Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog
weyTwitter: @jeronimorivera

 

“Ya te lo he dicho tío, es simplemente alucinante” dijo mi colega español, profesor de cine, recitando de memoria los diálogos de una de sus películas favoritas. Yo había visto la misma película varias veces y no recordaba ese diálogo por la sencilla razón de que había sido puesto en el doblaje español y, además, tenía poco que ver con el original. No quise discutirlo, pero desde ese momento fui mucho más consciente de la importancia que tiene, para muchos cinéfilos, ver las películas en su idioma original (o con subtítulos).

Hay que reconocer, de todas formas, que el doblaje es un mal necesario y en algunos casos se justifica que las películas vengan habladas en nuestro idioma: cuando el público es infantil, de la tercera edad o con bajo o nulo nivel de alfabetismo. Este buen argumento, sin embargo, ha servido como excusa para que los exhibidores pongan cada vez un mayor número de copias de películas dobladas sobre las subtituladas y que, en una decisión francamente clasista, decidan reducir al mínimo las copias subtituladas en algunas ciudades o sectores de las ciudades. En lo que sí hay que aplaudir a exhibidores y distribuidores es en la “traducción” de los títulos de películas que en los últimos meses ha mejorado bastante en cuanto a respetar el título o el espíritu del mismo al presentar las películas en la cartelera nacional.

Hacia la década de 1930, después de la incursión del cine sonoro, algunos países como Alemania, Italia y España tomaron la decisión de doblar las películas como una estrategia que cumplía con varios propósitos: controlar lo que se decía en los diálogos (censura), cambiar la trama para evitar situaciones escandalosas y generar en el público un sentimiento de nacionalismo al no escuchar idiomas ni acentos distintos al propio. El doblaje se institucionalizó en algunos países, en donde aún buena parte del público no soporta leer subtítulos. Colombia no ha tenido esa tradición y a mi generación le tocó aprender a leer rápidamente los subtítulos antes de hablar otro idioma, lo que nos ayudó a tener más afinidad (oído) con idiomas distintos al español. Los defensores del doblaje pueden argumentar, con razón, que leer los subtítulos distrae de ver la película, pero esto es también un asunto de práctica. A mí me gustan subtituladas, pero entiendo que a algunos les guste más verlas dobladas, lo importante es tener la alternativa y poder escoger.

Hace unos días fui entrevistado para un artículo del diario El Colombiano (leer aquí), sobre un informe que afirmaba que “los colombianos prefieren las películas dobladas”, sustentando esta afirmación en la cifra de 79,1% de espectadores que habían visto películas dobladas en 2016. La cifra, no obstante, no habla de preferencia sino de opciones. ¿Cuantos de estos espectadores habrían preferido escuchar la versión original de la película si hubieran podido?, esta discusión se menciona también en el artículo “El idioma sí importa” publicado en Semana (leer aquí), en donde toman de ejemplo tres películas al azar para ver la proporción de versiones dobladas vs subtituladas:115 a 34; 27 a 11 y 76 a 16, es decir, casi una subtitulada frente a cuatro dobladas (sin contar los horarios, pues las subtituladas suelen presentarse en las últimas funciones del día).

Un buen doblaje puede ser fiel al original y, además, ser una fuente importante de empleo pero, como un amigo actor de doblaje me comentaba hace poco: “hay niveles de calidad, según las empresas y las tarifas, pobres por demás, porque no hay un reconocimiento de gremios”.  Si el doblaje es incómodo, es mucho peor cuando se toman atribuciones o infectan la narración original con palabras locales como “wey”, “carajo”, “gilipollas”, “platicar” o “quilombo” que quedan absolutamente fuera de contexto en una película de procedencia norteamericana, europea o asiática.
jackiechan

Limitar las opciones es privar a los espectadores de ver la interpretación original de los actores, tratar de entender giros idiomáticos, juegos de palabras e intenciones dramáticas de la historia. Algunos doblajes mediocres, además, afectan la mezcla de sonido original y escogen actores con registros de voces muy distintos o con interpretaciones que pueden echar a perder una buena actuación. No estoy en contra del doblaje, como tampoco me opongo al cine de Hollywood, ni a los superhéroes, ni a las secuelas o sagas de películas; pero lo que cada vez me cansa más es que algunos exhibidores decidan que todo su público quiere ver lo mismo y reduzcan nuestra libertad de decidir.

 

Aquí puedes leer otros artículos relacionados con este tema:
Cine “para todos”
 10 títulos de películas “mal traducidos”
Los títulos de película peor traducidos en Colombia

Y finamente, para reír un poco, un divertido video que nos muestra los efectos de la “doblajitis”.

Próximo post: Guía para ver las nominadas al Oscar I
Para ver más textos sobre cine y cultura, visita Jerónimo Rivera Presenta
Sígueme en Twitter
Suscríbete a mi Canal de Youtube

(Visited 1.933 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Jerónimo Rivera Betancur: Doctor en comunicación. Profesor universitario, autor de seis libros sobre cine, investigador en temas de imagen y cultura y fundador de la Red Iberoamericana de Investigadores Audiovisuales pero, antes que nada, cinéfilo. Web: www.jeronimorivera.com Canal de Youtube: Amigos del Cine.

Más posts de este Blog

  • Entretenimiento

    Engañar al algoritmo

    Crédito: iStock

    Twitter: @jeroriveracine

    Seguramente te ha pasado que pasas largos intervalos de tiempo frente a tu plataforma de streaming y sientes que no hay nada nuevo para ver o que nada te satisface. Es lógico también que después de tantos meses de pandemia las opciones se reduzcan y el tedio aparezca. Sin embargo, ¿no es extraño que "no encontremos nada" si tenemos plataformas con miles de contenidos a nuestra disposición?

    En otros tiempos, las opciones eran limitadas (en Colombia solo teníamos dos canales de tv en los 80s) pero hoy, ante la gran cantidad de información disponible, es común pasar más tiempo buscando que encontrando material. Para esa búsqueda, y como base misma de su funcionamiento, las plataformas inventaron un algoritmo que, usando fórmulas matemáticas, permite diseñar una oferta de contenidos personalizada para cada usuario. El algoritmo es lo mejor que ha podido pasar en los contenidos audiovisuales en las últimas décadas, y al mismo tiempo lo peor.

    Lo maravilloso del algoritmo es que nos permite ver otros contenidos similares a los que acabamos de ver y, de esta forma, encontrar productos que suelen gustarnos. Lo malo es, justamente, que estos productos se agotan y el algoritmo sigue recomendando otros que tienen alguna relación con lo que nos gusta pero que pueden tener una calidad muy inferior. Al pretender facilitar nuestra búsqueda, el algoritmo limita nuestra libertad de elegir, llevándonos a la sensación de que ya "no hay nada para ver".

    Un paso lógico sería, entonces, ir a las redes sociales para ver las recomendaciones realizadas por nuestros amigos y contactos. Seguramente te sorprenderías de ver la cantidad de coincidencias entre todos ellos pues, lógicamente, las redes sociales también manejan algoritmos que solo nos dejan ver aquella información que coincide con nuestras ideas y expectativas. Es triste perder el tiempo viendo muchas series o películas "populares" que son realmente de muy mala calidad. Recuerda que lo popular no siempre es lo mejor. ¿Estamos entonces condenados a un bucle de recomendaciones que nos atrapa en ciclos de contenidos similares? Ciertamente no.

    Es importante entender, primero que todo, que aunque hay personas detrás de estas compañías, muchos procesos de clasificación y asociación son hechos por inteligencia artificial (bots), que en ocasiones usan categorías poco certeras y hasta absurdas para clasificar los contenidos y que suelen asociarlos sin considerar criterios de calidad. En días recientes, me sorprendí con el género inventado por Netflix de "suspenso insostenible" que es, justamente, lo que el suspenso no debería ser. Así las cosas, quiero recomendarte algunas pistas para "hackear" o engañar el algoritmo de plataformas como Netflix para acceder a series y películas de buena calidad y no quedarnos en las recomendaciones más obvias:

    1- Las categorías que aparecen en la plataforma son muy pocas y limitadas y es realmente difícil hacer una búsqueda si no sabes exactamente lo que estás buscando. En el caso de Netflix, una buena recomendación es acudir a páginas como Netflix Code, que poseen los códigos de muchas categorías que no encontrarás tan fácilmente. Aquí puedes acceder.

    2- Sigue las recomendaciones y lee críticas y reseñas de expertos o personas en cuyo criterio confíes para armar tus propias listas a partir de tus gustos e intereses.

    3- Busca directamente tus directores, actores o guionistas favoritos en la plataforma.

    4- Busca películas que te hayan gustado en el pasado y márcalas positivamente para que el algoritmo refine tus búsquedas.

    5- Hazle caso a la recomendación de la misma plataforma: en lo posible, no prestes tu contraseña. Esto haré que "ensucien" las recomendaciones.

    6- Borra del historial los contenidos que te arrepientes de haber visto. Al hacerlo, no te recomendarán productos similares. Puedes hacerlo en las opciones personales de tu cuenta.

    7- Califica los títulos que te gustaron positivamente pero, sobre todo, marca negativamente aquellos que no te gustan; esto también permitirá que no te recomienden nada similar.

    En resumen, se trata de tomar el control de tu propia experiencia de visualización y encontrar los "tesoros escondidos" que cada plataforma tiene y que, lamentablemente, se esconden detrás de los títulos populares e insulsos. Espero que estas recomendaciones te sirvan para que encuentres más y mejores productos audiovisuales para disfrutar en la comodidad de tu casa.

    La semana pasada iniciamos transmisión de los contenidos de mi canal "Amigos del cine" a través del Canal Nacional Universitario de TV Zoom.
    Aquí te puedes suscribir y activar las notificaciones. Tenemos más de 60 vídeos educativos sobre cine. Te invito a verlos y compartirlos. Esta semana te comparto uno de nuestros videos más recientes sobre la adaptación de libros al cine. Aquí puedes verlo.

    Para ver más textos sobre cine y cultura, visita Jerónimo Rivera Presenta.

    Sígueme en Twitter y en mi página de Facebook

    -->

    Crédito: iStock

    Twitter: @jeroriveracine

    Seguramente te ha pasado que pasas largos intervalos de tiempo frente a tu plataforma de streaming y sientes que no hay nada nuevo para ver o que nada te satisface. Es lógico también que después de tantos meses de pandemia las opciones se reduzcan y el tedio aparezca. Sin embargo, ¿no es extraño que "no encontremos nada" si tenemos plataformas con miles de contenidos a nuestra disposición?

    En otros tiempos, las opciones eran limitadas (en Colombia solo teníamos dos canales de tv en los 80s) pero hoy, ante la gran cantidad de información disponible, es común pasar más tiempo buscando que encontrando material. Para esa búsqueda, y como base misma de su funcionamiento, las plataformas inventaron un algoritmo que, usando fórmulas matemáticas, permite diseñar una oferta de contenidos personalizada para cada usuario. El algoritmo es lo mejor que ha podido pasar en los contenidos audiovisuales en las últimas décadas, y al mismo tiempo lo peor.

    Lo maravilloso del algoritmo es que nos permite ver otros contenidos similares a los que acabamos de ver y, de esta forma, encontrar productos que suelen gustarnos. Lo malo es, justamente, que estos productos se agotan y el algoritmo sigue recomendando otros que tienen alguna relación con lo que nos gusta pero que pueden tener una calidad muy inferior. Al pretender facilitar nuestra búsqueda, el algoritmo limita nuestra libertad de elegir, llevándonos a la sensación de que ya "no hay nada para ver".

    Un paso lógico sería, entonces, ir a las redes sociales para ver las recomendaciones realizadas por nuestros amigos y contactos. Seguramente te sorprenderías de ver la cantidad de coincidencias entre todos ellos pues, lógicamente, las redes sociales también manejan algoritmos que solo nos dejan ver aquella información que coincide con nuestras ideas y expectativas. Es triste perder el tiempo viendo muchas series o películas "populares" que son realmente de muy mala calidad. Recuerda que lo popular no siempre es lo mejor. ¿Estamos entonces condenados a un bucle de recomendaciones que nos atrapa en ciclos de contenidos similares? Ciertamente no.

    Es importante entender, primero que todo, que aunque hay personas detrás de estas compañías, muchos procesos de clasificación y asociación son hechos por inteligencia artificial (bots), que en ocasiones usan categorías poco certeras y hasta absurdas para clasificar los contenidos y que suelen asociarlos sin considerar criterios de calidad. En días recientes, me sorprendí con el género inventado por Netflix de "suspenso insostenible" que es, justamente, lo que el suspenso no debería ser. Así las cosas, quiero recomendarte algunas pistas para "hackear" o engañar el algoritmo de plataformas como Netflix para acceder a series y películas de buena calidad y no quedarnos en las recomendaciones más obvias:

    1- Las categorías que aparecen en la plataforma son muy pocas y limitadas y es realmente difícil hacer una búsqueda si no sabes exactamente lo que estás buscando. En el caso de Netflix, una buena recomendación es acudir a páginas como Netflix Code, que poseen los códigos de muchas categorías que no encontrarás tan fácilmente. Aquí puedes acceder.

    2- Sigue las recomendaciones y lee críticas y reseñas de expertos o personas en cuyo criterio confíes para armar tus propias listas a partir de tus gustos e intereses.

    3- Busca directamente tus directores, actores o guionistas favoritos en la plataforma.

    4- Busca películas que te hayan gustado en el pasado y márcalas positivamente para que el algoritmo refine tus búsquedas.

    5- Hazle caso a la recomendación de la misma plataforma: en lo posible, no prestes tu contraseña. Esto haré que "ensucien" las recomendaciones.

    6- Borra del historial los contenidos que te arrepientes de haber visto. Al hacerlo, no te recomendarán productos similares. Puedes hacerlo en las opciones personales de tu cuenta.

    7- Califica los títulos que te gustaron positivamente pero, sobre todo, marca negativamente aquellos que no te gustan; esto también permitirá que no te recomienden nada similar.

    En resumen, se trata de tomar el control de tu propia experiencia de visualización y encontrar los "tesoros escondidos" que cada plataforma tiene y que, lamentablemente, se esconden detrás de los títulos populares e insulsos. Espero que estas recomendaciones te sirvan para que encuentres más y mejores productos audiovisuales para disfrutar en la comodidad de tu casa.

    La semana pasada iniciamos transmisión de los contenidos de mi canal "Amigos del cine" a través del Canal Nacional Universitario de TV Zoom.
    Aquí te puedes suscribir y activar las notificaciones. Tenemos más de 60 vídeos educativos sobre cine. Te invito a verlos y compartirlos. Esta semana te comparto uno de nuestros videos más recientes sobre la adaptación de libros al cine. Aquí puedes verlo.

    Para ver más textos sobre cine y cultura, visita Jerónimo Rivera Presenta.

    Sígueme en Twitter y en mi página de Facebook

  • Entretenimiento

    Diez grandes directores de cine con más de ochenta años

    Twitter: @jeroriveracine Agosto es el mes del adulto mayor y en los difíciles tiempos actuales mucho se ha discutido sobre las(...)

  • Colombia

    Repensar el cine colombiano

    Twitter: @jeroriveracine La década de los años 90 fue una época oscura para el cine latinoamericano. Los países líderes(...)

  • Entretenimiento

    La sinfonía final de Ennio Morricone

      [caption id="attachment_3200" align="aligncenter" width="432"] Ennio Morricone - EFE[/caption] Twitter: @jeroriveracine Nos ha dejado un maestro de la música,(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

¡Mochilero! ¿Qué tal una experiencia de camping pero con un toque de glamour? Así es, esta combinación de palabras resulta en el famoso Glamping, una tendencia que cada vez toma más fuerza en Colombia. Aquí le presento de qué se trata esta iniciativa que pude experimentar en Guatavita, con el mágico glamping de Villa Suiza. Sí, leyó bien, un mochilero en un glamping, ¿curioso no?

¡Bienvenidos!

[caption id="" align="aligncenter" width="1443"]Villa Suiza Glamping Villa Suiza Glamping. Foto: cortesía[/caption]

¿Por qué quedarse en un Glamping?

Vivir la experiencia

[caption id="" align="aligncenter" width="1442"]Villa Suiza Glamping Villa Suiza Glamping. Foto: cortesía[/caption]

Dada la ubicación privilegiada de los glampings, en escenarios que de entrada parecen inaccesibles para quedarse a pasar la noche (a los pies de una montaña, en pleno desierto etc), hospedarse en uno le hará realmente experimentar una vivencia diferente, recordable, que siempre quede guardada en sus adentros gracias a los paisajes increíbles que rodean este tipo de hospedajes. Villa Suiza se ubica cerca el embalse de Tominé, un enorme cuerpo de agua que siempre adornará cualquier vista.

Noches mágicas

[caption id="" align="aligncenter" width="1407"]Villa Suiza Glamping. Villa Suiza Glamping. Foto: @expresomochilero[/caption]

A mí, particularmente, me parece que en la noche todo cobra vida, ahí es cuando cobra sentido el mundo que habitamos, cuando la calma y la paz llegan. Es muy común que en su estadía se tope con una lluvia de estrellas que adornen el cielo, mientras siente cómo fuertemente el viento de fondo adorna aún más la experiencia. Cierre los ojos, agradezca y disfrute de una noche especial.

Creatividad por montones

[caption id="" align="aligncenter" width="1296"]Villa Suiza Glamping Villa Suiza Glamping. Foto: @expresomochilero[/caption]

Las mejores ideas para sus proyectos pueden nacer en un lugar como estos, donde todo se olvida y simplemente se disfruta. Aquí la inspiración -de la mano de la naturaleza- tendrá cabida. Vamos, estará rodeado de un ambiente tranquilo y ameno, donde leerse ese libro que tanto ha querido o simplemente proyectarse esos sueños que tanto ha querido cumplir es posible.

Fotos más que 'instagrameables'

[caption id="" align="aligncenter" width="620"]Villa Suiza Glamping Villa Suiza Glamping. Foto: @expresomochilero[/caption]

¿Por qué no coleccionar una postal mágica para el recuerdo? En un glamping como el de Villa Suiza, las fachadas e infraestructura adornarán cualquier fotografía que quiera tomar aquí. Adentro, su hamaca, chimenea e, incluso, la escalera de caracol son un hit y, afuera, las pinceladas del embalse imprimirán más magia a su lente.

Servicios que complementan la estadía

Una buena estadía conlleva experiencias adicionales, y es aquí donde un glamping es el aliado perfecto. En Villa Suiza podrá disfrutar de los siguientes servicios que usted puede contratar con anticipación para que, aparte de pasar una noche en un lugar de ensueño, se divierta con otros planes variados. Estos son:

  • Velero
  • Kayak
  • Cabalgata
  • Parapente
  • Experiencia de café
  • Dona acuática
  • Spa

¿Y los precios?

[caption id="" align="aligncenter" width="1535"]Villa Suiza Glamping Villa Suiza Glamping. Foto: @expresomochilero[/caption]

Un punto importante, ya que esta experiencia de glamour entre la madre naturaleza tiene uno costo que, aunque de entrada parezca alto, lo vale. En Villa Suiza, en el mágico glamping de Guatavita, el precio por noche es de $650.000 que incluye:

  • Chalet equipado
  • Jacuzzi
  • Chimenea
  • Vista al embalse de Tominé
  • Cocina adaptada
  • Parqueadero
  • Kit de aseo con todo lo necesario
[caption id="" align="aligncenter" width="1442"]Villa Suiza Glamping Villa Suiza Glamping. Foto: cortesía[/caption]

Sin lugar a dudas, tener la posibilidad de acampar pero con todas las comodidades es un lujo que vale la pena darse, al menos una vez en la vida. La conexión que sentí en este glamping-que incluso tiene un concepto religioso- me hizo disfrutar la experiencia y claro, quererla repetir. Puede conocer más sobre este mágico glamping en:

Gracias por llegar hasta aquí. Nos leemos pronto para seguir descubriendo lugares mágicos y coleccionando momentos. 

Leo Carrillo - Travel Blogger en EL TIEMPO | @expresomochilero

-->

¡Mochilero! ¿Qué tal una experiencia de camping pero con un toque de glamour? Así es, esta combinación de palabras resulta en el famoso Glamping, una tendencia que cada vez toma más fuerza en Colombia. Aquí le presento de qué se trata esta iniciativa que pude experimentar en Guatavita, con el mágico glamping de Villa Suiza. Sí, leyó bien, un mochilero en un glamping, ¿curioso no?

¡Bienvenidos!

[caption id="" align="aligncenter" width="1443"]Villa Suiza Glamping Villa Suiza Glamping. Foto: cortesía[/caption]

¿Por qué quedarse en un Glamping?

Vivir la experiencia

[caption id="" align="aligncenter" width="1442"]Villa Suiza Glamping Villa Suiza Glamping. Foto: cortesía[/caption]

Dada la ubicación privilegiada de los glampings, en escenarios que de entrada parecen inaccesibles para quedarse a pasar la noche (a los pies de una montaña, en pleno desierto etc), hospedarse en uno le hará realmente experimentar una vivencia diferente, recordable, que siempre quede guardada en sus adentros gracias a los paisajes increíbles que rodean este tipo de hospedajes. Villa Suiza se ubica cerca el embalse de Tominé, un enorme cuerpo de agua que siempre adornará cualquier vista.

Noches mágicas

[caption id="" align="aligncenter" width="1407"]Villa Suiza Glamping. Villa Suiza Glamping. Foto: @expresomochilero[/caption]

A mí, particularmente, me parece que en la noche todo cobra vida, ahí es cuando cobra sentido el mundo que habitamos, cuando la calma y la paz llegan. Es muy común que en su estadía se tope con una lluvia de estrellas que adornen el cielo, mientras siente cómo fuertemente el viento de fondo adorna aún más la experiencia. Cierre los ojos, agradezca y disfrute de una noche especial.

Creatividad por montones

[caption id="" align="aligncenter" width="1296"]Villa Suiza Glamping Villa Suiza Glamping. Foto: @expresomochilero[/caption]

Las mejores ideas para sus proyectos pueden nacer en un lugar como estos, donde todo se olvida y simplemente se disfruta. Aquí la inspiración -de la mano de la naturaleza- tendrá cabida. Vamos, estará rodeado de un ambiente tranquilo y ameno, donde leerse ese libro que tanto ha querido o simplemente proyectarse esos sueños que tanto ha querido cumplir es posible.

Fotos más que 'instagrameables'

[caption id="" align="aligncenter" width="620"]Villa Suiza Glamping Villa Suiza Glamping. Foto: @expresomochilero[/caption]

¿Por qué no coleccionar una postal mágica para el recuerdo? En un glamping como el de Villa Suiza, las fachadas e infraestructura adornarán cualquier fotografía que quiera tomar aquí. Adentro, su hamaca, chimenea e, incluso, la escalera de caracol son un hit y, afuera, las pinceladas del embalse imprimirán más magia a su lente.

Servicios que complementan la estadía

Una buena estadía conlleva experiencias adicionales, y es aquí donde un glamping es el aliado perfecto. En Villa Suiza podrá disfrutar de los siguientes servicios que usted puede contratar con anticipación para que, aparte de pasar una noche en un lugar de ensueño, se divierta con otros planes variados. Estos son:

  • Velero
  • Kayak
  • Cabalgata
  • Parapente
  • Experiencia de café
  • Dona acuática
  • Spa

¿Y los precios?

[caption id="" align="aligncenter" width="1535"]Villa Suiza Glamping Villa Suiza Glamping. Foto: @expresomochilero[/caption]

Un punto importante, ya que esta experiencia de glamour entre la madre naturaleza tiene uno costo que, aunque de entrada parezca alto, lo vale. En Villa Suiza, en el mágico glamping de Guatavita, el precio por noche es de $650.000 que incluye:

  • Chalet equipado
  • Jacuzzi
  • Chimenea
  • Vista al embalse de Tominé
  • Cocina adaptada
  • Parqueadero
  • Kit de aseo con todo lo necesario
[caption id="" align="aligncenter" width="1442"]Villa Suiza Glamping Villa Suiza Glamping. Foto: cortesía[/caption]

Sin lugar a dudas, tener la posibilidad de acampar pero con todas las comodidades es un lujo que vale la pena darse, al menos una vez en la vida. La conexión que sentí en este glamping-que incluso tiene un concepto religioso- me hizo disfrutar la experiencia y claro, quererla repetir. Puede conocer más sobre este mágico glamping en:

Gracias por llegar hasta aquí. Nos leemos pronto para seguir descubriendo lugares mágicos y coleccionando momentos. 

Leo Carrillo - Travel Blogger en EL TIEMPO | @expresomochilero

2

Dios nos habla por medio de nuestros sueños. Esta es una(...)

3

Soñar con amigos y familiares que fallecieron causa mucha inquietud a(...)

3 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. carlosgonzale0829

    ¡Por fin alguien lo dijo! Ojalá las distribuidoras de cine le hagan caso. Y, sí, las películas con la banda de sonido original las ponen en los peores horarios.

  2. opinante-valluno

    Hola, Jerónimo, le felicito, agradezco y apoyo por su blog como cinéfilo que me considero. En los únicos casos que prácticamente acepto el doblaje es en las películas animadas que uno se acostumbró a las voces en español; de resto, subtítulos forever. Saludos desde Cali.

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar