Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

En mi familia suelen pasar hechos muy particulares. De la mayoría de cosas que escucho que han pasado no tengo memoria o por lo menos no tengo la misma versión que tienen mis hermanos. Yo mantengo varias teorías: una, que efectivamente fui un niño recogido como me decían ellos hasta hacerme llorar. Otra, que desde chiquito yo era una vago callejero que solo respondía a los impulsos de mi edad y cuyo resultado salta a la vista en mis acciones de gamín reeducado de hoy en día. Y la tercera, es que esas cosas que pasaron nunca pasaron y no son más que versiones repetidas a través de la tradición oral de los almuerzos de domingo, que todos aceptamos como ciertas. Mitos urbanos, que llaman.

Sin embargo, eso que pasa en mi familia es a la larga lo mismo que pasa con la vida. Dicen, por ejemplo, que la historia la construyen los que ganan. Y es cierto. Los que pierden terminan por aceptar lo que les dicen que pasó. ¿Qué tal, por ejemplo, que la historia de América Latina nos la hubieran contado desde la playa y no desde los barcos? ¿O que el cuento de la Segunda Guerra Mundial nos lo hubiera recitado Hirohito y no Churchill o Roosevelt?

La historia la cuentan los que ganan, que son los que se apropian del relato.

En Colombia, para no ir tan lejos, el uribismo puro se ha hecho con puños y patadas al control del Centro Nacional de Memoria Histórica, no como un fortín burocrático – que también- sino porque de alguna manera se hacen dueños de la narrativa y el relato del conflicto, que les interesa mucho más que tres o cuatro puestos. De alguna manera, el que se apodera de la verborrea del relato se hace dueño de los hechos, que los otros, por pereza, por ingenuidad o por desidia, terminarán aceptando como cierto.

Chimamanda Ngozi Adichie es una escritora, novelista y dramaturga feminista nigeriana, a la que muchos en el mundo la reconocen porque ha hablado de lo que ella denominó “ el peligro de las versiones únicas”, que no es más que la tendencia universal a creernos un solo relato y hacerlo verdad de tanto repetirlo.

Los recuerdos son versiones de lo que queremos perpetuar.

En realidad yo creo que los recuerdos no son más que fugaces versiones de lo que queremos perpetuar. Los seres humanos vamos construyendo nuestra historia a partir de los recuerdos, como decía García Márquez para quien “la vida no es la que uno vivió, sino la que recuerda y cómo la recuerda para contarla”. Potenciamos o bloqueamos las memorias de acuerdo con nuestros miedos o nuestras alegrías, de acuerdo con nuestras fantasías o nuestras alucinaciones, de acuerdo con nuestras riquezas o nuestras poquedades. Igual pasa con nuestros presentes que terminan siendo tan solo exégesis subjetivas de hechos objetivos.

Mis hermanos aún me siguen matoneando cuando pongo en duda algún recuerdo en el chat familiar que sostenemos con desgano. No sé en realidad si yo tenga la razón o tal vez si fui un niño recogido. Lo único cierto es que hoy me siento un poco gamincito readaptado…

www.atardescentes.com

Síguenos en Instagram: soyatardescente

Síguenos en Twitter:@atardescentes

Síguenos en YouTube: atardescentes

(Visited 358 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Reflexiones de a pie de un ciudadano en bus. Notas cotidianas con humor y sobretodo con dolor. Periodista, escritor de libros y novelas, Creador de Atardescentes .

Más posts de este Blog

  • Deportes

    Fútbol y fritanga

    Que tumben la Ley de Garantías es preocupante, que Duque cometa todo tipo de tropelías es grotesco, pero lo(...)

  • Política

    Votar por Nadie

    Amigos: Yo de política no sé. Voto por intuición y por pura fe. No entiendo tus análisis sesudos, ni(...)

  • Bogotá

    En la ciudad de la furia (y de los miedos)

    Nunca aprendí a bailar y me arrepiento. Sin embargo, mi dislexia rítmica no impidió que en mi juventud lejana,(...)

  • Política

    Explosión de democracia

      Un vasito de agua, un madrazo y una candidatura presidencial, no se le niega a nadie. Y es(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Dios nos habla por medio de nuestros sueños. Esta es una(...)

2

Esta tradición anglosajona llega cada año con más fuerza a empresas(...)

3

En la primera parte de esta entrega, mencionamos la biblioteca de(...)

1 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar