Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Intentar explicar nuestra bipolaridad es como intentar explicarle a un marciano, la malparidez de una tarde de domingo. Somos un poco esquizofrénicos porque generalmente pensamos una cosa, decimos otra y luego hacemos algo diferente y por eso siempre se nos ven las costuras.

Cambiamos de parecer con facilidad porque generalmente nuestras opiniones se basan en la emoción más que en la razón. O viceversa. Somos precoces eyaculadores mentales que vamos diciendo, que vamos hablando, que vamos proponiendo, que vamos prometiendo, lo que se nos viene a la cabeza, sin medir las consecuencias, sin pensar en los alcances, tal vez porque no entendemos, o no queremos entender, el valor de la palabra.

Somos como un pan blandito. Suaves, esponjosos, espichables, moldeables y cuando nos endurecemos somos como un pan viejo porque lo hacemos a destiempo cuando ya no hay nada qué hacer. O casi nada. Y hay que aceptarlo. La coherencia no es nuestro fuerte. Nuestra inseguridad se escribe con H de “ huecos sin llenar” . Nos encanta el Kamasutra y por eso variamos de posición a cada rato. Nos decimos de izquierda siempre y cuando nuestra nevera esté llena o el serlo no fuera más que una pose intelectual para sentirnos cool y con menos complejos de culpa. Nos decimos de derecha siempre y cuando las normas y los principios los cumplan los demás o el serlo no fuera más que una posición ante el mercado. Nuestra espiritualidad depende del nivel de nuestros líos porque nada nos vuelve más religiosos que un problema no resuelto o una enfermedad sin solución. No nos gusta la soledad, pero hacemos lo posible por alejar a los que están cerca. Cuando estamos en pareja miramos al del lado porque nada produce más adrenalina que mirar el plato de sopa de los otros. Somos individualistas pero actuamos en manada. Reímos para enmascarar nuestro dolor y fingimos lo que no sentimos. En la mañana decimos que lo amamos y en la tarde lo puteamos. Hoy decimos que sí y la semana que viene decimos que no. Y es que el problema no está en cambiar de opinión sino hacerlo en forma tan constante.

Sentimos la necesidad inmensa de prometer, como si el no hacerlo nos condenara. Nuestra incontinencia verbal nos hace prisioneros porque nos arrepentimos casi al mismo instante que la palabra sale por la boca. Nuestro nivel de compromiso siempre se resuelve por el lado más delgado: los demás, que son los que se joden, que son los que llevan del bulto.

Como ve señor marciano, no es que haya  mucha vida  inteligente y hay cosas que no tienen explicación…

 

@malievan

www.enmodoquickly.com

(Visited 2.428 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Reflexiones de a pie de un ciudadano en bus. Notas cotidianas con humor y sobretodo con dolor. Periodista, escritor de libros y novelas, Creador de Atardescentes .

Más posts de este Blog

  • Deportes

    Fútbol y fritanga

    Que tumben la Ley de Garantías es preocupante, que Duque cometa todo tipo de tropelías es grotesco, pero lo(...)

  • Política

    Votar por Nadie

    Amigos: Yo de política no sé. Voto por intuición y por pura fe. No entiendo tus análisis sesudos, ni(...)

  • Bogotá

    En la ciudad de la furia (y de los miedos)

    Nunca aprendí a bailar y me arrepiento. Sin embargo, mi dislexia rítmica no impidió que en mi juventud lejana,(...)

  • Política

    Explosión de democracia

      Un vasito de agua, un madrazo y una candidatura presidencial, no se le niega a nadie. Y es(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

La oscura excentricidad del director de El Joven Manos de Tijera(...)

2

Cambium

Y así como todo cambia, que yo cambie no es extraño...(...)

3

Aquí dos BREVES de las HISTORIAS ; en donde el ORIGINAL(...)

2 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar