Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.

Giovanni Acevedo

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Tenía 19 años. Era un adolescente malcriado y caprichoso. Un día me desperté y pensé en lo divertido que sería viajar sin rumbo. Compré una mochila de viaje barata, negro con amarillo, grande y con impermeable para protegerla de la lluvia. Imprimí el diario de viaje de un(...)

Continuar leyendo

Cuando decidí regresar a Colombia y radicarme en Bogotá, lo hice, entre otras cosas, porque mi jefe de entonces era una señora caderona con complejo de inferioridad y grandes limitaciones para comprender la innovación social en América Latina. Y porque el panorama para(...)

Continuar leyendo

Me hubiera gustado despedirme saltando a tus brazos como lo hacía cuando era un niño y envolverte. O intentar envolverte mientras tú me dabas el abrazo del gorila. Me hubiera gustado darte un beso en la frente y pedirte al oído que no te fueras o que, si te ibas a ir, como lo(...)

Continuar leyendo

El escenario en el que se desarrolla la política partidista es hostil, es agresivo, es egoísta. Confiar en alguien es como jugar la lotería: representa un riesgo altísimo. Llevo seis años alejado de la política partidista después de vivir en carne propia la deslealtad de(...)

Continuar leyendo

Los gobiernos en el mundo se ven hoy enfrentados, sin duda, al reto más significativo de sus agendas. Difícil y gran compromiso si pensamos en los malabares que deberán realizar con tres enormes pelotas de cristal; identificar zonas rojas en sus territorios que registren focos(...)

Continuar leyendo

La decaída del gamonal electoral. Hay dos formas de expresar lo que quiero decir; la primera como un ciudadano sin inscripción partidista, con convicciones liberales y defensor del proceso de Paz, de las minorías, crítico y sin pelos en la lengua, y la segunda, como un(...)

Continuar leyendo

¿Nos educan para convivir con las diferencias? Hace unos días iba en el carro con dos amigos hablando sobre el mal momento que debió vivir la pareja vulnerada y expuesta al escarnio publico gracias a las calumnias de un buen hombre dueño de la moral, y que, además, fue(...)

Continuar leyendo

  Me levanté de la cama y cepillé mis dientes inmediatamente, como siempre. Ese día no me bañé porque no tenía alientos de nada, no estaba enfermo, pero me sentía disminuido, endeble. Me abrigué con una chaqueta gruesa y sin despedirme salí a caminar. Por fortuna el(...)

Continuar leyendo