Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

De pronto yo era el único que ayer, cuando no teníamos ni Secretario de Movilidad ni Gerente de TransMilenio, estaba emocionado por la supuesta “crisis” de la movilidad. En realidad no entendía: con alguno de los dos Secres de Movilidad anteriores se había visto menos congestión? ¿Menos ciclistas atropellados? ¿Con alguno de los gerentes de Transmi recientes habíamos visto buses menos espichados? Yo sé, los cambios toman tiempo y las circunstancias son complejas y los procesos demoran en ser instaurados, y mil cosas más, pero… ¿unos días sin Secretario de Movilidad y Gerente de Transmi no habrían sido hasta buenos?

La propuesta, en resumen, es que si vamos a tener malos jefes de cartera en el Distrito, puede ser mejor no tener nada. Mi argumento lo apoyo con investigación en medicina que ha encontrado que, cuando hay paros de médicos en ciertos países, se reduce la mortalidad en general. Van los datos:

–       En 1973, Israel tuvo un paro de médicos durante un mes, y durante ese mes se redujo la mortalidad en 50%

–       En 1976, en el Condado de Los Angeles, se fueron a paro los médicos durante cinco semanas. Durante ese tiempo se encontró que no había habido tantas muertes como se esperaba.

–       En el año 2000, otra vez en Israel, volvieron a hacer paros y los negocios funerarios redujeron sus ventas sustancialmente.

–       Un meta-análisis de paros médicos entre 1976 y 2003 (de duración entre nueve días y diecisiete semanas) encontró que la tasa de mortalidad permanecía igual o se reducía.

–       Para el ejemplo de 1976, cuando los médicos volvieron a ejercer se vieron 90 muertes más durante las dos semanas siguientes al día que volvieron…

Yo sé, estos datos no son concluyentes ni debemos decir que los médicos son malos para la salud (aunque a veces sí pareciera que es el caso), pero sí demuestra que hay ocasiones en que la calidad de un servicio (y la necesidad del mismo) no es la que uno querría. Esto llega a tal punto que, en algunas ocasiones, el hecho de no tener un servicio (sea médico, de movilidad o el que sea) puede hacer que nos vaya mejor porque el servicio era simplemente pésimo y hasta contrario a lo que debía lograr. En medicina, eso hasta tiene un nombre: iatrogenia (o “acto médico dañino” según Wikipedia).

61 funeraria

Volvamos entonces al mundo más normalito y menos complicado del transporte: ¿Cómo se deben elegir esos “médicos de la movilidad”? ¿Y con base en qué criterios? Creo que este es el punto más importante a evaluar cuando uno piensa en la urgencia de tener un nuevo Secretario de Movilidad o gerente de Transmilenio: para qué lo queremos y cómo podrá ayudar a resolver esas urgencias inminentes de “la movilidad” y tener buses menos llenos.

Hay preguntas incluso más interesantes: ¿Habría sido mejor para la movilidad, tal vez, preocuparse por licitar a tiempo los nuevos contratos de operación de TransMilenio Fase 1 por allá en 2010 en vez de dejarlos renovar y renovar perennemente? ¿Implementar los resultados del estudio de estacionamiento en vía cuyos informes reposan cómodamente desde el 2011 en los anaqueles de la Secre de Movilidad? ¿Implementar “estrategias de choque” de verdad, que estuviesen orientadas más a reducir las muertes de peatones y ciclistas en lugar de tratar de mover el trancón de la 100 con 15 a la 100 con 19? Estas preguntas podrían haberse resuelto hace rato si esta ciudad hubiese tenido la voluntad política y el seguimiento desde cada entidad. Pero aquí seguimos, con los mismos buses de TransMilenio Fase 1 que debieron haber sacado hace rato, sin política clara de estacionamiento en vía (y perdiendo millones de pesos al mes por esa razón), y con muertos a diestra y siniestra en las vías de Bogotá.

Había escrito un borrador de este post ayer, lunes 16 de Junio, cuando aún no había Secre de Movilidad. Ahora que acaban de nombrar a Maria Constanza García al cargo de Secretaria Distrital de Movilidad de Bogotá me tocó reescribir la mitad del texto porque me parece que por fin tomaron una decisión adecuada y que no vamos a tener más muertos por iatrogenia sino que seguramente, por fin, vamos a comenzar a ver una política de movilidad en el Distrito. Ahora solo falta que haya un buen Gerente de Transmi y listo, comenzamos a avanzar.

Follow @carlosfpardo

Links con información sobre el tema de medicos en paros y reducción de muertes:

http://www.bmj.com/content/320/7249/1561.1

http://www.bibliotecapleyades.net/ciencia/ciencia_industrybigpharma148.htm

http://curezone.com/forums/am.asp?i=886548

http://www.huffingtonpost.co.uk/dr-raj-persaud/when-doctors-go-on-strike_b_1513689.html

http://www.straightdope.com/columns/read/2741/when-doctors-go-on-strike-does-the-death-rate-go-down

http://es.wikipedia.org/wiki/Iatrogenia

(Visited 187 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Carlos Felipe Pardo es un colombiano con maestría en urbanismo de la London School of Economics que trabaja en temas de transporte sostenible, desarrollo urbano y calidad de vida. Le ha tocado ir a más de 60 ciudades en Europa, América Latina, Asia y África a dar asesorías, presentaciones y cursos sobre esos temas. Ha escrito libros y capítulos (unos más buenos que otros), varios de los cuales están en la página de su organización Despacio.org

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Si quieres conocer más de mi vida y a lo que me dedico, sígueme en:

https://www.youtube.com/@Immiland

https://www.instagram.com/eddy.ramirez21/

-->Tequilera, bar tender, lavaplatos, cocinera, mesera, estos son muchos de los trabajos de primera línea a los que se puede enfrentar un inmigrante, iniciando su nueva vida en Canadá. Así lo hice yo.

¿Devolverme a Venezuela o quedarme en Canadá? Esa era la pregunta que retumbaba en mi cabeza mientras ese ángel que encontré en Migración hacia mi aplicación, la cual me permitió como estudiante de idiomas y con mi nuevo status llamado Destitute Student (‘Estudiante Indigente’) conseguir una visa de trabajo Después de pensarlo por tres días, decidí quedarme a trabajar en Canadá para poder pagar mis estudios y como decimos los venezolanos’’echarle bolas’’, porque definitivamente en esta vida no se escoge dónde se nace, pero sí dónde vivir.  Bienvenidos a la segunda parte de mi historia, donde les presento un momento fundamental de mi pasado y mi presente en este país. Debo confesarles que nunca pensé que fuese a ser tan difícil, pero ahí estaba yo, aventurándome a un mundo desconocido, con el único objetivo de reunir, en poco tiempo (4 meses), el dinero para pagar el cincuenta por ciento (15.000 CAD) de mi maestría, pero no solo eso, debía pagar también la renta y mis gastos personales y lo sé, suena descabellado, pero lo asumí con mucha planificación y meticulosidad.
’’Uno nunca sabe lo fuerte que es, hasta que en realidad tiene que ser fuerte’’
Conseguí el primer trabajo de mi vida. Este quedaba en el Viejo Puerto, una zona muy turística de Montreal. Allí aprendí lo que es ser multitask: servir diferentes tipos de cervezas, hacer pizzas, fajitas, poutine, alitas de pollo, hamburguesas, de todo. No era mi único trabajo, tenía que reunir el dinero suficiente, así que de domingo a domingo y durante esos meses mi rutina se resumía en: tomar órdenes, cargar montañas de platos y limpiar baños como a muchos inmigrantes nos toca al inicio. 
’Y es que en las adversidades es donde nacen nuevos guerreros’’
Creo que jamás en mi existencia he trabajado tanto. No tenía más vida: todas las tardes salía del Viejo Puerto, a iniciar mi siguiente turno en un restaurante italiano en el que más que salario trabajaba por comida. El dueño amablemente me brindaba lo que no se vendía y así yo podía ahorrar gastos. Ese señor se convirtió como en mi abuelo, mi abuelo italiano.
 
Ver esta publicación en Instagram
 

Una publicación compartida por Eddy Ramirez (@eddy.ramirez21)

Además del trabajo, yo seguía estudiando francés todas las mañanas hasta el mediodía. Al terminar el verano comencé el máster. Un año más tarde, me gradué de abogada en Derecho Internacional de Negocios, LL.M de la Universidad de Montreal, con un GPA de 3.8, demostrándome que en mi vida no habría obstáculos más grandes que mis ganas de crecer y de superarme. Inspirada en esto, apliqué a la Residencia Permanente.  Al cabo del tiempo, empecé nuevos estudios, pero esta vez, en Inmigration consulting y logré culminarlos también. La vida comenzó a sonreír un poquito más, después de tantos sacrificios, todo estaba dando los mejores frutos. En medio de esta travesía, comprendí que no estaba sola en esta situación, ni era la única con un sueño por cumplir. Somos miles de migrantes a diario dejando todo atrás y buscando una mejor vida, así que algo detonó en mi cabeza, era el momento de que Eddy Ramírez pusiera en práctica sus estudios, experiencia y todo lo que aprendí de mi mamá.  Finalmente, llegó el día de materializar y darle vida a esta Tierra de Inmigrantes.    Continuará… Con amor, Eddy.   

Si quieres conocer más de mi vida y a lo que me dedico, sígueme en:

https://www.youtube.com/@Immiland

https://www.instagram.com/eddy.ramirez21/

2

Una vez más las candidaturas que otorga la Asociación de Artes(...)

3

A medida que avanza este periodo, se ha mostrado una predilección(...)

1 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar