Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Me encanta ser un clase media. De esos que disfrutamos lo mismo un petaco de cerveza en una tienda, que un coctel en el Nogal, que nos gozamos por igual una langosta que una morcilla, (de la angosta o de la gruesa), una noche de sushi o destapar un tarro de atún Van Camps para revolverlo con la pega del arroz.

Ser de clase media colombiana no es una condición social ni económica sino una forma de ser, de entender el mundo, de afrontarlo y de gozarlo. La mayoría crecimos jugando banquitas en la calle, hasta que el dueño del balón se emberracaba o al gordo que tapaba, le daban un balonazo en plena cara. Jugábamos soldados libertados, carreras de tapas de gaseosas, bolitas de cristal o ponchados. No existía el whastapp pero aprendimos a chiflar, nos robábamos las frutas del Carulla, echamos pólvora y globos en Navidad, nos alegrábamos al soltar un dobladillo, fuimos al teatro Imperio a ver películas porno y al 20 de Julio a pagar una promesa. De alguna manera, los que somos de clase media somos una especie de gamines reformados, gente de bien, que nos reímos de la vida, que no nos da pena decir que andamos en Transmilenio, que compramos a crédito con la tarjeta de Codensa, que hacemos mercado en el Éxito y ahora en el D1, que hicimos un cursito de inglés en ‘el Colombo’, que aún debemos el carro y parte de la casa, que nos casamos por la iglesia y nos separamos por notaria y que ahora vivimos “ rejuntados”.

Los de clase media somos gente buena. De esos de los que las niñas bien se enamoran y enloquecen hasta que nuestra exigua billetera las aburre, pero siempre dejamos buen recuerdo. Pagamos nuestro estudio con el crédito de Icetex al que accedimos luego de rogar en la familia por un fiador con finca raíz y nos hemos superado, pero aunque hayamos subido en la escala socioeconómica, las mañas no se borran y por eso somos felices, porque sabemos reírnos de lo que nos pasa, de lo que nos aflige, de nuestras propias lágrimas. No es que no tengamos aspiraciones como piensan los ricos, porque como dice Galeano “soñamos como sueñan las pulgas con tener un perro” sino que nos gozamos lo que tenemos y entendemos que la única felicidad no está en la plata.

La clase media también sabe de estratos. Los hay de todo tipo: Los de clase media – alta, arribistas y posudos, que dicen ser lo que no son, que sueñan con un carro último modelo y un apartamento en Los Rosales o en Santa Ana. Los de clase media- media, que compramos la ropa en Arturo Calle y Falabella, que escuchamos la W, que disfrutamos yendo a Crepes and Wafles  y a Bogotá Beer Company, compramos carro a crédito y soñamos con un hijo graduado en la Javeriana o el Rosario. Los de clase media- baja, que se gozan un funeral, un partido de la selección, un viaje a Girardot o lo que sea. Gente sin complejos, que se ríe sin miedo, sin pena y sin prisa.

La clase media mueve el mundo, mueve el país. Somos el jamón del sándwich, la alegría y el trompo de poner. Nos faltarán cosas pero la pasamos bien y nos reímos sin pedir permiso…

@malievan

www.enmodoquickly.com

(Visited 19.952 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Reflexiones de a pie de un ciudadano en bus. Notas cotidianas con humor y sobretodo con dolor. Periodista, escritor de libros y novelas, Creador de Atardescentes .

Más posts de este Blog

  • Política

    Los hijos de nadie

    Todos somos hijos de alguien pero hay algunos que son más hijos que los otros. Esa es la diferencia(...)

  • Vida

    El roto y los remiendos

    El mundo se divide entre los ilesos, los remendados y los rotos. Los primeros, en realidad, suelen ser pocos(...)

  • Vida

    Boronitas de otros

    He sido feliz a pesar mío. Amo a mis hijas, lo que son y lo que representan. Me caigo(...)

  • Vida

    Estoy trabajando y voy de afán

    No suelo ser un tipo de peleas. A lo largo de mi vida no me he agarrado a golpes(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Dios nos habla por medio de nuestros sueños. Esta es una(...)

2

Por: Cesar Corredor Velandia, docente del programa de Economía del Politécnico(...)

3

Soñar con amigos y familiares que fallecieron causa mucha inquietud a(...)

25 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. raul.pulidosanchez

    Mauricio muy buena nota, identificado con esa clase “media”…arriba, abajo, al centro y pa’dentro ….Así celebramos nosotros los de clase “media”
    Felicitaciones.

  2. Interesante que a la clase media nunca se nos olvida de donde nacimos y siempre escuchamos esa frase de los padres mijo maneje las cosas con humildad buen artículo y finalmente que bueno ser de la clase media

  3. pensadorlibre

    Excelente blog, usted escribe muy bien y me descrestó su punto de vista. Correcciones: No robé frutas en carulla, y no hago mercado en supermercados grandes, sino en medianos o pequeños, por aquello de la distribución equitativa de la riqueza 🙂

  4. jhonjairosinningf

    Excelente, me siento orgullosamente identificado… Ahhh y soy especialista de mi gloriosa Externado y futuro Magíster de la misma Universidad, así que ser clase media, no significa dejar de soñar, trabajar por obtenerlos y cosecharlos con la ayuda inmensa de Dios.

  5. Muy bueno Mauricio.

    Incluiria ademas q gozamos igual una aguapanela en la casa De las tia s como un Mojito en Harrys cantina, celebramos la compra de in nuevo TV en la casa invitando a los amigos a veros partidos el fin de semana siguiente pero si no hubiese para mas no nos importaria conectar un gancho de ropa para el Tele viejo de la sala, nos divertimos igual en las discotecas de la Candelaria que en los restaurantes de sopó…

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar