Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Cuando decidí regresar a Colombia y radicarme en Bogotá, lo hice, entre otras cosas, porque mi jefe de entonces era una señora caderona con complejo de inferioridad y grandes limitaciones para comprender la innovación social en América Latina. Y porque el panorama para Bogotá pintaba bien. Por lo menos se sentía un aire de optimismo al llegar una mujer honesta y progresista a la Alcaldía.

Durante el gobierno del alcalde Peñalosa logré varios acercamientos con él y con uno de sus alcaldes locales. Mi propósito era desarrollar un proyecto que proponía convertir la Carrera Séptima entre la Calle 26 y la Plaza de Bolívar en la galería de arte urbano más grande de América Latina. El proyecto era ambicioso, pero con voluntad y compromiso poco a poco las dificultades se irían superando. Peñalosa me propuso crear mesas de trabajo con la Alcaldía y con los vecinos de la Séptima para comenzar a diseñar la agenda de trabajo. Esto me lo dijo mientras se zampaba un merengón en el Gimnasio Moderno.

Peñalosa dejó de responder mis mensajes por WhatsApp después de algunas semanas. Yo estaba en México cuando vi en las redes sociales de la Alcaldía una publicación que anunciaba un proyecto de arte urbano sobre la Carrera Séptima. Pues sí, Peñalosa quiso hacer el proyecto sin nosotros, sin los vecinos y sin los procesos que logran que este tipo de iniciativas tengan legitimidad, consiguiendo así sostenibilidad a largo plazo. La idea le salió mal.

Así que cuando ganó Claudia pensé: esta vieja puede ser un poco más sensible y comprometida con el trabajo comunitario y los proyectos de intervención de espacios públicos con vocación social. Y aterricé aquí con muchas expectativas, queriendo trabajar por Bogotá y por el Chocó, mis dos grandes amores. Llegó la pandemia y las prioridades cambiaron. Por supuesto.

Hoy recorrer Bogotá despierta preocupación. La capital colombiana parece ser una ciudad de nadie. Es preocupante ver cómo se están normalizando comportamientos negativos en el espacio publico. Si caminas la ciudad, no debes hacer mucho esfuerzo para encontrarte con ciudadanos en cualquier medio de transporte infringiendo las normas de transito, transitando de manera irresponsable, tirando basura, colándose en TransMilenio, robando en los semáforos y corres el riesgo de ser apuñalado por tu celular o hasta perder la vida por tu bicicleta.

Y como si fuera poco, los huecos de esta ciudad son tan solo una muestra de la crisis a la que nos enfrentamos. Lejos estamos hoy de ser la Silicon Valley de América Latina como lo pronosticó Andrés Oppenheimer en su libro Crear o morir, en el que también asegura que, para que una ciudad realmente sea atractiva para la inversión, para los innovadores y para los emprendedores; debe desarrollarse integralmente desde el espacio publico.

Hoy, con los indicadores de inseguridad, ocupación laboral, eficiencia del transporte público, servicios y oportunidades que ofrece Bogotá, estamos en el hueco, lejos de atraer mentes brillantes con ideas asombrosas, lejos de ser la gran ciudad repleta de oportunidades, lejos de ser la Bogotá sexy de la que estoy enamorado.

 

Giovanni Acevedo

 

 

(Visited 104 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Humano en formación. || Viajero frecuente

Más posts de este Blog

  • Bogotá

    Bogotá en el hueco

    Cuando decidí regresar a Colombia y radicarme en Bogotá, lo hice, entre otras cosas, porque mi jefe de entonces(...)

  • Opinión

    Adiós, viejo.

    Me hubiera gustado despedirme saltando a tus brazos como lo hacía cuando era un niño y envolverte. O intentar(...)

  • Sin categoría

    Uribe, ¡basta ya!

    El escenario en el que se desarrolla la política partidista es hostil, es agresivo, es egoísta. Confiar en alguien(...)

  • Bogotá

    La Colombia de siempre

    La Colombia que el mundo conoció a finales de los 80 y los 90 no es muy diferente a(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Por: María Camila Bernal G. Cerca de 7,000 enfermedades huérfanas han(...)

2

Dios nos habla por medio de nuestros sueños. Esta es una(...)

3

El fichaje de Falcao por el Rayo Vallecano le permitirá competir(...)

2 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. Qué fácil es quejarse y despotricar de Bogotá para presentarse como un redentor ignorado. No se requiere esfuerzo ni mérito alguno, cualquiera “pudiese haber hecho” algo mejor por esa ciudad… bla, bla, bla…

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar