Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

 

En la vida he hecho muchas cosas. Unas buenas, otras malas, unas divertidas, otras no tanto, bien pagas, mal pagas, aburridas, cotidianas, creativas, pero ninguna tan retadora, provocadora y provocativa como la educación. Durante veinte años he sido profesor universitario en temas que tienen que ver con la comunicación y el periodismo. Luego de unos años sabáticos volví a la academia y ha sido una inyección de vida.

Fue poco tiempo, pero en realidad, algunas cosas han cambiado. Los jóvenes de hoy piensan distinto, hablan diferente, sienten otras cosas, quieren y sueñan de otra manera. Otras siguen intactas, porque aunque no comen entero, tampoco quieren masticar, poco escuchan y a pesar de sus gritos libertarios les siguen gustando más las recetas que los retos, la tranquilidad que los desafíos, las fórmulas que las provocaciones.

Los jóvenes de hoy piensan distinto, hablan diferente, sienten otras cosas, quieren y sueñan de otra manera.

Algunos dirán que  es locha y desidia, pereza o indolencia, comodidad o indiferencia. Yo simplemente creo que es miedo, físico culillo de aceptar que están vivos, que son los dueños de su propio destino, que las reglas no son más que menstruaciones esporádicas que vienen y se van, que el futuro no existe como tampoco los pasados, que la rumba y la recocha no son más que momentos creativos, creación de recuerdos perennes, que los yines y pulseras pasarán, como pasarán el hip hop y el reguetón.

 

Los jóvenes de hoy, y los de ayer y los de mañana, son, hemos sido y serán, una especie de hijos castrados del sistema, que o bien se adaptan y se absorben o bien se marginan y elevan sin eco sus voces de protesta. La religión, la familia, la sociedad y por supuesto la educación se han encargado de meterlos en la fila, de alinearlos, de hacer que “cojan juicio” como si nunca lo hubieran tenido.

 

Los jóvenes en todas las épocas han sido los hijos castrados del sistema

 

Por eso la educación  como decía Paulo Freire  ( y algo va de Paulo Freire a Paulo Coelho y a Paulo Roberto Falcao) debe ser una educación problematizadora. En sus palabras “no se trata ya de entender el proceso educativo como un mero depósito de conocimientos sino que es un acto cognoscente y sirve a la liberación quebrando la contradicción entre educador y educando. Mientras la “Educación Bancaria” desconoce la posibilidad de diálogo, la “Problematizadora” propone una situación gnoseológica claramente dialógica.

Desde esta nueva perspectiva, el educador ya no es sólo el que educa sino que también es educado mientras establece un diálogo en el cual tiene lugar el proceso educativo. De este modo se quiebran los argumentos de “autoridad”: ya no hay alguien que eduque a otro sino que ambos lo hacen en comunión”.

 

La educación en general y la universitaria en particular debe ofrecerle al estudiante la posibilidad de elaborar sus propias teorías, sus propias ideas de cómo cambiar el mundo y la profesión, de armar sus propios argumentos dentro de un espíritu solidario, creativo y respetuoso de las ideas ajenas. Alejar a los jóvenes de las recetas y las fórmulas  mágicas, darles la posibilidad de equivocarse, de fracasar, de volverse a levantar. Auparlos a que respeten las teorías y las ideas de algunas mentes brillantes que un día se atrevieron, pero invitarlos a que las superen, las modifiquen, las deconstruyan como seres eclécticos que saben que otros se inventaron el agua, pero ellos son dueños de sus propios hielos. Desmitificar la autoridad de los docentes y construir entre todos una nueva forma de entender el mundo y el país. Las aulas deben convertirse en campos de batalla, donde las ideas y los argumentos se crucen centelleantes y no haya vencedores ni vencidos.

 

En palabras del Papa, los jóvenes tienen la necesidad y la obligación de hacer lío, de desplegar  sus propias alas y elaborar su propio plan de vuelo.

(Visited 505 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Reflexiones de a pie de un ciudadano en bus. Notas cotidianas con humor y sobretodo con dolor. Periodista, escritor de libros y novelas, Creador de Atardescentes .

Más posts de este Blog

  • Vida

    Estoy trabajando y voy de afán

    No suelo ser un tipo de peleas. A lo largo de mi vida no me he agarrado a golpes(...)

  • Política

    Menos redes, más gobierno

    La vida antes era más sencilla, sin duda. Los papás, aunque se equivocaran, eran un ejemplo, el chicharrón alimentaba,(...)

  • Vida

    Verdad asintomática

    A los colombianos nos gusta suponer, teorizar y, en general, inventar nuestros propios cuentos. Somos los reyes de la(...)

  • Política

    Si Duque pudo...

    Independientemente de lo que uno pueda pensar sobre Iván Duque, hay que reconocer que entre chiste y entre chanza,(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Todos los periodistas tienen derecho a comunicar y los ciudadanos tienen(...)

2

Dios nos habla por medio de nuestros sueños. Esta es una(...)

3

Su nuevo álbum Takk... ("Gracias..."), ha salido hace poco. A mí me parece una maravilla, mucho mejor que ( ), que no me ha gustado tanto (...). No sé que opináis, pero para mí, el hopelandic nunca ha funcionado, es demasiado pretencioso y un poco tonto. A lo mejor no fastidia tanto a extranjeros que quizás no oigan la diferencia entre islandés y hopelandic, pero a mí me fastidia tanto que casi no lo aguanto.


Esa es exactamente la idea.

Me encanta Sigur rós, no lo voy a negar. Por lo tanto, es difícil que yo diga que no me gusta alguna parte de su música. Pero sucede que yo casi nunca le pongo cuidado a la letra de la música que oigo, en caso de que esa letra exista. Lo que dice Gudmundur (el autor del blog) me parece concluyente; como no somos islandeses ni hablamos islandés, no nos hace diferencia alguna oír a alguien cantando cosas sin sentido, pues sin importar lo que diga parece estar cantando en un idioma desconocido.

Parece ser que no creamos barreras ante lo que se diga en otros idiomas, y puede llegar a sonar igual de bien un poema en ruso que una sarta de ofensas pronunciada en el mismo idioma (claro está - si comos completamente ignorantes ante este lenguaje). Sabemos que se trata de otro idioma, y (como en el caso del islandés) si no tenemos idea acerca de éste, más uniforme será la impresión que produzca lo que se diga.

Entonces, ¿por qué es molesto oír "hopelandic" siendo islandés? Supongo que Gudmundur no será el único que sienta lo mismo, aunque seguramente habrá quien disfrute más cualquier pista de ( ) que otra que lo siguiera o precediera, y en su mismo idioma. Esta es la clase de cosas que siento que no se puede llegar a conocer del todo; supongo que habría que nacer islandés para entender.


Si quieren oír más de Sigur rós, les recomiendo Svefn-g-englar, Flugufrelsarinn y Gobbledigook.

En ese orden.


dancastell89@gmail.com
-->
Quizás no conozcan a Sigur rós. Esta puede ser una buena introducción a ellos, según lo que yo creo. Lo que sigue se llama Inní mér syngur vitleysingur, lo que significa algo así como "junto a mí canta un loco":




Sigur rós es una banda islandesa que existe desde hace casi catorce años (desde 1994). Los oí por primera vez en el cine, pues se utilizó su música en el trailer de la película Children of men (2006) - lo que suena es Hoppípolla ("saltando charcos"). Luego de eso me he enterado de lo reticentes que son sus integrantes a comercializar su producción, y he desarrollado un gusto inmenso por su trabajo. También tengo una afición irracional por Islandia, y no sé muy bien por qué.

Pero eso es otro asunto; vamos al grano.

Esta es la dirección de ojos de mosca, un blog sobre música islandesa escrito en castellano por un islandés. Hace un tiempo leía allí mismo una pequeña reseña que hacía el autor acerca de Takk..., el tercer álbum de estudio de Sigur rós. Y me pareció muy interesante la opinión que presenta la entrada. A ver si esta vez sí me puedo explicar.

El segundo álbum de Sigur rós se llama ( ). Sí, así se llama. Le debe su nombre tanto al hecho de que ninguno de los cortes que lo componen posee título (las ocho pistas se llaman Untitled 1, Untitled 2 y así sucesivamente - aunque luego del lanzamiento del álbum, los seguidores del grupo contribuyeron a nombrar las pistas una a una) como a una particularidad característica de Jónsi, el cantante; quisiera que trataran de descubrirla ustedes primero. Para eso, otro video; lo que sigue se llama Untitled 4, o Njósnavélin (la máquina espía):




¿Lo notaron?

Yo tuve que leerlo para caer en cuenta; no sólo usan un arco de chelo para tocar la guitarra eléctrica (lo que produce ese sonido tan intenso de vez en cuando), sino que Jónsi no canta en un idioma en particular. Lo que dice no está dicho en islandés; ninguna de las canciones que componen el disco lo está. Han llegado a llamarlo un lenguaje aparte (que no lo es): "vonlenska", o "hopelandic". Y esa es sólo una de las interesantes particularidades de este grupo.

Vuelvo al blog del islandés. Luego de tener un poco de idea acerca del grupo, transcribo (con estilo corregido, porque el hombre escribe ligeramente mal el español) su opinión sobre el disco que siguió a ( ):

Su nuevo álbum Takk... ("Gracias..."), ha salido hace poco. A mí me parece una maravilla, mucho mejor que ( ), que no me ha gustado tanto (...). No sé que opináis, pero para mí, el hopelandic nunca ha funcionado, es demasiado pretencioso y un poco tonto. A lo mejor no fastidia tanto a extranjeros que quizás no oigan la diferencia entre islandés y hopelandic, pero a mí me fastidia tanto que casi no lo aguanto.


Esa es exactamente la idea.

Me encanta Sigur rós, no lo voy a negar. Por lo tanto, es difícil que yo diga que no me gusta alguna parte de su música. Pero sucede que yo casi nunca le pongo cuidado a la letra de la música que oigo, en caso de que esa letra exista. Lo que dice Gudmundur (el autor del blog) me parece concluyente; como no somos islandeses ni hablamos islandés, no nos hace diferencia alguna oír a alguien cantando cosas sin sentido, pues sin importar lo que diga parece estar cantando en un idioma desconocido.

Parece ser que no creamos barreras ante lo que se diga en otros idiomas, y puede llegar a sonar igual de bien un poema en ruso que una sarta de ofensas pronunciada en el mismo idioma (claro está - si comos completamente ignorantes ante este lenguaje). Sabemos que se trata de otro idioma, y (como en el caso del islandés) si no tenemos idea acerca de éste, más uniforme será la impresión que produzca lo que se diga.

Entonces, ¿por qué es molesto oír "hopelandic" siendo islandés? Supongo que Gudmundur no será el único que sienta lo mismo, aunque seguramente habrá quien disfrute más cualquier pista de ( ) que otra que lo siguiera o precediera, y en su mismo idioma. Esta es la clase de cosas que siento que no se puede llegar a conocer del todo; supongo que habría que nacer islandés para entender.


Si quieren oír más de Sigur rós, les recomiendo Svefn-g-englar, Flugufrelsarinn y Gobbledigook.

En ese orden.


dancastell89@gmail.com

0 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

Aceptar

Ingresa los siguientes datos para enviar el correo


¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar