Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog
Mother. Imagen tomada de:  https://www.flickr.com/photos/bagogames/37174280032

Mother. Imagen tomada de: https://www.flickr.com/photos/bagogames/37174280032


Twitter: @jeroriveracine

El cine es un arte de masas y, más allá de la calidad intrínseca de las películas, suele ocurrir que los espectadores prefieren las historias que se relacionan con los géneros, temas y estéticas de su interés.  Pocas películas nos generan tanta animadversión como aquellas que no nos gustan y sabemos que son objeto de adoración por parte de muchos.  Más allá de sagas famosas como El señor de los anillos, Avengers, Crepúsculo, Star Wars o Harry Potter, cuyos fans pueden llegar a ser verdaderos fanáticos (llegando a molestar con su devoción a otros cinéfilos), hay películas que son polémicas en sí mismas y generan debate sobre su calidad.

 
Hay cintas sobre las que hay un relativo consenso en su calidad (sobre todo aquellas que son muy malas) pero hay otras que se convierten en objeto de culto, obtienen una gran taquilla o tienen controversias a su alrededor que las hace visibles y objeto de amores y odios por parte del público.  Es importante aclarar que se trata de películas que han sido importantes para la cultura popular y por eso presentan opiniones divididas. No consideraré, por tanto, a películas comercialmente exitosas  como 50 sombras de Gray, Transformers, Escuadrón suicida o Batman vs Superman, que la mayoría del público consideró como malas. 

 
Presento, entonces, diez películas que son objeto de amores y odios casi en partes iguales por parte de los espectadores y, al final, compartiré un video de Amigos del cine en donde presentaré los cinco casos más relevantes (en mi opinión). El orden del listado es el de mi preferencia (de las que más me gustan a las que menos).

 
Requiem por un sueño (Darren Aronofski, 2001)
Una película alucinante, vertiginosa y muy oscura.  Se destaca por su gran montaje y un elenco notable que lleva al espectador a una experiencia casi personal con el mundo de las adicciones.  Quienes critican esta película se van en contra del efectismo visual y de su mareante cinematografía.  A mí me gusta mucho, aunque salí con nauseas de la sala (efecto negativo que, en este caso, valoré positivamente).

Requiem por un sueño. Imagen tomada de: https://www.flickr.com/photos/regulusalpha/21270845310

Requiem por un sueño. Imagen tomada de: https://www.flickr.com/photos/regulusalpha/21270845310

Roma (Alfonso Cuarón, 2018)

2019 marcó un punto alto en la controversia entre Netflix y los sectores tradicionales de Hollywood, debido al éxito de Roma, la más reciente película de Cuarón, producida por el gigante del streaming.   Aunque la mayoría reconoce el valor estético de la película, muchos criticaron su falta de compromiso social acusándola de clasista y su ritmo lento y aburrido. A pesar de que reconozco las grandes falencias del guion, a mí me gustó esta película por la atmósfera que logra construir, la impecable dirección de fotografía y su dirección de arte muy bien cuidada. Para mí estuvo entre las mejores películas del año pasado.

 

Birdman (Alejandro González Iñarritu, 2014)
González Iñarritu es, junto con Del Toro y Cuarón, parte de la trilogía de mexicanos que conquistaron Hollywood en la última década y su gran éxito en la industria ha estado representado principalmente por El renacido y Birdman, películas que le representaron gran cantidad de premios y éxito comercial.  Quienes critican esta película aducen que está prefabricada para ganar óscares, que es pretenciosa y que detrás de la apariencia de profundidad es una película realmente superficial. A mí realmente me gustó por su apuesta de cámara arriesgada, por la resurrección de Michael Keaton y por lo que dice del mundo de las tablas, aunque odié el final con todas mis fuerzas. Aquí puedes ver mi crítica de la película.

 
Interstellar (Cristopher Nolan, 2014)
No solo Interstellar, si no buena parte de la filmografía de Cristopher Nolan es objeto de debate por la afición de su director de contar historias enrevesadas y con complejas estructuras narrativas. Quienes critican Interstellar resaltan sus argumentos seudocientíficos, la pirotecnia narrativa de Nolan, la falta de ritmo y las debilidades del guion. Yo valoro la audacia del director y, aunque no es mi favorito, reconozco que, en general, logra entretener sin contar historias intrascendentes.  Esta película me gustó por su propuesta narrativa, aunque no está entre mis favoritas de este director.

 
El abrazo de la serpiente (Ciro Guerra, 2015)

La película más exitosa de nuestra filmografía nacional también generó odios y amores en el público aunque, para ser justos, hay que reconocer que posiblemente esto se debió a la inesperada popularidad de la cinta que llevó a que muchos espectadores poco acostumbrados a estas historias fueran al cine y odiaran el ritmo lento de la película, su atmósfera en blanco y negro y sus metáforas.  A mí me gusta, aunque no está entre mis favoritas del cine nacional, por la ambición de su producción y su propuesta estética, aunque reconozco los baches de la historia.  Aquí pueden ver mi opinión ampliada sobre la película durante el gran despliegue que se hizo cuando se conoció su nominación al Oscar en 2016.

 


Kill Bill 1 y 2 (Quentin Tarantino, 2003 y 2004)

Aunque la mayoría de las películas de este director norteamericano son objeto de culto y, al mismo tiempo, odiadas por un amplio sector del público; pocas generan tanta controversia como Kill Bill, una larguísima historia presentada en dos películas y en la que el director dio rienda suelta a su estilo cinematográfico con referencias al cine B, uso excesivo de la sangre y personajes extravagantes pero interesantes.  Quienes critican esta película se van en contra del exceso en el uso de la violencia y un metraje exagerado de la historia, argumentos que también utilizan quienes la adoran. Es curioso constatar que ambas películas también dividen los espectadores y que a muchos que no les gustó la primera valoran la segunda y viceversa.  Aunque reconozco algunas escenas excelentes en ambas producciones y me gusta más la segunda parte, siento que estas dos películas marcan el punto en que Tarantino se empieza a volver más efectista que interesante y por eso, salvo excepciones como Bastardos sin gloria, me quedo con sus primeras películas.

 
Titanic (James Cameron, 1997)


Al igual que Avatar, también de Cameron, Titanic estuvo más de 20 años entre las dos películas más taquilleras de la historia (hasta que fue relegada este año al tercer lugar por Avengers Endgame).  El gran éxito de esta historia es responsable de la animadversión que genera en un amplio sector del público que, más allá de decir que sea una mala película, la consideran tremendamente sobrevalorada.  Yo me adhiero a esa opinión.

 

El árbol de la vida (Terrence Malik, 2011)

La arriesgada apuesta de Terrence Malik al contar una dura historia familiar con referencias al cosmos genera consenso en su impresionante fotografía y sólidas actuaciones, pero esta historia que ha sido tan valorada por un amplio sector de la crítica y los espectadores, es cuestionada también por su enrevesada narrativa y por ser muy pretenciosa. Aunque reconozco sus méritos, nunca he podido con esta película, que no me engancha y cuyas relaciones me parecen artificiosas.  No encuentro el sentido de su propuesta narrativa y, para ser honestos, me aburre mucho.

 
Irreversible (Gaspar Noe, 2002)
Gaspar Noe es un artista provocador y buena parte de sus críticas positivas y negativas tienen que ver con esta condición. Irreversible es una gran provocación e incluye escenas brutales como la violación hiperrealista de una mujer en la calle y la desfiguración a golpes de extintor del rostro de un hombre. Aunque tiene una estructura narrativa interesante, me molesta mucho la naturalización de la violencia y la gratuidad del tratamiento explícito de la imagen en esta película.

 
Cloud Atlas (Tom Tykwer y las hermanas Wachowski, 2012)
Esta película es ambiciosa como pocas y cuenta una historia de casi tres horas que se desarrolla en varios mundos y tiempos con una galería gigante de personajes.  Aunque muchos la consideran una obra de arte, yo estoy de acuerdo con quienes piensan que es una gran muestra de efectismo narrativo, con una estructura completamente incoherente, personajes que no cuentan nada y realmente insulsa detrás de su apariencia de profundidad. Más allá de la calidad de la película, Cloud Atlas ha sido un muy mal ejemplo para una generación de jóvenes realizadores que han tratado de elaborar películas coherentes, contando historias confusas y pretenciosas.

Finalmente, como lo anuncié anteriormente, les comparto el video de Amigos del cine en donde presento las cinco películas que, a mi juicio, suscitan más controversia.

En los comentarios pueden incluir su opinión sobre estas películas y otras que ustedes consideren odiar a pesar del amor declarado de muchos o, por el contrario, querer a pesar de la mala fama que arrastran.
Para ver más textos sobre cine y cultura, visita Jerónimo Rivera Presenta


Sígueme en Twitter
Suscríbete a mi Canal de Youtube y a mi página de Facebook

(Visited 1.845 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Jerónimo Rivera Betancur: Doctor en comunicación. Profesor universitario, autor de seis libros sobre cine, investigador en temas de imagen y cultura y fundador de la Red Iberoamericana de Investigadores Audiovisuales pero, antes que nada, cinéfilo. Web: www.jeronimorivera.com Canal de Youtube: Amigos del Cine.

Más posts de este Blog

  • Entretenimiento

    Engañar al algoritmo

    Crédito: iStock

    Twitter: @jeroriveracine

    Seguramente te ha pasado que pasas largos intervalos de tiempo frente a tu plataforma de streaming y sientes que no hay nada nuevo para ver o que nada te satisface. Es lógico también que después de tantos meses de pandemia las opciones se reduzcan y el tedio aparezca. Sin embargo, ¿no es extraño que "no encontremos nada" si tenemos plataformas con miles de contenidos a nuestra disposición?

    En otros tiempos, las opciones eran limitadas (en Colombia solo teníamos dos canales de tv en los 80s) pero hoy, ante la gran cantidad de información disponible, es común pasar más tiempo buscando que encontrando material. Para esa búsqueda, y como base misma de su funcionamiento, las plataformas inventaron un algoritmo que, usando fórmulas matemáticas, permite diseñar una oferta de contenidos personalizada para cada usuario. El algoritmo es lo mejor que ha podido pasar en los contenidos audiovisuales en las últimas décadas, y al mismo tiempo lo peor.

    Lo maravilloso del algoritmo es que nos permite ver otros contenidos similares a los que acabamos de ver y, de esta forma, encontrar productos que suelen gustarnos. Lo malo es, justamente, que estos productos se agotan y el algoritmo sigue recomendando otros que tienen alguna relación con lo que nos gusta pero que pueden tener una calidad muy inferior. Al pretender facilitar nuestra búsqueda, el algoritmo limita nuestra libertad de elegir, llevándonos a la sensación de que ya "no hay nada para ver".

    Un paso lógico sería, entonces, ir a las redes sociales para ver las recomendaciones realizadas por nuestros amigos y contactos. Seguramente te sorprenderías de ver la cantidad de coincidencias entre todos ellos pues, lógicamente, las redes sociales también manejan algoritmos que solo nos dejan ver aquella información que coincide con nuestras ideas y expectativas. Es triste perder el tiempo viendo muchas series o películas "populares" que son realmente de muy mala calidad. Recuerda que lo popular no siempre es lo mejor. ¿Estamos entonces condenados a un bucle de recomendaciones que nos atrapa en ciclos de contenidos similares? Ciertamente no.

    Es importante entender, primero que todo, que aunque hay personas detrás de estas compañías, muchos procesos de clasificación y asociación son hechos por inteligencia artificial (bots), que en ocasiones usan categorías poco certeras y hasta absurdas para clasificar los contenidos y que suelen asociarlos sin considerar criterios de calidad. En días recientes, me sorprendí con el género inventado por Netflix de "suspenso insostenible" que es, justamente, lo que el suspenso no debería ser. Así las cosas, quiero recomendarte algunas pistas para "hackear" o engañar el algoritmo de plataformas como Netflix para acceder a series y películas de buena calidad y no quedarnos en las recomendaciones más obvias:

    1- Las categorías que aparecen en la plataforma son muy pocas y limitadas y es realmente difícil hacer una búsqueda si no sabes exactamente lo que estás buscando. En el caso de Netflix, una buena recomendación es acudir a páginas como Netflix Code, que poseen los códigos de muchas categorías que no encontrarás tan fácilmente. Aquí puedes acceder.

    2- Sigue las recomendaciones y lee críticas y reseñas de expertos o personas en cuyo criterio confíes para armar tus propias listas a partir de tus gustos e intereses.

    3- Busca directamente tus directores, actores o guionistas favoritos en la plataforma.

    4- Busca películas que te hayan gustado en el pasado y márcalas positivamente para que el algoritmo refine tus búsquedas.

    5- Hazle caso a la recomendación de la misma plataforma: en lo posible, no prestes tu contraseña. Esto haré que "ensucien" las recomendaciones.

    6- Borra del historial los contenidos que te arrepientes de haber visto. Al hacerlo, no te recomendarán productos similares. Puedes hacerlo en las opciones personales de tu cuenta.

    7- Califica los títulos que te gustaron positivamente pero, sobre todo, marca negativamente aquellos que no te gustan; esto también permitirá que no te recomienden nada similar.

    En resumen, se trata de tomar el control de tu propia experiencia de visualización y encontrar los "tesoros escondidos" que cada plataforma tiene y que, lamentablemente, se esconden detrás de los títulos populares e insulsos. Espero que estas recomendaciones te sirvan para que encuentres más y mejores productos audiovisuales para disfrutar en la comodidad de tu casa.

    La semana pasada iniciamos transmisión de los contenidos de mi canal "Amigos del cine" a través del Canal Nacional Universitario de TV Zoom.
    Aquí te puedes suscribir y activar las notificaciones. Tenemos más de 60 vídeos educativos sobre cine. Te invito a verlos y compartirlos. Esta semana te comparto uno de nuestros videos más recientes sobre la adaptación de libros al cine. Aquí puedes verlo.

    Para ver más textos sobre cine y cultura, visita Jerónimo Rivera Presenta.

    Sígueme en Twitter y en mi página de Facebook

    -->

    Crédito: iStock

    Twitter: @jeroriveracine

    Seguramente te ha pasado que pasas largos intervalos de tiempo frente a tu plataforma de streaming y sientes que no hay nada nuevo para ver o que nada te satisface. Es lógico también que después de tantos meses de pandemia las opciones se reduzcan y el tedio aparezca. Sin embargo, ¿no es extraño que "no encontremos nada" si tenemos plataformas con miles de contenidos a nuestra disposición?

    En otros tiempos, las opciones eran limitadas (en Colombia solo teníamos dos canales de tv en los 80s) pero hoy, ante la gran cantidad de información disponible, es común pasar más tiempo buscando que encontrando material. Para esa búsqueda, y como base misma de su funcionamiento, las plataformas inventaron un algoritmo que, usando fórmulas matemáticas, permite diseñar una oferta de contenidos personalizada para cada usuario. El algoritmo es lo mejor que ha podido pasar en los contenidos audiovisuales en las últimas décadas, y al mismo tiempo lo peor.

    Lo maravilloso del algoritmo es que nos permite ver otros contenidos similares a los que acabamos de ver y, de esta forma, encontrar productos que suelen gustarnos. Lo malo es, justamente, que estos productos se agotan y el algoritmo sigue recomendando otros que tienen alguna relación con lo que nos gusta pero que pueden tener una calidad muy inferior. Al pretender facilitar nuestra búsqueda, el algoritmo limita nuestra libertad de elegir, llevándonos a la sensación de que ya "no hay nada para ver".

    Un paso lógico sería, entonces, ir a las redes sociales para ver las recomendaciones realizadas por nuestros amigos y contactos. Seguramente te sorprenderías de ver la cantidad de coincidencias entre todos ellos pues, lógicamente, las redes sociales también manejan algoritmos que solo nos dejan ver aquella información que coincide con nuestras ideas y expectativas. Es triste perder el tiempo viendo muchas series o películas "populares" que son realmente de muy mala calidad. Recuerda que lo popular no siempre es lo mejor. ¿Estamos entonces condenados a un bucle de recomendaciones que nos atrapa en ciclos de contenidos similares? Ciertamente no.

    Es importante entender, primero que todo, que aunque hay personas detrás de estas compañías, muchos procesos de clasificación y asociación son hechos por inteligencia artificial (bots), que en ocasiones usan categorías poco certeras y hasta absurdas para clasificar los contenidos y que suelen asociarlos sin considerar criterios de calidad. En días recientes, me sorprendí con el género inventado por Netflix de "suspenso insostenible" que es, justamente, lo que el suspenso no debería ser. Así las cosas, quiero recomendarte algunas pistas para "hackear" o engañar el algoritmo de plataformas como Netflix para acceder a series y películas de buena calidad y no quedarnos en las recomendaciones más obvias:

    1- Las categorías que aparecen en la plataforma son muy pocas y limitadas y es realmente difícil hacer una búsqueda si no sabes exactamente lo que estás buscando. En el caso de Netflix, una buena recomendación es acudir a páginas como Netflix Code, que poseen los códigos de muchas categorías que no encontrarás tan fácilmente. Aquí puedes acceder.

    2- Sigue las recomendaciones y lee críticas y reseñas de expertos o personas en cuyo criterio confíes para armar tus propias listas a partir de tus gustos e intereses.

    3- Busca directamente tus directores, actores o guionistas favoritos en la plataforma.

    4- Busca películas que te hayan gustado en el pasado y márcalas positivamente para que el algoritmo refine tus búsquedas.

    5- Hazle caso a la recomendación de la misma plataforma: en lo posible, no prestes tu contraseña. Esto haré que "ensucien" las recomendaciones.

    6- Borra del historial los contenidos que te arrepientes de haber visto. Al hacerlo, no te recomendarán productos similares. Puedes hacerlo en las opciones personales de tu cuenta.

    7- Califica los títulos que te gustaron positivamente pero, sobre todo, marca negativamente aquellos que no te gustan; esto también permitirá que no te recomienden nada similar.

    En resumen, se trata de tomar el control de tu propia experiencia de visualización y encontrar los "tesoros escondidos" que cada plataforma tiene y que, lamentablemente, se esconden detrás de los títulos populares e insulsos. Espero que estas recomendaciones te sirvan para que encuentres más y mejores productos audiovisuales para disfrutar en la comodidad de tu casa.

    La semana pasada iniciamos transmisión de los contenidos de mi canal "Amigos del cine" a través del Canal Nacional Universitario de TV Zoom.
    Aquí te puedes suscribir y activar las notificaciones. Tenemos más de 60 vídeos educativos sobre cine. Te invito a verlos y compartirlos. Esta semana te comparto uno de nuestros videos más recientes sobre la adaptación de libros al cine. Aquí puedes verlo.

    Para ver más textos sobre cine y cultura, visita Jerónimo Rivera Presenta.

    Sígueme en Twitter y en mi página de Facebook

  • Entretenimiento

    Diez grandes directores de cine con más de ochenta años

    Twitter: @jeroriveracine Agosto es el mes del adulto mayor y en los difíciles tiempos actuales mucho se ha discutido sobre las(...)

  • Colombia

    Repensar el cine colombiano

    Twitter: @jeroriveracine La década de los años 90 fue una época oscura para el cine latinoamericano. Los países líderes(...)

  • Entretenimiento

    La sinfonía final de Ennio Morricone

      [caption id="attachment_3200" align="aligncenter" width="432"] Ennio Morricone - EFE[/caption] Twitter: @jeroriveracine Nos ha dejado un maestro de la música,(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Dios nos habla por medio de nuestros sueños. Esta es una(...)

2

Soñar con amigos y familiares que fallecieron causa mucha inquietud a(...)

3

La crisis generada por el covid-19 ha hecho que las empresas(...)

3 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar