Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

A lo largo de la historia, quienes han ostentado el poder han encontrado siempre la forma, no solo de justificar las injusticias sociales, sino de convencernos de que debemos vivir conformes y a gusto con ellas.

Designio divino: Si con ese fin, hace siglos crearon a un dios omnipotente, “justo”, y “misericordioso”, quien no sólo consentía la diferencia de clases, sino que adoraba a los pobres y tenía reservado para ellos la sala VIP del reino de los cielos, durante las monarquías bastó que cada rey se auto proclamara como su ungido y decretara que por sus venas corría sangre azul para ser merecedor de toda la riqueza y el poder.

Que hoy existan ricos y pobres, y una concentración de riqueza y una desigualdad francamente aberrantes, se explica, no desde la implementación de un modelo económico injusto, sino desde la enorme diferencia de esfuerzo y talento entre unos y otros. Y es que, así a muchos les cueste, y les duela reconocerlo, los ricos son ricos porque son brillantes, aparte trabajan duro, y se esfuerzan mucho más que el resto; mientras que los pobres no son competitivos, ni productivos, para colmo de males, no se esfuerzan, son torpes, flojos, resentidos, no votan bien, y quieren todo regalado.

Desde el discurso actual, cada quien tiene lo que se merece y es el culpable de su propia miseria. Las condiciones sociales, macroeconómicas no inciden en nuestra situación individual, y talento, inteligencia, y fortuna son directamente proporcionales. No cabe duda, vivimos en un mundo justo.

Lo anterior rige no sólo a nivel personal sino de naciones. Los europeos son ricos y desarrollados porque son geniales, mientras que nosotros, los latinos y africanos, somos poco astutos, quejambrosos y tenemos una mentalidad perdedora. Implica lo anterior, que un habitante de Angola tiene exactamente las mismas posibilidades de progresar y de enriquecerse que un inglés o un francés, otra cosa es que no quiera.

Así mismo, que 9 de cada 10 multimillonarios sean gringos se debe, no al hecho de que nacieron en el país más rico del mundo, en la súper potencia que domina y controla el mercado mundial, y tiene militar, económica y comercialmente sometido al resto, sino a que ese país cuenta con la mayor tasa de emprendedores y de genios visionarios del mundo, 99,999 por cada 100,000 habitantes. Incluso, cuando un inmigrante latino llega allá se transforma en un ser más sabio y talentoso, o si no, ¿cómo se explica que por el mismo trabajo que ejercía acá perciba un mejor salario allá?

Han encontrado la forma de presentar a quienes nos dominan como seres en extremo bondadosos. Si durante siglos nos pintaron a las autoridades de todo tipo, monárquicas, religiosas, políticas, como la justicia y la bondad hechas personas, a los multimillonarios de hoy nos los presentan, no como lo que son, unos depredadores crueles y voraces, quienes en su afán por apoderarse del mercado han quebrado y arruinado infinidad de empresas competidoras, sino como los mayores benefactores de este mundo, seres nobles, y de buen corazón, a los que les duele la pobreza y se la pasan haciendo obras de caridad.

Multimillonario que se respete es filántropo, y ante la opinión pública vive más preocupado por ayudar a los pobres y por hacer donaciones que por forrarse en billete. ¿Cuántas veces ha donado Bill Gates toda su riqueza?, y aun así le queda dinero de sobra para liderar esos ranking, ¿quién explica eso? En fin, todos ellos son la personificación, no de un crimen social y económico, sino la prueba de que sí se puede. Algunos, de ellos, como Elon Musk y Mark Zuckerberg, son tan sencillos y humildes que incluso calzan tenis y viven por debajo de la línea de pobreza.

En fin, los ricos de este mundo son las mejores personas, nos quieren y se preocupan por nosotros.

Han encontrado la forma de convencernos de que son indispensables para la economía. Sólo si ellos, los ricos, están bien, la economía va bien. ¿ Bien es qué? R: tapados en plata. Lo mejor para ellos, es lo mejor para todos. Su éxito es el nuestro. Al espacio no solamente fue Jeff Bezos, al espacio fuimos todos con él. Sólo bajo su mando y trabajando por sus intereses – eso sí, bien barato – , podemos dejar de ser pobres y progresar.

Subir los salarios a los más pobres, bajar el precio a los alimentos, establecer contratos laborales a término indefinido, cobrarles más impuestos a los más ricos… toda ley que medio beneficie a los más pobres es mala para la economía, aumenta la inflación, el desempleo, quiebra empresas, ahuyenta la inversión extranjera, las obliga a irse del país, a sacar su capital… lo único que no es malo para la economía es que un solo fulano sea dueño de 50 grandes empresas, y se embolsille un billón de pesos en ganancias. A eso le llaman justicia social.

La salud, las pensiones, los servicios públicos, todo debe ser manejado y administrado por ellos. Porque sólo ellos son capaces de hacerlo bien, de crear empleo, y de generar bienestar, desarrollo y progreso para el pueblo.

Tan seguros están de que nos hemos tragado enteritos todos estos cuentos, que han tenido la desfachatez y el descaro de plantear como teoría económica el siguiente exabrupto: “lo mejor es que, primero, nosotros nos hinchemos, estemos a reventar de billete, para que ahí sí empecemos a dejar gotear y escurrir algo de riqueza”. Algo así, como “yo solito me como el pan recién horneado, mientras ustedes se pelean por las migajas que caen al suelo, ¿les parece?”. Y en esas estamos, llevamos años esperando a que Jeff Bezos se sacie, a que Elon Musk se sacie, a que sus equivalentes criollos se sacien, pero, por lo visto, falta una eternidad para que eso pase.

(Visited 1.276 times, 2 visits today)

Etiquetas

PERFIL
Profile image

Jorge Amado.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

Más posts de este Blog

  • Sin categoría

    Perezofobia

    Quien aún hoy no hace parte de una minoría, o de un grupo vulnerable u “odiado” está jodido. Y(...)

  • Sin categoría

    Marihuana, la hierba sagrada

    Hace  poco se intentó, por enésima  vez, prohibir el consumo  de yerba en parques públicos, pero, como siempre que(...)

  • Mundo

    ¿Por qué hay pobres en el mundo?

    A lo largo de la historia, quienes han ostentado el poder han encontrado siempre la forma, no solo de(...)

  • Colombia

    @todoregalado

    Increíble que un país en el que a la gente que paga cumplida por su salud no la atiendan,(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

"A partir de este momento, el municipio de Soyapango, está totalmente(...)

2

El Ministerio de Educación Nacional realizó ‘La Noche de Los Mejores(...)

3

Dios nos habla por medio de nuestros sueños. Esta es una(...)

5 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. Si partimos desde su perspectiva, entonces en EE.UU no habría pobres y en Angola no habría ricos. Sin ir tan lejos, por ejemplo, hoy en día en Venezuela, hay personas que se ganan el mínimo de 28 dólares al mes, mientras que otros, con circunstancias personales similares y bajo el mismo contexto social y económico, pero trabajando duro y con esfuerzo, sacaron adelante algún emprendimiento sencillo y así sea vendiendo arepas en la calle, se están ganando mucho más que eso. Hace poco vi un video de una mujer que se ganaba 300 dólares al mes vendiendo arepas en la isla Margarita.

    Si bien, las circunstancias económicas de las naciones influyen, pues el talento, el trabajo, el entusiasmo, el esfuerzo, es mucho más relevantes que las circunstancias del país donde se vive.

    Yo he trabajado en programas sociales del estado, y fue muy evidente ver la actitud de pereza y parasitismo de muchas personas pobres que solo pretenden vivir del estado.

    Su posición sobre la causa de la pobreza no ayuda en nada a solucionar esa problemática porque, de alguna manera, refuerza actitudes displicentes hacia el esfuerzo y trabajo individual. Y es desde este trabajo individual donde está la clave del éxito, no solo personal sino de las naciones.

    Las sociedades parte del individuo y si el individuo no funciona, pues la sociedad tampoco lo hará.

  2. doningenio988116

    Si este ” columnista” tuviera la mitad de la inteligencia de Elon Musk o Bill Gates, sería millonario como ellos y no estaría perdiendo el tiempo escribiendo tantas bobadas.

  3. jeduardo268982

    Decepcionante, el docente tiene este espacio y es incapaz de hacer una análisis serio (asi sea en tono sarcastico), y solo le alcance para quejarse. Eso reafirma lo que usted dice, somos pobres por una economia interna debil, la vision historica pobre de sus dirigentes, y la falta de disciplina y esfuerzo del supuesto “pobre” orientada al logro. Si ud usa: -microsoft, hara mas rico a Gates,-un credito para comprar celular, hará mas rico al financiero local, -si consume la panela del comercial de tv, hara mas rica la multinacional, – si no accede al maestro adecuado y ademas no le pone ganas, su educacion será empobrecida. Los grandes capitales y economias fuertes se hacen con el aporte de sus consumidores. Todo empresario (grande o chico) sabe que un negocio tiene un curva lenta al inicio y cuando se estabiliza crece exponencialmente y al tener mas dinero del que necesita, gasta en mejorar su modus vivendi y lujos, o crea y compra mas empresas ( que generan mas riqueza concentrada). Probablemente ya se habra dado cuenta que el aumentar salarios no es un asunto de pobres y ricos sino de economia. Por tanto lo que hay que exigir a cualquier estado es que invierta correctamente el dinero que recibe en la mayor cantidad de servicios esenciales de bienestar general con calidad y acceso a todo el mundo ( educacion, salud, energia, saneamiento basico, vias, transporte (publico o individual todos sirven). Las oportunidades que tanto se piden ( y que nadie sabe definir con presicion dependen de la economia de mercado (local o internacional), del valor agregado que se le da a los insumos y del liderazgo con que se manejen dichas oportunidades. 50 años de subsidio a los cafeteros de Colombia demuestran lo insulso de una politica estatal para un negocio orgullo nacional, con bajo impacto economico y cultivadores y recolectores ( ahora venezolanos) siempre pobres. En conclusion no hay que esperar de los demas, trabaje, aporte en impuestos, vote con inteligencia para que se hagan politicas publicas correctas, capacitese e intente generar riqueza local.

  4. rafaelarevalo1220

    Con el titulo me animé, con los primeros dos párrafos me conformé, ya con el tercero salí corriendo. Es mas, ni sé para que estoy comentando semejante bodrio.

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar