Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

La vida antes era muy fácil. Bastaba con chiflar a los amigos y pedirse ser Pelé, algo que en realidad estaba reservado por el dueño del Mikasa FT 5, una marca que fue el sello que identificó a más de dos generaciones.

Era fabricado por Mikasa Corporation, una compañía japonesa situada en Hiroshima que  alguna vez fue acusada de maltratar a sus trabajadores en las fábricas que tuvo en Tailandia. Fue fundada en  1917 y desde ese entonces ha fabricado  productos plásticos. Ya en los años 60, se especializó en pelotas para todo tipo de deportes, especialmente fútbol y voleibol.

El Mikasa era fútbol a otro nivel. Duro y sobre todo, duradero

Para los que tuvimos más calle que mundo, ese balón ha sido y será nuestro mejor recuerdo. Incluso hoy, cada vez que me baño, me parece ver grabados en mi pierna derecha dos triángulos en blanco y negro y una M borrosa que algún taponazo en una mañana lluviosa, dejó marcada para siempre.

Nunca fue balón de un mundial, no porque no fuera bueno, sino porque su fábrica jamás estuvo en la rosca de la Fifa. Lo que sí es cierto es que fuimos muchos los que pasamos nuestra infancia corriendo detrás de uno de ellos. Y es que el Mikasa FT5 era fútbol a otro nivel; los partidos se definían por cansancio, los arcos eran sacos o ladrillos, al primer gol nos quitábamos la camiseta, tomábamos agua de una manguera y cualquier pelea se arreglaba  con una gaseosa llena de boronas.

Meterle la cabeza a un Mikasa mojado era un acto casi suicida porque mataba más neuronas que fumar marihuana dos décadas seguidas y un balonazo en la cara era casi, casi como entrar en un coma inducido. Miedo era tener que meterse en la barrera en un disparo de tiro libre o patear muy duro y ver cómo el balón subía y subía para caer en la casa de la gruñona de la cuadra.

El Mikasa era el balón de los niños que jugábamos  fútbol por horas, tomábamos agua de una manguera y los arcos eran sacos o ladrillos

Nunca tuve uno porque entre todos mis amigos yo era el de la parte más baja de la cadena alimenticia y mi Niño Dios solamente me regalaba medias, calzoncillos y, en el mejor de los casos, unos tenis Croydon, no porque fuéramos muy pobres, sino porque éramos muchos.Soy de la generación en la que estrenar era bajarle el dobladillo al pantalón de los hermanos…

Por alguna razón los Mikasa de mi cuadra estaban reservados a los más troncos, a los más maletas. Unos niños regordetes, futbolistas asintomáticos, consentidos y ostentosos, que en navidad o en el cumpleaños salían a estrenar. Era ese momento hermoso cuando los demás nos olvidábamos de todo, nos hacíamos sus amigos temporales y a punta de matoneo sutil nos gozábamos la llegada del Mikasa,porque para interesados, los niños que no teníamos  balón y nos  gustaba el futbol.

Podíamos jugar el día entero en la calle o en el parque, a goles o por tiempo, sin arbitro y sin VAR, donde todo valía, incluso la palabra del que decía que no había sido gol y uno lo creía. Todo terminaba cuando la mamá del dueño del balón lo llamaba a tomarse la merienda. ¡Gordo desgraciado, como si el fútbol tuviera que esperar a que usted se tomara su Milo con galletas!

El tiempo pasó y  a los niños de hoy no les regalan el Mikasa  sino unas pelotas sintéticas, lindas e inmaculadas -y caras- que hasta da pena patear. Tal vez por eso el mundo anda como anda porque los niños de hoy ya no se piden ser Pelé y para completar, no saben chiflar.

www.atardescentes.com

Síguenos en Instagram: soyatardescente

Síguenos en twitter:@atardescentes

Síguenos en Youtube: atardescentes 

(Visited 1.059 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Reflexiones de a pie de un ciudadano en bus. Notas cotidianas con humor y sobretodo con dolor. Periodista, escritor de libros y novelas, Creador de Atardescentes .

Más posts de este Blog

  • Opinión

    La miopía de Dios

    Tengo la firme convicción que Dios no se levanta de mal genio un día y decide: “venga y le(...)

  • Opinión

    Las finanzas y la ideología

    No me gustan muchas cosas. Ni Uribe, ni Duque, ni Marta Lucía, ni Carlos Holmes. No me gusta el(...)

  • Política

    La libertad y el orden

    En este mundo extraño que estamos viviendo parecemos movernos en el falso dilema entre la libertad y el orden.(...)

  • Vida

    Falócratas de closet

    Hablar de machismo o  feminismo es como entrar con los ojos cerrados a una fiesta de policías del Esmad.(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Tengo la firme convicción que Dios no se levanta de mal(...)

2

Dios nos habla por medio de nuestros sueños. Esta es una(...)

3

Soñar con amigos y familiares que fallecieron causa mucha inquietud a(...)

5 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. olfancalderon0516

    Si señor esa fue nuestra infancia; todo el día dándole patadas a un balón y no nos cansábamos, y menos hablar de drogas, así fuimos felices. y hoy pobre juventud.

  2. Si, tiene razón, en Mexico 70 y Alemania 74 usaron Adidas Telstar Durlast. El Telstar Durlast fue el balón de fútbol oficial usado durante las Copas Mundiales de 1970 y 1974, similar en diseño al Mikasa pero no en materiales, el Mikasa era impermeable.

  3. Está seguro de que ese balón no se utilizó en ningún mundial ? En Mexico 70 y Alemania 74 jugaron con un balón muy similar, que balón era ? no era el Mikasa ?

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar