Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

 

Pekerman y Santos, se parecen de algún modo. Por estos días andan más solos que nunca. Tal vez porque ya todos saben que en poco tiempo no serán lo que han sido y que tendrán poco que ofrecer y por eso las palmadas y lisonjas serán cosa del pasado. Ambos viven la soledad a su manera. ¿Qué pensará Pekerman cuando la selección mete un gol y nadie se le acerca a celebrarlo? Siempre se voltea buscando un abrazo o tan siquiera una sonrisa, pero nunca encuentra a nadie. Igual le ocurre a Santos, a quien muchos de los parlamentarios que se decían sus amigos, no le contestan ni un whatsapp. En resumen, se les están viendo las costuras.

Incluso hoy, que aún no se han ido, todos le buscan su reemplazo, porque su ciclo huele a muerto, e inevitablemente, el juicio acerca de lo que hicieron mal o hicieron bien, lo hará la historia y eso dependerá de quien la escriba. Podrán ser buenos o perversos, pero a la larga, a ellos poco y nada importará, porque en el fondo de su corazón, se gozarán internamente su premio Nobel o su clasificación a dos mundiales, algo, que ni siquiera sus más feroces detractores, podrán negar. Que eso sirvió o no sirvió para los intereses del país, que costó un ojo de la cara y nada nos dejó, será tema de otra discusión, pero en un país acostumbrado a la disputa y la reyerta, esta quedará sepultada cuando haya otro trompo que poner.

Ambos escogieron ser impopulares, porque a los presidentes y a los técnicos de fútbol los queremos el primer día y al segundo, terminamos por odiarlos, porque sí o porque no, o simplemente, porque a fuerza de las circunstancias hacen las cosas al revés. No les importa ser mal vistos. A uno, porque su talante tímido y sobrio no le da para pensar en el cariño de desconocidos y al otro, porque siempre gateó en tapete y lo que digan de él, le resbala, porque sea como sea, la promesa que se hizo desde niño, de ser presidente como su tío abuelo, la alcanzó dos veces, para mal o para bien, con el agregado de haber firmado el fin del conflicto con las FARC y de paso, haber sido nombrado premio Nobel. Así no haya hecho nada más o como Pekerman que nos llevó a Brasil y a Rusia, pero que a la larga no cambió la forma colombiana de jugar, ni sembró una escuela ni un estilo.

Ambos tienen el sol sobre la espalda, pero a ambos eso poco les importa. De alguna manera sienten que hicieron lo que les tocaba, para lo que los contrataron o eligieron y que la alegría de haber sido lo que fueron, ya nadie se las quita. Así los odien, un poco más al presidente que al técnico de fútbol…

(Visited 263 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Reflexiones de a pie de un ciudadano en bus. Notas cotidianas con humor y sobretodo con dolor. Periodista, escritor de libros y novelas, Creador de Atardescentes .

Más posts de este Blog

  • Deportes

    Fútbol y fritanga

    Que tumben la Ley de Garantías es preocupante, que Duque cometa todo tipo de tropelías es grotesco, pero lo(...)

  • Política

    Votar por Nadie

    Amigos: Yo de política no sé. Voto por intuición y por pura fe. No entiendo tus análisis sesudos, ni(...)

  • Bogotá

    En la ciudad de la furia (y de los miedos)

    Nunca aprendí a bailar y me arrepiento. Sin embargo, mi dislexia rítmica no impidió que en mi juventud lejana,(...)

  • Política

    Explosión de democracia

      Un vasito de agua, un madrazo y una candidatura presidencial, no se le niega a nadie. Y es(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

La más reciente tragedia registrada es la del ingeniero Camilo Restrepo.(...)

2

Para el profesor Kahneman, a quien mencionamos en la entrada anterior,(...)

3

Los proyectos ambientales en las organizaciones son una prioridad para la(...)

1 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar