Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog
Ya que andamos en septiembre, cada jueves de este mes procuraré escribir algunas cosas sobre el amor y la amistad. Hoy hablemos de algo de lo que hay detrás de esas de la vida en pareja, casados, arrejuntados (viviendo en pecado, como diría el Procurador), novios, etc.
Yo soy de los pocos primos solteros en mi familia González. El único hombre, para más señas. Mis primos mayores me dicen “uy hermano, no se case, aproveche que está soltero” y ahí voy. Bueno, no es por eso que no me he casado, pero sí les hago caso en disfrutarlo. Mucho.
Y es que no es necesario estar casado para saber que el añorado “arrunchis” o el despertarse sintiendo el perfume de tu media naranja, vienen con aquello que no nos dicen en los cuentos de hadas. Esos cuentos terminan con el consabido “y vivieron felices por siempre” pero no dan detalles. Pues a raíz de eso, la junta de redacción de Marmotazos Inc. se dio a la tarea e hizo trabajo de campo con encuesta incluída.

Fuente: attackofthecute.com

Empecemos por la popular “cucharita”. No es tan maravilloso como lo idealizamos. Dormir con ella, de lado, abrazados, tú a su espalda… usualmente te enredas entre su pelo y su pelo se enreda entre tu boca. Claro, tú no quieres incomodarla y como la estás abrazando con ambos brazos, terminas sacando pelo a pelo con la lengua disimuladamente. Ni modos de escupir. Y eso que a veces nos toca olor a sábila, a coco, a girasol… ¡pero eso no siempre pasa!

Bueno, pero no siempre el pelo se entromete, no seamos injustos. Lo que sí pasa siempre es que tan pronto te arrunchas y encuentras esa posición perfecta, cuando respiras profundamente con una sonrisa de placer relajado, en donde ambos cuerpos parecen hechos el uno para el otro… te empieza a picar la maldita nariz. Puerca vida. O el tema del brazo “dormido” que más que dormido está despierto y jodiendo. Empieza a picar, se le va la sangre… y nosotros procurando el bienestar de Dulcinea estamos dispuestos a acercarnos a la gangrena. Así de lindos somos.

 Y lo maluco es que ella te va a decir “Ay, Ramiro, tu nunca te quedas quieto“. ¿Han notado que las mujeres tienen esa particularidad de ser absolutas? Siempre dicen siempre, o nunca. No hay términos medios. Entonces uno siempre se ríe muy duro, o nunca tiene cuidado para manejar, o siempre le coquetea a la cajera. “Juan, ¿siempre te la pasas haciéndole ojitos a la flacucha esa.” Y uno nunca se da cuenta. En serio nunca. Me dijo el esposo de una prima, como parte de la encuesta, que las peleas de moverse terminan en peleas de plata. Siempre (¿?)


Otro deporte extremo es escoger restaurante. Uno todo lindo las invita a comer (luego de un “ya nunca salimos”), y cuando preguntas en dónde le gustaría, te responde:

-No séeee… donde quieras, escoge tú. Cualquier cosa para mí está bien.
-¿Vamos a comer pizza? En la oficina me recomendaron un italiano buenís…
-Ay no, Mario. ¿Otra vez pizza? Siempre vamos a pizza, qué pereza.
Aplica para cine, porque uno SIEMPRE escoge las mismas películas. Pura bala y viejas. Obvioooo, como vivimos en un constante romance con ustedes, usamos el cine para cambiar la rutina. Deberían tomarlo de esa manera, ¿no?

Me contaba el mismo primo, Luis Ignacio, que a veces él se quiere quedar despierto un rato más, así que deja el televisor encendido, ojo, sin-vo-lu-men, para no molestar a su angelito divino mientras duerme. Pero no es sino que agarre el control y cambie para que ella, ternurita celestial, le diga “ay Luis, qué cambiadera tan cansona, tú nunca dejas un sólo canal“. Nunca.


 Algo con lo que siempre me voy a reír es con la salida a compras. Un plan típico es el de ir a comprar botas. Aprendamos algo, caballeros: Las mujeres nunca tendrán la cantidad suficiente de zapatos, botas y botines. Llegas al centro comercial, entras al primer local de botas que ves, ella se las mide y le quedan divinamente. Es que ni mandadas hacer.
-Ay no, no sé, es que esta hebillita me gustaría más en otro material.
-Mi amor, pero si no se te va a ver. Si las vas a usar con jean la vaina esa se tapa.
-Mmmm, no sé. Ven, vamos a otro almacén a ver qué encontramos.
Tras recorrer 16 almacenes repartidos en los 3 pisos del bendito centro comercial, 4 horas después, la criaturita de Dios te dice “Andrés, yo creo que las botas más bonitas fueron esas de la hebillita dorada, ¿te acuerdas?” Ni de riesgo le digas que no te acuerdas, aunque no sea cierto. Simplemente dile que sí y que ella te lleve. En fin… siempre van a escoger las primeras botas que se midieron. No luchen contra eso, es una ley de la naturaleza. Como la gravedad, pero sin guamazo contra el suelo.

Nosotros los hombres no nos fijamos en los detalles, la naturaleza nos diseñó para que nos enfoquemos en el bosque mientras que las mujeres se fijan en los árboles. Es por eso que ellas te describen a la perfección cada textura, color, pliegue… mientras que a nosotros sólo nos importa que la bendita camisa no nos pique en el cuello. Es por eso que no nos acordamos del aniversario, o de esa canción que le dedicamos el día del matrimonio de Camilo y Juanita, los compañeros de oficina de ella que hasta mal le caen a tu esposa. El problema es que siempre habrá un amigo desgraciado que SÍ SE ACUERDA. Maldito. Ese ser es el que nos hace quedar mal. El degenerado ese se acuerda de aquella vez que la blusa tenía una mancha en la manga izquierda y que ella la limpió con soda. Él se acuerda de la canción que estaba sonando en el ascensor el día aquel que ella comió espaguetis en el restaurante de siempre. Deberíamos hacer algo al respecto con ese personaje.

Al final ya uno deja de pelear porque la crema dental la espicharon por la mitad, según dice mi amigo. Digo, mi primo. O porque encuentras tu toalla mojada porque ella la usó para secarse el pelo, o dejó tirados los cucos en la silla de tu habitación. El truco es ese: hay que disfrutar los defectos, llegar a amarlos. No es tan difícil. Nosotros estamos llenos de ellos y nos amamos. ¿O no?

@OmarGamboa


Si quieren encontrar todas las entradas, están en este enlace: https://blogs.eltiempo.com/marmotazos/ En el botón “+ Seguir a este blog” pueden poner su correo electrónico para que les llegue cada vez que publico. ¡Así no se pierden ni una!

Pero si quieren les recomiendo algunas entradas anteriores: “Sal con alguien valiente“, “Estamos mendigando un servicio“, “Le pasó a un amigo: La cuchi-barbie“.


También estoy en Facebook, Linkedin e Instagram.

(Visited 9.685 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Ayudo a las personas a mejorar su perfil profesional, para vender más o hacerse más valioso en sus empresas. Trabajo construyendo Marcas Personales. Conferencista y profesor universitario. Bogotano por nacimiento, ingeniero de sistemas por educación (Universidad Nacional) y bloguero por gusto.

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Mi vida adulta comenzó el día que vi cuánto pagaba de(...)

2

El espíritu de la radio - Tito López https://open.spotify.com/episode/2YLJKOTVWfDpthRwr8JM8M?si=5f9a1622dd854623 Somos Canciones(...)

3

En un mundo donde las redes sociales dominan el panorama económico(...)

30 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. Hola Gamboa
    Vivir en pareja con la persona que uno ama es todo un reto, porque tanto el hombre como la mujer tienen sus características y defectos, por eso si la pareja quiere tener éxito cada uno debe concentrarse en tratar al otro como le gustaría que lo trataran y ser muy razonables, el hombre debe ser consciente de cual es su papel en la relación y lo que debe hacer para que la relación funcione y la mujer debe hacer lo mismo, se puede decir que la vida de pareja se asemeja a dos instrumentos que se afinan para que suenen armoniosamente, al principio no estaran entonados, pero poco a poco se puede lograr tocar una armoniosa melodía con los dos instrumentos, así es la vida de pareja al principio puede parecer difícil acoplarse a ese ser distinto al que nos hemos unido, pero luego de un tiempo podremos entonar una hermosa melodía de amor y felicidad producto del esfuerzo de ambos.
    Saludos y éxitos!!!

  2. Se le olvidó algo: Que después de recorrer 16 tiendas de zapatos, se dan cuenta de que las primeras botas que vio eran las perfectas, pero cuando regresan a comprarlas, ya se las llevaron. Y la odisea vuelve a comenzar.

  3. “El truco es ese: hay que disfrutar los defectos, llegar a amarlos. No es tan difícil. Nosotros estamos llenos de ellos y nos amamos. ¿O no?”

    Quería hablar de lo bello del comentario, de lo profundo o lo inspirado….. pero decidí que lo mas apropiado es decirle…. Póngale música y le queda un vallenato una belleza!!

  4. Buena tarde.

    Estoy de acuerdo,hay que disfrutar esos pequeños detalles, verlos con buenos ojos y es verdad, con el tiempo se empiezan a querer estos y los extrañas cuando tu pareja no esta. Omar, como dicen por acá mis amigos, mujer que no moleste es hombre, jajajjajajaja,
    Buena tarde para todos y gracias Omar por el marmotazo de esta semana, excelente lectura para empezar el fin de semana.

  5. mauricioangel0131

    Omar, como siempre excelente. Te doy mi aporte. Siempre que va a comenzar la sección de deportes del noticiero, a mi mujer le da por preguntarme cosas o a contarme algo sin importancia. Y cuando uno disimuladamente le presta más atención al televisor dice: “Tu NUNCA me paras bolas”. Y arranca la guerra fría hasta el otro día. Sigue escribiendo así. Saludos desde Medellín

  6. Excelente, como de costumbre! Yo creo que hay que aprovechar y disfrutar lo que hay en el ahora, llámese soltería, relación, vida en pareja o como quieran llamarlo.
    Cuando de verdad se ama/quiere/gusta el cabello huele delicioso, la arrunchada es lo máximo sin importar el cosquilleo del brazo y hasta el detalle más pequeño resulta espectacular.
    Me encanta leer este Blog. Espero todos los jueves la hora de llegar a leerlo y aquí ando! Saludos Omar!

  7. camilapulido1031

    La encuesta debería ser para mujeres también…descubrirías tantas cosas…inodoro mojado, todo sobre el lavamanos del baño, celos, sirili, celos, ego al 200% y si se descuidan gana ese personaje que seguramente se fija y pregunta como hacer feliz a su pareja…debe ser así para hombre y mujeres…

  8. camilapulido1031

    Pero el Blog no habla de los hombres que dejan el inodoro mojado jajajaja y el sirili porque la losa no quedó bien lavada o los celos de ellos y su ego de macho si uno les hace ver sus errores o cuando dejan todo encima del lavamanos y no lo vuelven a guardar o cuando se hacen los locos y no cambian un pañal porque eso ‘los hace menos hombres’…creo que no se puede hablar de una sola parte….y también deberías encuestar a las mujeres…si supiera tooooooodo lo que tenemos por decir…hay que escuchar a las mujeres y preguntar a su pareja: Eres feliz? y qué puedo hacer para hacerte feliz? así con nuestros defectos y ‘humanidad’ a flote…y con relación a ese personaje que si se acuerda de los detalles, deben hacer lo mismo que él si no quieren que ella se vaya con ese otro…

  9. Es un buen artículo, más cómico que realista, hay otro tipo de parejas con vida de pareja, donde tenemos la fortuna de contar con una mujer guerrera y todo terreno, donde esas situaciones que menciona el articulo ni siquiera existen o definen la existencia de una vida de pareja.

  10. Pues en mi caso yo no necesito de miles de zapatos y la verdad después de hacer compras con mi novio me di cuenta que es más complicado que el elija unos pantalones que le gusten o le queden bien, a que yo me decida por unos zapatos. Yo agregaría que siempre nos damos cuenta cuando miran otras mujeres.
    Me gusto mucho el articulo, me reí leyendo y la exactitud de la descripción es muy cierta.

  11. El pelo es lo que mas incomoda? No ha experimentado la sensación de amputación del brazo que se encuentra debajo de la hermosa cabecita de la dama. Después del hormigueo, dolor, enrojecimiento, llega la sensación de no sentir el mismo.

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar