Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

 

Viendo el techo retráctil del estadio de Cardiff  donde se jugó la final de la Champions y escuchando las declaraciones del alcalde Peñalosa, no pude menos que recordar a Goyeneche, uno de esos folclóricos personajes que de cuando en cuando aparecen en el panorama político de Colombia, como Moreno de Caro, Lucho el embolador y por supuesto, “cualquiera que diga Uribe”, como dicen ahora las encuestas.

Gabriel Antonio Goyeneche, era un portero de la Universidad Nacional, que se convirtió en eterno candidato a la presidencia de Colombia y que se caracterizó por sus propuestas novedosas: Pavimentar el río Magdalena porque al fin y al cabo saldría muy barato ya que no habría que invertir ni en agua ni en arena sino apenas en cemento, techar a Bogotá para evitar inundaciones, crear un periódico para financiar la construcción de escuelas, el pago de maestros y una muda para los niños, bombardear las nubes antes de que llegaran a la ciudad para que lloviera en la sabana y no en la capital. Otros locos como el Presidente José Manuel Marroquín propusieron un sistema de globos aerostáticos para transportarse en Bogotá, ampliar la Plaza de Bolívar tumbando los edificios aledaños para convertirlos en zonas verdes como planteó Le Corbusier, carros con hélices como pensó Rodolfo Rincón Sosa, “El Tunjo”. Si sus propuestas se hubieran hecho realidad, tal vez el presente de nuestra ciudad seria completamente diferente.

De alguna manera, Peñalosa, al igual que Goyeneche o Marroquín, ha sido un soñador, un visionario, si se quiere. A diferencia de Mockus que propuso cambiar a las personas, de Petro que soñó con una ciudad mucho más humana, o Moreno que se propuso llenarse los bolsillos, Peñalosa soñó con un modelo de ciudad, moderna y limpia con una movilidad garantizada, con una forma de inclusión muy particular. Y algunos pocos le creímos y guste o no, ahí va en la mitad de su segunda alcaldía.

Sin embargo, en honor a la verdad, a los pocos que votamos por él, se nos están acabando las disculpas y por eso en las reuniones familiares o en las charlas de café, lo mejor es guardar silencio y pasar de agache. Sigo creyendo que de lejos, Peñalosa es uno de los tipos mejor preparados para gobernar a la ciudad (así sus doctorados vengan con folleto de instrucciones) pero tenemos que aceptar que a los bogotanos se nos ha refundido la esperanza. Aceptemos esa verdad a medias que dice que encontró la ciudad hecha un desastre, pero ya han pasado más de quince meses y los ciudadanos del común no vemos cambio alguno. Quiero creer que se está trabajando por detrás, reconstruyendo lo dañado, enderezando lo torcido, arreglando todos los entuertos, rehaciendo lo doblado, pero lo real es que si no fuera por el trancón en la autopista norte y el embotellamiento en la autopista sur, pensaría seriamente en salir de la ciudad.

Seguimos en la discusión de una revocatoria, chimba por demás, porque se empezó a gestar ANTES de que asumiera su mandato, lo cual no suena lógico y mucho menos que la impulsen los que hasta hace dos años denigraban de ella. Filosóficamente, la figura de la revocatoria es buena en todos sus sentidos porque apunta a castigar a aquellos mandatarios que no cumplan su programa, pero hasta ahora Peñalosa ha encaminado la ciudad hacia donde prometió. En mi opinión, lo natural de las revocatorias (de esta o de cualquiera) es que pudieran votar únicamente los que lo hubieran hecho en la elección original, que fueron los que participaron y los que perdieron o ganaron. Es más, los que podrían alegar que no les han cumplido, son los que votaron por ese candidato y no los otros. Pero esa es otra discusión.

Desde que apareció en la escena política a Peñalosa le han criticado su forma de comunicar. Le reconocen como un buen gerente, pero lo acusan por su estilo egocentrista. No puede ser que un tipo tan viajado, tan reconocido y valorado por fuera del país, no haya aprendido la lección, que la verdadera ceguera es la que nace de su incapacidad para escuchar y este pareciera ser el caso. Peñalosa le apunta a que terminando su periodo, saldrá aplaudido, pero, ¿qué hacemos mientras tanto?. En ese sentido, es como esos maridos que creen que al final del sexo, la esposa saldrá con una risa en la cara, pero que no entiende que a las mujeres les gusta el juego previo.

Por eso, tal vez lo que necesitamos es otro Goyeneche que nos devuelva la ilusión.

 

PD. Quiero compartir con ustedes mi nuevo libro, “La Malpa”. Descarga gratis acá.

(Visited 1.054 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Reflexiones de a pie de un ciudadano en bus. Notas cotidianas con humor y sobretodo con dolor. Periodista, escritor de libros y novelas, Creador de Atardescentes .

Más posts de este Blog

  • Vida

    Nunca seremos olvido

    Errores comentemos todos, pero a veces lo que verdaderamente destruye es el tiempo que dejamos pasar sin pedir perdón,(...)

  • Política

    La trampa

    Hace muchos años, en algunas casas bogotanas, era muy común que en la mesa de centro de la sala(...)

  • Política

    Jodidos y radiantes

    La base del capitalismo es la divergencia, la desigualdad y la diferencia. Todos somos iguales, es decir, distintos. En(...)

  • Política

    Cuando la virgen suelta al niño

    Yo no recuerdo haber salido a marchar nunca en esta vida porque ejerzo mi derecho a disentir de maneras(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Dios nos habla por medio de nuestros sueños. Esta es una(...)

2

Soñar con amigos y familiares que fallecieron causa mucha inquietud a(...)

3

"A veces llega a tu vida alguien distinto, alguien que te(...)

3 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. bueno mauricio al igual que usted no entiendo muchas de las cosas que ocurren en nuestro país y también espero que peñaloza cumpla pero veo difícil empezando por el metro que según dijo al salir mas barato llegaría mas lejos casi que lo prometió hasta Suba si se hacia elevado ahora viendo las propuestas solo llegaría hasta la 64 y eso por la Caracas donde ya hay un transporte publico donde pareciera que quiere un metro que sea alimentador de los buses quien entiende eso pero la tapa de la Olla son aquellos que dicen que votaran por el que ponga Uribe uy jueldiablo como dirían en una comedia en que país viven estas personas, que miren como se despacho contra el pueblo en un foro en grecia por que lo que dijo no afecta a Santos afecta a todo Colombiano y por ahí derechito a usted que dice que vota por el que uribe ponga

  2. harold907978

    Señor Mauricio, excelente tema y me muestro completamente de acuerdo con usted, me sucede igual, prefiero cerar el pico frente a detractores de la actual administracion que discutir con ellos acerca de los logros que se consiguen paso a paso. Y tambien en que para revocar deberian votar los que votaron y no aquellos que nisiquiera su derecho ejercieron. He descaragado su libro el cual empezare a leer hoy mismo en mis momentos de ocio por lo cual estoy inmensamente agradecido con usted, buen detalle.

  3. Sr. Mauricio estoy de acuerdo con usted, Peñalosa intenta iniciar bien, pero se ha refundido en mil cosas que comienza pero no avanzan y ahora anda en el tema de su revocatoria que no le permite adiministrar esta ciudad. Gracias por compartir su libro, ya lo descargué.

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar