Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Somos un país de insatisfechos. Siempre nos hace falta algo y por eso vivimos siempre en plena búsqueda. Tal vez sea esa la razón por la que la vida nos corre tan aprisa o de la angustia sin pico y placa con la que nos levantamos cada día.

Y es que podremos ser escandalosos y bullosos cuando mete un gol James o Falcao o cuando Vives llena estadios, pero en el fondo sentimos que nos quedaron debiendo el centavo para el peso.

Vivimos entre la nostalgia y la melancolía, que se pueden parecer pero son tan distintos como un japonés y un chino. La nostalgia es desarraigo, decepción, es una especie de tristeza de domingo cuando a lo lejos suenan las campanas para misa, pero nada que una pola con amigos no ofrezca solución. La nostalgia, viene y se va, no es un estado permanente y puede convertirse en un motivo. La nostalgia nos empuja a recordar, a devolverse a lo vivido, un viaje de regreso a las fotos, las canciones, los olores, los sabores y las memorias. La nostalgia, aunque triste, no deprime, porque siempre habrá la posibilidad de sonreir al evocar.

La melancolía, en cambio, tiene olor a tierra fría y no se siente ni en el corazón ni en el cerebro. Nace y muere en las entrañas y por eso duele tanto. Es un hueco en la boca del estómago al mejor estilo de una caries en la boca de un niño sin Sisben. La melancolía apachurra, aprieta, inmoviliza, empequeñece, estanca y frena. Se apodera de nosotros, nos habla al oído, nos maneja. Nada nos salva, nada nos cura, excepto el tiempo, que generalmente pasa lento. La melancolía viene en forma líquida, lagrimitas aplicadas por goteo o bien en forma de pastillas que impiden el olvido, que nos quitan el hambre, los sueños y las ganas de vivir. La melancolía es un dolor del alma,es entregar las armas sin requisa,un nosequé que nos mata y nos condena, un agujero insoldable por el que caemos sin remedio hasta tocar fondo que finalmente es la única posibilidad de rehacer nuestra existencia.

Nostalgia es entender que el calor ya no está en las sábanas y la melancolía es simplemente padecer el frío…

 

@malievan

www.enmodoquickly.com

(Visited 1.012 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Reflexiones de a pie de un ciudadano en bus. Notas cotidianas con humor y sobretodo con dolor. Periodista, escritor de libros y novelas, Creador de Atardescentes .

Más posts de este Blog

  • Deportes

    Fútbol y fritanga

    Que tumben la Ley de Garantías es preocupante, que Duque cometa todo tipo de tropelías es grotesco, pero lo(...)

  • Política

    Votar por Nadie

    Amigos: Yo de política no sé. Voto por intuición y por pura fe. No entiendo tus análisis sesudos, ni(...)

  • Bogotá

    En la ciudad de la furia (y de los miedos)

    Nunca aprendí a bailar y me arrepiento. Sin embargo, mi dislexia rítmica no impidió que en mi juventud lejana,(...)

  • Política

    Explosión de democracia

      Un vasito de agua, un madrazo y una candidatura presidencial, no se le niega a nadie. Y es(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Fue la lengua vivaz del vocero de la asociación Jóvenes por(...)

2

Como dice en la presentación del blog, soy un docente de(...)

3

Los proyectos ambientales en las organizaciones son una prioridad para la(...)

1 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar