Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

En Colombia, para que una persona se torne incompetente, lo único que necesita es que se vuelva funcionario. Es tal vez la muestra clara de que Rosseau tenía razón: “El hombre nace bueno, pero la sociedad lo corrompe”.

Un funcionario es una mezcla rara de un troglodita con un cafre, que aunque se parecen, no son lo mismo. Un cafre es alguien que goza con el dolor ajeno, un sacaventaja, un abusivo, despótico, atrevido y además, hipócrita. Un troglodita, en cambio, es ante todo un solitario, casi un ermitaño, terco, frentero, áspero que dice la verdad (su verdad, por supuesto) sin miramientos.

Un funcionario es una mezcla extraña entre un troglodita y un cafre.

Cafre puede ser cualquiera. Troglodita ,es una forma de ser. En Colombia, por ejemplo, los cafres se dan silvestres, crecen en cualquier parte como las uchuvas y los ladrones. Y además, es algo que se hereda. Es difícil que un cafre no tenga un ‘cafrecito’, de esos que empujan a los otros niños en el jardín y le jalan el pelo a las pecosas. Los trogloditas por su parte, se van haciendo de a poquitos: un poco de desamor por acá, lectura solitaria por allá, matoneo colegial, pocas novias y sobre todo, una personalidad a toda prueba.

Otra diferencia que hay que hacer, es entre el funcionario de empresa oficial al funcionario de empresa privada. El primero es consciente que su puesto es temporal, porque ahí no vale ni el conocimiento ni la sabiduría sino el nivel de influencia y de palanca que pueda tener. Por eso, sabe que debe aprovechar su cuarto de hora para decir, para hacer, para hacerse célebre. El funcionario de empresa privada se goza ese momento y su actitud depende de su biorritmo: si está en las buenas, es amable, querido, afable, cordial y simpático. Si está en las malas, hace valer el poder que le da su metro cuadrado y eso opera desde celador hasta presidente ejecutivo.

Un funcionario siente la imperiosa necesidad de hacerse célebre, no importa cómo.

Un funcionario se caracteriza por la necesidad casi orgásmica que tiene de volverse famoso y por eso, las declaraciones tontas y abusivas son lo suyo. En estos tiempos de redes sociales, entre más ‘likes’ consiga, entre más tendencia se vuelva, mejor, sin importar la forma, porque confía plenamente en nuestra mala memoria, porque exfuncionario de alto rango, despedido o renunciado que se respete tiene carta blanca para ser contratado como analista de medios, director de ONG o funcionario del Banco Mundial. Desde allí, pontifican sobre lo divino y sobre lo humano y critican sin piedad a los que hacen o no hacen lo que ellos nunca hicieron. Igual nos pasa a los que nunca hemos sido funcionarios, que en charlas de café vemos todo fácil, sabemos la solución del coronavirus, el alza del dólar, el ataque de la Selección Colombia y hasta el rating del Canal RCN. Hasta que nos nombran, que es cuando nos llenamos de disculpas, porque uno solamente da consejos que nunca usa.

Un funcionario no tiene que demostrar nada de lo que dice porque sabe y tiene claro que mañana algún colega dirá algo más vergonzoso y que produzca más piquiña. Una reunión de exfuncionarios es una tertulia donde siempre hay un amigo que tiene una anécdota mejor. Por eso, no es que todos los funcionarios sean un fiasco. Hay otros que son peores…

www.atardescentes.com

Síguenos en Instagram: atardescentes

Síguenos en twitter:@atardescentes

Síguenos en Youtube: atardescentes 

(Visited 295 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Reflexiones de a pie de un ciudadano en bus. Notas cotidianas con humor y sobretodo con dolor. Periodista, escritor de libros y novelas, Creador de Atardescentes .

Más posts de este Blog

  • Vida

    Los fantoches y los bobos

    El mundo está lleno de fantoches y de bobos. Los unos y los otros se auto fagocitan día a(...)

  • Opinión

    La miopía de Dios

    Tengo la firme convicción que Dios no se levanta de mal genio un día y decide: “venga y le(...)

  • Opinión

    Las finanzas y la ideología

    No me gustan muchas cosas. Ni Uribe, ni Duque, ni Marta Lucía, ni Carlos Holmes. No me gusta el(...)

  • Política

    La libertad y el orden

    En este mundo extraño que estamos viviendo parecemos movernos en el falso dilema entre la libertad y el orden.(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Dios nos habla por medio de nuestros sueños. Esta es una(...)

2

Soñar con amigos y familiares que fallecieron causa mucha inquietud a(...)

3

La muerte del futbolista argentino Diego Armando Maradona volvió a sembrar(...)

2 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar