Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

No es lo mismo un troglodita que un cafre. Un cafre, es un hijueputa a la carrera, que goza con el dolor ajeno, un sacaventaja, un abusivo, un despótico, un atrevido y además, un arbitrario. Un troglodita, en cambio, es ante todo un solitario, casi un ermitaño, terco, frentero, áspero que dice la verdad (su verdad, por supuesto) sin miramientos.

Cafre puede ser cualquiera. Troglodita, en cambio, es una forma de ser. En Colombia, por ejemplo, los cafres se dan silvestres, crecen en cualquier parte como las uchuvas, los ciclotaxistas y los locales del D1. Y además, es algo que se hereda. Es difícil que un cafre no tenga un cafrecito, de esos que empujan a los otros niños en el jardín y le jalan el pelo a las pecosas. Los trogloditas, por su parte, se van haciendo de a poquitos: un poco de desamor por acá, lectura solitaria por allá, matoneo colegial, pocas novias, desprecio por la moda y sobre todo, una personalidad a toda prueba.

Un troglodita no sabe de diplomacia. Es una piedra pómez, un kleenex de lija, una tos carrasposa en la garganta. Dice lo que piensa, pero antes piensa lo que dice. Es tosco, rudo, rústico, burdo, descortés, casi un salvaje. Sin embargo, es confiable, porque siempre viene de frente. Un troglodita se sabe un imperfecto, un ser lleno de mañas y manías, pero no se ufana de eso. Más bien se concentra en lo que hacen y dicen los demás, para restregárselo en la cara. No se burla de nadie (eso lo hacen los cafres) pero le encanta hacer visible lo que los demás, por pena, por hipócritas o por falsos, no son capaces de decir.

Como es un solitario, es autosuficiente, ya que entiende que es la única forma de sobrevivir. No es que no le importen las criticas, ni la opinión de los demás, pero como San Francisco de Asís, las necesita poco y las pocas que necesita, las necesita muy poco.

Los trogloditas tienen mala fama. Les dicen locos, desquiciados, amargados, atormentados, andropáusicos,  menopáusicos, misóginos, androfóbicos, resentidos, , atormentados, mortificados, excéntricos y anormales. Los cafres, en cambio, son seres paridos por el ano, como diría Carolina Sanín, un claro ejemplo de lo que es ser un troglodita, aunque muchos pensemos que a veces se le va la mano en el divismo para terminar convertida en una cafre de ocasión.

Tal vez el mundo sería mejor si hubiera más trogloditas que hipócritas. Y por supuesto, si hubiera menos cafres…

 

(Visited 1.041 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Reflexiones de a pie de un ciudadano en bus. Notas cotidianas con humor y sobretodo con dolor. Periodista, escritor de libros y novelas, Creador de Atardescentes .

Más posts de este Blog

  • Opinión

    La esperanza de los nadie

    Ni la fe, ni la ideología, ni las predilecciones sexuales ni mucho menos el hinchismo deportivo vienen en nuestro(...)

  • Vida

    Palíndromos y capicúas

    Creo en Dios todos los días, en el poder inagotable de la risa, en la fuerza misteriosa del silencio,(...)

  • Opinión

    La parla

    Somos expertos de un día. Para cada situación tenemos un compendio, una teoría, una solución ideal, una filosofía profunda,(...)

  • Política

    Los pisapasito

    El mundo se divide entre fantoches y pisapasito. Los unos gritan y los otros, joden. De los primeros hablamos(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Dios nos habla por medio de nuestros sueños. Esta es una(...)

2

Soñar con amigos y familiares que fallecieron causa mucha inquietud a(...)

3

"A veces llega a tu vida alguien distinto, alguien que te(...)

1 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. bonita descripción de personalidades, va implícita la moral, interesante forma de ver, yo los miro en cambio en forma distinta, pero llego a lo mismo, en realidad lo que hay son buenas personas y otras no tanto, lo bueno es que la vida es así y prefiero un troglodita que un cafre, igual me divierten ambos sabiéndolos llevar, cada quien tiene su locura adentro.

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar