y los animales, y su sueño es hablar sobre ese amor, con su respectivo dolor, a través de la escritura.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

  • twitter

Más posts de este Blog

  • Opinión

    Poseer el alma

    “Es trágico que tan pocas personas posean su alma antes de morir”, dice Louise en la película I’m thinking(...)

  • Colombia

    El oro era verde

    [embed]https://www.youtube.com/watch?v=ei45hfRZc3U[/embed] [gallery size="medium" ids="778,777,779,780,783,784" orderby="rand"] Que uno no es simplemente un visitante en la naturaleza, sino parte de ella,(...)

  • Opinión

    La ligereza

    Cómo pesa la muerte o la idea de la muerte. Tanto, que en torno a ella desarrollamos la vida.(...)

  • Mundo

    Los días que eran la vida

    Hace unos días encontré un hilo de telaraña que subía recto desde el pasamanos del balcón hasta el techo,(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

El resultado de las elecciones generales en Bolivia el domingo pasado(...)

2

Dios nos habla por medio de nuestros sueños. Esta es una(...)

3

Soñar con amigos y familiares que fallecieron causa mucha inquietud a(...)

7 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. perspectiva

    Una vez me sucedió algo parecido. Habia comprado unos helados y pague en efectivo y la cajera me dio mas vueltas de las requeridas. No entendía cuando yo le explicaba lo que habia pasado. No se porque no se pueda comentar. Ojala todos comentaramos y promovieramos los buenos actos.

  2. Yo he hecho varias veces lo mismo. En una ocasion despues de haber bebido seis cervezas la mesera solo abia cobrado 4 y yo le dije que cobrara las otras dos. No solo porque ser honesto es una obligacion y no una virtud, sino porque creo que esa chica, probablemente universitaria, necesita mas el dinero que yo , asi como conservar su trabajo. Simple respeto.

  3. alvaroisaza

    Es bueno saber que hay gente así. Me hizo acordar de un día que la cajera no me cobró un producto que había comprado con otros. Le expliqué que no me lo había facturado y ella no entendía. Se puso a explicarme que la que facturaba era la lectora electrónica y no ella hasta cuando le dije lentamente: “Es que no me lo cobró”.

  4. ingenierazo

    Genial. Te cuento que varias veces me ha pasado lo mismo, y la reacción de la gente es en efecto esa, de no creer: eres honesto dicen. Hasta una vez una mujer pensó que yo quería una devolución de dinero y cuando le expresé que era yo quien le devolvia dinero de más, entro en shock. ¿Así de mal anda el ser humano en ética, honestidad y respeto por el otro?

  5. jorgegarcia1016

    Muy buena su acción, como lo haríamos cualquiera de nosotros; sin embargo eso no se grita a los cuatro vientos. Las buenas acciones se guardan en el corazón.

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar